, ,

Hasta dónde llegará Aytekin y su “imparcialidad”

The following two tabs change content below.

Jose Luis Guerrero

16 años. Loco del fútbol y amante de la escritura. Sumando en este proyecto con muchísima ilusión.

Desde el pasado miércoles, cuando el Barça se clasificó con una remontada histórica (6 – 1) ante un PSG dolido e indignado por el cúmulo de fallos de Deniz Aytekin, árbitro alemán de origen turco, a favor de los culés, no ha parado de dar vueltas una bola que se está haciendo cada vez más grande, desde haber sido mandado dicho árbitro a la nevera (no arbitrar durante un tiempo hasta que la UEFA lo vea oportuno) hasta “reconocer” esta penosa actuación un auténtico fan blaugrana como es Hristo Stoichkov, que ha declarado en tono de chiste que lo quiere para la final, aunque luego quiso rectificar diciendo que hizo una gran actuación y que hubo un penalti para cada uno.

El árbitro estuvo perfecto. Se nota que sabe de fútbol. No, en serio, hay dos penaltis que no se pitan, uno para cada equipo.Hristo Stoichkov

Desde luego, está más que demostrado que el FC Barcelona está en Cuartos de Final de la Liga de Campeones gracias a ayuda arbitral. Es increíble cómo se tragó el penalti a Suárez y cómo no vio el penalti de Mascherano, por ejemplo. Ya incluso hace chiste de ello un auténtico emblema del club catalán, que debería sentir, como mínimo, un poco de vergüenza y no hacer la gracia con este tema, porque París quedó muy indignada a costa de este hombre.

La indignación de los jugadores del conjunto parisino fue máxima. Fuente: Google

Después de tantas quejas al videoarbitraje, yo creo que, después de este partido, al menos media Europa se pondrá a favor. Fallos así no deben tener cabida en el fútbol europeo, ese fútbol que se puede permitir cobrar millones y millones por los derechos televisivos, pero no es capaz de poner cámaras y hacer algo tan sencillo como ver la jugada como es debido. Después de todo, no creo que Aytekin sea el gran culpable, ya que él pita lo que ve (o al menos así debe ser); es la UEFA, que prefiere dar que hablar con los fallos arbitrales y las sospechas de maletines antes que poner monitores y cámaras que quiten todo esto y den limpieza al fútbol.