The following two tabs change content below.

Jordi Ribera

Los ingredientes de mi felicidad: Un balón de baloncesto, una canasta y un ordenador para escribir mis artículos.

La semana pasada analizamos al ala-pívot Wendell Carter, jugador de la universidad de Duke. Esta vez nos vamos a otra de las más prestigiosas universidades de Estados Unidos, Kentucky, para analizar a un alero de 18 años cuyo potencial es enorme. Hablamos de Kevin Knox, firme candidato a top 10 del próximo Draft y que jugará esta temporada bajo las órdenes de John Calipari. A pesar de que no dio el salto cualitativo que se esperaba en su último año en el instituto, sigue siendo considerado como una de las promesas con más “techo” de esta camada de 2018.

Kevin Knox es una de las grandes joyas del Draft 2018.

Kevin Knox es una de las grandes joyas del Draft 2018.

Kevin Knox es un alero (también puede jugar como ala-pívot) de 206 cm, hábil y versátil. Su altura es la ideal para su posición y, además, su envergadura de 213 cm le da ventajas en muchos aspectos del juego. Puede alcanzar los 272 cm sin despegar sus pies del suelo. Es un gran atleta, tiene una gran resistencia y aporta mucha intensidad a sus equipos. Es rápido y posee un buen salto vertical.

Su mecánica de lanzamiento es ortodoxa y efectiva, pues es capaz de anotar desde media y larga distancia. Es eficiente tanto en el tiro sobre bote como en el catch & shoot. Tiene un buen control de su cuerpo, y su habilidad y rapidez le ayudan a finalizar de forma excelente en transición. Es agresivo en sus entradas a canasta y busca el contacto con asiduidad, lo que provoca muchas faltas y, por lo tanto, un buen número de tiros libres a su favor. Hace grandes pases de aro a aro, al más puro estilo Kevin Love.

En cuanto a su defensa, el joven alero posee todas las cualidades para rendir excelentemente en esta parte de la cancha. Tiene un buen desplazamiento lateral, dado por su enorme versatilidad. En cuanto al rebote, le es muy sencillo atraparlos en ataque y anotar al instante. Cabe destacar que no tiene ninguna limitación en lo que a su físico se refiere. Además, su corta edad (se graduó en el instituto con 17 años) le da un enorme margen de mejora en estos aspectos, en los que se puede convertir en referente en un futuro.

La temporada de Kevin Knox en Kentucky marcará su futura carrera como jugador de la NBA.

La temporada de Kevin Knox en Kentucky marcará su futura carrera como jugador de la NBA.

Knox es un jugador sin una posición clara en la cancha. Debe establecerse en una y, probablemente, en la NBA rinda a un nivel más alto como 4 abierto que de alero. Abusa demasiado de su rapidez y tamaño en el aspecto ofensivo, pues carece de recursos técnicos. Necesita ganar kilos de músculo pues, en ocasiones, es desequilibrado al más mínimo contacto. Debe mejorar su juego sin balón y ser más inteligente en la toma de decisiones.

No tiene un gran manejo del balón y agacha la cabeza cuando se mueve por el perímetro. Si bien es un buen pasador, debe mejorar mucho su juego ofensivo. A pesar de su buena mecánica de tiro y sus buenas series de lanzamiento en ciertos encuentros, debe ser mucho más consistente.

Kevin Knox tiene un enorme potencial y, por ello, es posible que sea uno de los diez primeros seleccionados del próximo Draft. Sin embargo, deberá trabajar mucho en las debilidades que hemos comentado. De momento, tendrá en Calipari un gran mentor durante su, previsiblemente, corta etapa universitaria. Por supuesto, y salvo sorpresa, su impacto en la liga no será, ni mucho menos, inminente. Deberá tener paciencia y entrenar duro para que llegue su momento en la NBA. Condiciones para triunfar no le faltan. Todo, si no hay lesiones de por medio, dependerá de él.

Estadísticas de Kevin Knox a 01/01/18 en NCAA: 14.5 puntos, 5.6 rebotes y 2.1 asistencias.

Leer más sobre jugadores que se presentan al Draft 2018