David Gallego, el diamante en la cantera del Espanyol

The following two tabs change content below.

La llegada del técnico catalán al primer equipo del Espanyol desde el filial ha sido un soplo de aire fresco inesperado. David Gallego, quien dejó al equipo B campeón de tercera, se puso al frente del banquillo con unas estadísticas al alcance de muy pocos.

Las claves de David Gallego con el Espanyol

La principal figura que ha hecho un cambio radical desde su llegada ha sido Sergi Darder. El catalán, que con Quique no tenía un papel importante, ha sido una pieza imprescindible en el nuevo esquema. Ha dado juego y seguridad en el centro del campo, junto a la contención de Carlos Sánchez y Victor Sánchez.

El otro jugador clave en cualquier dibujo táctico del Espanyol, ha sido Gerard Moreno. El delantero centro perico ha transformado 16 dianas en toda la temporada en liga, siendo una pieza fundamental en la creación y en la definición de los ataques del Espanyol. Gerard —el que injustamente, según muchos, se ha quedado sin mundial— tiene su futuro en el aire. Varios equipos de la liga tienen la vista puesta en el punta catalán.  Villarreal y Valencia parecen los mejor colocados.

Los números de David Gallego

Trece puntos de quince posibles. Cuatro victorias y un empate frente al ya descendido Las Palmas. Además de ser el único entrenador que ha ganado esta temporada en el Wanda.

Diez goles a favor y dos en contra —ambos de penalti— dejan clara la solidez defensiva del Español, tras la llegada de David Gallego al frente del equipo. Mucha mejora en este aspecto, en el que con Quique Sánchez Flores era la máxima debilidad.

David Gallego Espanyol

David Gallego en rueda de prensa. marca.com

El futuro de David Gallego

Ni la directiva, ni el propio entrenador sabían si el año que viene seguirá al frente del primer equipo. Sin embargo, ya se ha confirmado que seguirá dirigiendo al filial la temporada que viene. El Espanyol, según varios medios, tenía claro que su principal objetivo para la próxima temporada era contratar a Rubí y así lo han hecho.