,

¿Debería Griezmann ser Balón de Oro esta temporada?

The following two tabs change content below.

En una temporada normal en la que Portugal quede campeona de Europa de naciones y el Real Madrid de clubes, esto debería implicar que Cristiano Ronaldo lograse un nuevo Balón de Oro. Sin embargo, una campaña mediocre, siempre y cuando la comparemos con las precedentes, del portugués, no le da todo el favoritismo que se pensaría, ya que a pesar de que tampoco ha sido el año de Leo Messi, hemos encontrado la irrupción, o más bien asentamiento, en la élite de un crack de talla mundial, Antoine Griezmann.

Y es que el del Atlético ha conseguido ser uno de los jugadores estrella de dos de los grandes equipos de esta temporada, como fue en primera instancia el equipo colchonero, que teóricamente no estaba preparado para competir con los más altos presupuestos en las grandes competiciones pero que a la hora de la verdad ha estado batallando hasta el final tanto en Liga, donde dos malos partidos en El Molinón y el Ciudad de Valencia impidieron que los rojiblancos acabaran festejando en Neptuno, y en Champions League donde tras eliminar a FC Barcelona y Bayern de Munich, sólo la tanda de penaltis impidió a los de Diego Pablo Simeone lograr el cetro continental. Tras ello, ha sido el gran artífice de que Francia pudiera soñar con lograr su tercera Eurocopa a pesar de su derrota en la final con el gol de Éder, ya que con sus 6 goles ha recibido el trofeo de mejor jugador del torneo y sobre todo, siendo el jugador capaz de marcar diferencias en partidos tan importantes como el de cuartos de final ante la República de Irlanda o el de semifinales ante Alemania.

Cristiano Ronaldo y Messi siempre han ganado el Balón de Oro desde 2010 Foto: midiario.com

Cristiano Ronaldo y Messi siempre han ganado el Balón de Oro desde 2010 Foto: midiario.com

Por todo ello, el de Mâcon se presenta como uno de los grandes candidatos a recibir el Balón de Oro, título que desde la unión con el Premio de Mejor Jugador del mundo FIFA parece un coto cerrado para los dos mejores jugadores del mundo, Leo Messi y Cristiano Ronaldo, pese a que no tengan su mejor temporada ni la más exitosa tal y como vivimos en 2010, donde asistimos a la proclamación de Leo Messi como mejor jugador del mundo, tras un decepcionante mundial de Argentina, por delante de Andrés Iniesta y Xavi Hernández ganadores de absolutamente todos los títulos disputados dicha campaña y estandartes del denominado tiki-taka que tanto el FC Barcelona como la selección española realizaban.

Pero, ¿por qué, o por qué no, debería recibir Antoine el premio?

¿Por qué debería llevarse el Balón de Oro Griezmann?

Griezmann ha evolucionado mucho en las 2 temporadas que lleva en el Vicente Calderón. Llegó siendo un jugador muy espectacular en el apartado ofensivo, con gran capacidad de desborde y goleadora pero ahora es mucho más, convirtiéndose en uno de los grandes culpables de la variedad de estilos que presenta el conjunto colchonero, que ya no sólo vive cómodo esperando al rival, sino que ahora, si tiene la pelota, es muy peligroso, dominando los tiempos de partido y llegando al área rival a través de combinaciones donde el internacional francés es uno de los grandes exponentes por su capacidad asociativa y de constante movimiento, ofreciéndose en todas las parcelas del ámbito ofensivo tal y como se demostró en la eliminatoria frente al Barça o en el partido de ida frente al Bayern en el Vicente Calederón. A ello le añade esa habilidad en el desborde y la punta de velocidad que ya tenía en su etapa Txuri Urdin y que le permite ganar la espalda de la defensa rival, junto con la adquisición, gracias a Simeone, de una gran capacidad de trabajo defensiva que le permite robar gran cantidad de balones y ser un incordio constante para la defensa rival. Todo ello ha conllevado que se haya convertido en el jugador más decisivo de la temporada a nivel de clubes, ya que si bien sólo ha anotado 32 goles en toda la temporada para el Atlético en comparación con los 48 de CR7, la importancia de los tantos del francés es superior, ya que suponen el 35% de los goles colchoneros en Liga y el 41% en Champions League por el 31% de importancia de los goles del portugués. Considerando que ambos equipos han llegado hasta el final con opciones tanto para ganar la Liga como la Champions, los números deberían dar cierta ventaja al francés.

Griezmann Balón de Oro

Antoine Griezmann debería ser uno de los grandes candidatos a ganar el Balón de Oro esta temporada. Foto: sportyou.es

Por otro lado, tenemos la Eurocopa, donde Griezmann ha jugado un papel diferencial siendo el máximo anotador con 6 goles y obteniendo el trofeo al mejor jugador de la competición, siendo importante en todos los partidos pero especialmente gracias a decidir algunos que se estaban poniendo muy difíciles para Les Bleus como contra la República de Irlanda o anotando los dos goles de la semifinal ante Alemania, mientras que el delantero del Real Madrid ha pasado inadvertido en casi todos los partidos salvo en el empate contra Hungría, que a la postre le dio la clasificación a los lusos como uno de los mejores terceros, o en la semifinal ante Gales, donde la inspiración de CR7 en los primeros 15 minutos de la segunda mitad dio a Portugal el pase a la final.

¿Por qué no debería llevarse el Balón de Oro Griezmann?

Hay 2 causas principales por las que Antoine no es el claro favorito a llevarse el Balón de Oro en esta temporada.

La primera son los títulos, ya que durante mucho tiempo, hasta la unión con el premio de la FIFA, en la entrega del Balón de Oro tenía una importancia enorme la consecución de títulos importantes a lo largo de la temporada y si bien el francés ha sido un jugador diferencial y el jugador más importante de dos finalistas, en ambas ocasiones se ha quedado ahí, en la final, sin alzar el título aunque haya estado tan cerca como en la prórroga ante Portugal o más aún en los penaltis de la final de Champions frente al Real Madrid.

La segunda es el mercado, ya que el Atlético pese a ser un club que va ganando más y más prestigio en Europa en estos últimos años, aún no tiene el mercado ni es conocido en los lugares más recónditos del planeta como sí lo son Real Madrid y FC Barcelona, cuyos partidos suelen aparecer en la televisión de cualquier lugar del mundo, cosa que no ocurre con los del club colchonero. Por ello y debido a que los votos de capitán y seleccionador de cualquier selección tienen el mismo valor, por ejemplo, los votos de Vanuatu o Islas Salomón  son igual considerados que los del capitán y seleccionador francés -pese a que esté prohibido que estos voten a Griezmann-, el ser mucho más vistos y tener mucha mayor repercusión mediática como ocurre con Cristiano Ronaldo y Leo Messi les otorga a ambos un mayor número de opciones de volverse a alzar con el título de mejor jugador de la temporada.

Pese a todo, nada está dicho todavía y un buen o un mal comienzo de campaña del de Mâcon, puede desnivelar la balanza para uno u otro lado, aunque parece, mal que nos pese a muchos, que la hegemonía CR-Leo seguirá vigente al menos una temporada más.