Don Stephen Curry está de vuelta

El imparable Curry lanzando a canasta
The following two tabs change content below.

Jose Vicente Garcia Gomez

Maestro en Pedagogía Terapéutica. Aficionado al periodismo deportivo (Fútbol y NBA). Seguidor del Real Madrid y San Antonio Spurs.

Entradas recientes de Jose Vicente Garcia Gomez (ver todas)

Stephen Curry ha regresado de su lesión a lo grande, llevando a cabo una serie de actuaciones estelares al alcance de muy pocos jugadores en la NBA. Al comienzo de la presente temporada Curry comenzó adquiriendo un papel parecido al del año pasado, compartiendo protagonismo ofensivo con Kevin Durant y Klay Thompson, y formando uno de los mejores perímetros de la historia, amenazando a la Liga con crear una dinastía que sea recordada a lo largo de la historia.

Los Warriors son primeros en el Oeste y sólo han caído derrotados en 8 ocasiones en lo que va de temporada. La sorpresa caía el pasado diciembre cuando Stephen Curry se lesionaba, aunque por suerte para su equipo, sólo iban a ser unas semanas y parece hasta que le haya venido bien descansar un poco, porque ha vuelto mas enchufado que nunca.

Tras casi un mes de ausencia, el pasado sábado 30 de diciembre, reaparecía la estrella de Golden State en el Oracle Arena, para recibir a unos Memphis Grizzlies de Marc Gasol en horas bajas. La vuelta de Curry presagiaba puro espectáculo, y así fue. Memphis dio la talla, con un gran Marc Gasol que se fue hasta los 27 puntos, pero no pudieron con los Warriors que se impusieron por 141-128. Steve Kerr quiso mimar a su “crack” y le puso sólo 25 minutos para no forzarle demasiado, pero a él le sobra, cada vez nos queda más claro que este chico no es humano, recién salido de una lesión se fue hasta los 38 puntos, con 10 de 13 aciertos en tiros de 3, realmente increíble.

Stephen Curry firmó 10 de 13 en triples el 1º partido tras su lesión. De auténtica locura.

Stephen Curry firmó 10 de 13 en triples el 1º partido tras su lesión. De auténtica locura.

Tras la gran victoria ante los Grizzlies, los Warriors comenzaban 2018 con una serie de tres partidos en la carretera. El primero tendría lugar en el American Airlane Center de Dallas, donde los Mavericks pelearon hasta el final la victoria, pero a falta de 3 segundos para el final y con el marcador empatado 122-122, aparecía de nuevo Don Stephen para anotar el triple de la victoria y darle el partido a los suyos. Otros 6 triples para un total de 32 puntos en el segundo partido tras su lesión.

Sólo un día después viajaban los Warriors a Houston para enfrentarse a los Rockets y dejar claro quién es el verdadero dueño del oeste, aunque bien es cierto que el partido quedó algo descafeinado por las bajas de James Harden en Houston, y de Kevin Durant en los Warriors. El que sí estuvo fue Curry, que por tercer partido consecutivo fue el máximo anotador de su equipo, consiguiendo 29 puntos y 9 asistencias en la tercera victoria consecutiva de su equipo.

Y justo una semana después de su vuelta ante Memphis, finalizaba la serie de carretera ante Los Angeles Clippers, y Don Stephen quería terminar la semana de su vuelta a las canchas a lo grande, y así lo hizo, volvió a sentir el “picorcito” y destrozó a Blake Griffin y los suyos con nada más y nada menos que 45 puntos en 29 minutos, con 8 triples y un 50% en tiros de campo.

El imparable Curry lanzando a canasta

Stephen Curry. La estrella de los Warriors lanzando a canasta ante la mirada de Blake Griffin.

Anoche volvían al Oracle Arena para recibir a Denver Nuggets y buscar la quinta victoria consecutiva, y así fue. De nuevo Curry como hombre destacado con 32 puntos y 9 asistencias dio la victoria a los Warriors por 124-114. Otro partido más a un nivel de extraterrestre, y ya van cinco desde que reapareció hace 10 días.

Stephen Curry está a otro nivel, y nos lo ha vuelto a demostrar desde su vuelta, consiguiendo cinco victorias consecutivas para su equipo y promediando 35 puntos por partido en poco más de 30 minutos, así como 6 triples anotados por partido. Números absolutamente increíbles sólo al alcance de algunos privilegiados como él.