Un paso más allá del deporte

The following two tabs change content below.

Redacción

Perfil de redacción de SportBall.

No todo el mundo está preparado para el deporte extremo. Preparación física, nervios de acero y mucha formación son los tres pilares básicos de una buena práctica.

Toda actividad comporta un riesgo, y más si estamos hablando de deporte. El hecho de exponer nuestro cuerpo a ejercicios que van más allá de la actividad normal, ya comporta en sí un cierto peligro.

Si nos centramos en el deporte extremo, ese riesgo se eleva a la enésima potencia, porque ya no contamos solo con el esfuerzo del propio ejercicio, sino que sumamos otras variables, como la velocidad, la altura, la falta de protección o el terreno.

¿Qué nos reporta practicar deporte extremo?

Adrenalina puede ser la palabra más adecuada para referirnos a lo que buscamos cuando practicamos rafting, puenting, escalada o motociclismo. La sensación de exponernos a un riesgo real, libera en nosotros sensaciones que de otra manera no podríamos experimentar, lo cual es algo muy positivo, siempre que se tomen las medidas necesarias.

El equipo para realizar estas actividades es una pieza clave a la hora de lanzarnos a practicar cualquier deporte que comporte cierto riesgo. Cuanto mejor equipados estemos, y de más calidad sea aquello que nos está protegiendo, mayores sensaciones positivas conseguiremos. Lógicamente, a mayores necesidades, mayor coste, pero éste habrá que percibirlo como una inversión, y no como un gasto,. Gracias al equipamiento necesario, podremos disfrutar de aquello que nos apasiona de una forma segura.

Para mucha gente, el deporte extremo es una forma de vida.

Para mucha gente, el deporte extremo es una forma de vida.

Hay una diferencia sustancial entre el riesgo y el peligro, y es lo primero que debemos entender. Como decíamos inicialmente, siempre existe un cierto riesgo en cada uno de aquellos deportes que practicamos, el cual aumenta dependiendo del que elijamos, pero debemos marcar una línea muy importante para que no se convierta en un peligro real.

Algunos tipos de deporte extremo

De altura

Son todos aquellos que nos hacen despegar los pies de la tierra, para producirnos sensación de ingravidez. Dejarnos caer al vacío (paracaidismo), pender de una cuerda (puenting) o lanzarse a volar (parapente), son solo algunos de los ejemplos.

De velocidad

Sobre dos o cuatro ruedas. Motociclismo y automovilismo son sus principales estandartes, donde después entran variables como motocrossrally.

De agua

El mar y los ríos ofrecen casi infinitas posibilidades a la hora de practicar deporte. Ya sea buceando, nadando o encima de una tabla (surf), éste es uno de los medios preferidos por aquellos amantes del deporte extremo.

Como decíamos, el equipo necesario para llevar a cabo estas actividades es muy importante. Puedes informarte y adquirir aquello que necesites en web especializadas, como www.extremos.pro, que además de contar con interesantes artículos, te ofrecerá información para comprar al mejor precio.