El Getafe 2018-19 se ha ganado la licencia de soñar con Europa

José Bordalás Getafe

José Bordalás llego al banquillo azulón en septiembre de 2016 sustituyendo a Esnáider, con el equipo en descenso a 2ªB. Casi 3 años después, Bordalás ha situado al Getafe 2018-19 en la lucha por entrar en Champions League.

La entidad getafense ha crecido mucho durante estas 3 temporadas. Tras 12 años en Primera División, se consuma el descenso a Segunda en 2016, aunque poco duraría la estancia en el infierno. Fue la llegada de Bordalás la que cambió totalmente el rumbo del equipo, de estar en descenso a acabar el año en promoción de ascenso. Ascenso que se consumo después de batir a Huesca y Tenerife en el play-off. Tan solo un año después el Getafe volvía a la élite. La mano del técnico alicantino ya marcaba una forma de jugar y competir que auguraban un proyecto sólido.

En su vuelta a Primera el Getafe lograba un meritorio 8º puesto acabando a 3 puntos de Europa. 15 victorias, 10 empates y 13 derrotas fueron el balance de la primera temporada del regreso al máximo nivel acabando con 55 puntos.

2018-19: máximo apogeo del Getafe de Bordalás

Comienza la actual temporada y el objetivo del Getafe es claro: asentarse en la máxima categoría. Actualmente los azulones están cumpliendo con creces, ya que no han mirado al descenso en todo el año. En la jornada 26 el equipo está situado en la 4ª plaza, es decir en Champions League. Las cosas han cambiado y mucho estos 3 años al sur de Madrid.

El Getafe cuenta con una plantilla equilibrada, joven y ambiciosa que se ha adaptado a la perfección a la idea de su entrenador. La solidez defensiva es su principal atributo, claro está que si te marcan pocos goles es mas difícil perder, pues el Getafe es el tercer conjunto menos goleado. Tan solo 23 los goles concedidos. Una garantía de éxito que se sustenta en un equipo solidario en el trabajo y generoso en las ayudas. El 4-4-2 es el sistema más utilizado por Bordalás. 4 defensas, doble pivote con dos alas en la media y dos puntas arriba es la formación preferida durante este curso.

Jorge Molina Getafe 2018-19

A pesar de los buenos números, el equipo no ha logrado escapar de las críticas. Críticas recibidas por el juego, que algún sector tacha de duro y poco vistoso. Jugando en ocasiones al limite del reglamento, puede gustar más o menos, pero Bordalás ha conseguido sacar el máximo rendimiento de su plantilla.

Nombres propios de la plantilla de Getafe 2018-19

En el innegociable 4-4-2 hay nombres propios que son los artífices del buen hacer del equipo. David Soria, quien aterrizaba este verano en Getafe, se ha convertido en el guardián de la meta azul. Ha jugado los 26 partidos de liga hasta el momento. Damián, Djené, Cabrera y Antunes son los defensores de gala para Bordalás. 4 hombres con un gran físico, buen juego aéreo y mucho trabajo para dar seguridad al equipo. Dicen que los equipos se construyen desde abajo, y con estos 5 hombres, el Getafe tiene muy buenos mimbres.

Maksimovic firmaba este verano procedente del Valencia, y se ha convertido en un referente en la media. Junto con el uruguayo Arrambarri forman un doble pivote que es el termómetro del equipo. Ellos dos marcan la pauta, si hay que correr o si hay que calmar el juego. 24 y 23 años respectivamente, juventud, ambición y personalidad no les faltan para llevar las riendas del equipo. Las bandas pueden ser ocupadas por distintos jugadores. Portillo y Amath parten con ventaja pero hay distintas variantes. No es extraño que Bordalás apueste por el doble lateral metiendo a Foulquier, Olivera o incluso Antunes en esta posición. Samu Sáiz, cedido por el Leeds, vuelve a la que fue su casa y es otra opción más ofensiva para las bandas.

El gran peligro del Getafe reside en su delantera

Llegamos a la dinamita del equipo. Ángel Rodríguez, Jaime Mata y Jorge Molina forman una delantera envidiable que acumula 26 tantos entre los tres. Mata llegaba este verano como pichichi de la Segunda División la temporada pasada, y está cumpliendo las expectativas. Otro gran fichaje para esta zona fue Sergi Guardiola, 22 goles el pasado curso, aunque ha tenido que salir cedido en busca de minutos.

Ángel vive su segunda temporada de azulón tras los 13 goles anotados el curso pasado. Otro referente del área que se compagina a la perfección con los otros dos killers. La joya de esta corona se llama Jorge Molina, que a sus 36 años vive su segunda juventud. Como el buen vino, cada temporada es un jugador más completo y con más recursos. Aporta experiencia a un grupo joven y ejerce de líder en un equipo de guerreros.

No sabemos si finalmente sonará el himno de la Champions la temporada que viene en el Coliseum, pero lo que es cierto es que el proyecto de Bordalás está vivo y ha cambiado la cara al Getafe. Con un estilo definido y una plantilla confeccionaba para el mismo, es probable pensar que la afición azulona se va a llevar muchas alegrías. Equipos como el Getafe, con presupuestos limitados, peleando entre los grandes a base de trabajo y esfuerzo. Razones sobran para que Bordalás esté orgulloso y satisfecho de su trayectoria en Getafe.