David Silva: la trayectoria del nuevo mago de la Real Sociedad

A sus 34 años, el español David Silva ha decidido hacer un punto y aparte en su carrera, dejando tras 10 dulces años el club que le ha visto triunfar. Cualquier calificativo al canario sabe a poco, «el mago de Arguineguín» «el Maestro» o «el Chino» son algunos de ellos. Un hombre que ha dejado huella en España, en Inglaterra y en la Selección nacional.

Tocado por una varita mágica desde pequeño y trabajador como el que más, asistente, timón y goleador en ocasiones clave. Entre su fútbol y su intachable personalidad ha dejado un estatus y un legado difícil de superar.


Probó su valía en Eibar y Vigo

Sus primeros toques con el esférico llegaron de la mano del UD San Fernando, lejos de Arguineguín, pues en su pueblo no había equipo benjamín. A los 14 años le dieron la posibilidad de incorporarse al filial del Valencia CF, en los que se formó hasta los 17 consiguiendo un campeonato de España cadete. En 2003 tendría sus primeras oportunidades con el Valencia C.F. Mestalla en Segunda División B, con el que jugó 14 partidos marcando 1 gol.

Una temporada después, en la 2004-2005, fue cedido al S.D. Eibar donde dio su salto de calidad jugando casi todos los partidos y ayudando al equipo a quedar cuarto en Segunda División. Anotó 5 goles.

Su nombre comenzaba a rondar por la libreta de varios ojeadores de España y su técnica marcaba la diferencia en cada partido. No fue hasta el año siguiente que debutaría en primera división en su cesión al Celta de Vigo. Fue ante el Málaga en Balaídos. Cada vez jugaba más y mejor. Marcó 4 goles.

David Silva explotó en el Celta de Vigo

La confirmación de una estrella en Valencia

Tras dos años de cesión en cesión acabó convenciendo para el primer equipo del Turia. La 2006-2007 vio cómo se alzaba una de las figuras de La Liga. Fue decisivo con sus goles y asistencias tanto en la competición doméstica como en Champions, torneo en el que destacó por su actuación ante rivales como Inter o Chelsea. Lo mejor de aquella primera temporada fue la buena conexión que logró con Villa y Morientes, creando así una asociación letal para cualquier defensa. Quedaron cuartos en Liga.

El siguiente curso en Valencia estuvo marcado por la irregularidad, destituciones de entrenadores como Quique Sánchez Flores o Ronald Koeman. Pero gracias en parte a la brillante aportación de Silva, el equipo logró alzarse con la Copa del Rey venciendo por 3-1 al Getafe. El canario intervino en 2 de esos goles. Durante dos temporadas más, David Silva junto con los ya nombrados Villa, o Mata ayudaron al club a competir contra los más grandes.

El canario seguía creciendo y cada año Europa se convertía en un escaparate para él. Un tipo discreto fuera del campo, pero elegante y efectivo dentro de él. Y entonces llegó el proyecto de Manchester.

Leyenda sky blue

Es imposible no relacionar los éxitos del Manchester City de hoy sin que te venga en mente el nombre de David Silva. Junto a Yayá Touré, Agüero y una serie de fichajes de alto nivel consiguieron levantar a un club que apenas había ganado 2 Ligas en más de 100 años de historia. Costó 33 millones de euros y firmó por 4 años, pero la comodidad que iba adquiriendo en el club y los títulos le han mantenido en el club hasta el día de hoy.

David Silva, ¿mejor español de la historia de la Premier?

Cada año, nuevas incorporaciones iban llegando, pero él seguía liderando un proyecto que se ha ido puliendo partido a partido. Habitual en las alineaciones junto con Hart, Touré, Kompany o Agüero, principalmente en la posición de mediapunta. Entrenado por Mancini, Pellegrini y Guardiola, con los que creció, mejoró y se curtió. Parecía que cada año era mejor que el anterior, sus directores técnicos solo hablaban maravillas de él.

Cuando llegó, era el equipo vecino el que lo ganaba todo y reinaba en Inglaterra, pero poco a poco la balanza se iba decantando para los «sky blues». Primero fue una FA Cup, y a partir de ahí 4 Premiers, 5 EFL Cup, 4 Community Shield y una FA Cup más.

Fue además máximo asistente en la primera Premier League en el año 2012 con Mancini. Titular salvo sorpresa y determinante casi siempre, jamás olvidarán a David Silva en Manchester. Son 435 partidos (puede sumar máximo 3 más), 77 goles y 138 asistencias. Un legado y un ejemplo para cualquier jugador es el que ha dejado el canario en el «City».

Clave en la mejor España de la historia

El 15 de noviembre de 2006, estando en el Valencia, fue convocado por primera vez en con la Selección de la mano de Luis Aragonés. En el Ramón de Carranza para un amistoso. El «míster» vio en Silva el jugador perfecto para iniciar un estilo que más adelante llevaría a la gloria a España, acompañado de los Xavi, Iniesta, Torres o Villa.

David Silva, clave en la mejor España de la historia

Clave en la consecución de la primera Eurocopa en 2008 jugando 5 partidos y marcando un gol ante Rusia. Sin embargo, con Del Bosque en 2010 su trascendencia disminuyó. Jugó solo 2 partidos en Sudáfrica, pero se adjudicó el ansiado Mundial.

Su mejora coincidió con sus actuaciones en el City y su madurez. Fue así que en la Eurocopa de 2012 se consagró como pieza fundamental, jugando 6 partidos y marcando 2 goles, uno en la final. El fútbol de España alcanzó la excelencia en parte por Silva y su magia, quien nos hizo disfrutar con actuaciones memorables.


En total han sido 125 partidos, 35 goles y 31 asistencias, retirado de la Selección en 2018 tras el Mundial de Rusia y admirado por todos.

La Real Sociedad, el próximo paso de David Silva

Era una incógnita donde acabaría jugando el mago canario, aunque en su entorno tenían claro que seguía con capacidad para competir en un gran club. Sonaron mucho el Valencia y, muy especialmente, la Lazio. De hecho, los italianos se tomaron muy mal su llegada a la Real Sociedad.

Con su llegada, los txuri-urdin se hacen con un jugador de mucha calidad entre líneas y que casa a la perfección con el sistema de Alguacil

Deja un comentario