La era de Rodrigo

The following two tabs change content below.

Iker Silvosa

¿Quién lo iba a decir? Cuando Rodrigo Moreno llegó al Valencia en verano de 2014 se especuló que sería un delantero ‘TOP’ o, al menos, eso se le exigía después de pagar 30 millones de euros por sus servicios. Quizá esta presión pudo con él y le impidió ser el delantero que realmente era, pues sus dos primeras temporadas en Valencia fueron realmente grises: se veía un Rodrigo desconfiado, desacertado de cara a portería, poco efectivo. Esto le llevo a incluso ser pitado por la exigente afición che. No lograba encajar. Aunque eso sí, debutaría con la selección nacional española en 2014, después de maravillar en sus primeros partidos como valencianista. A partir de ahí, entró en una sombría racha que le acompañaría los tres siguientes años.

Rodrigo Moreno brilló con la Selección Española en el amistoso frente a Alemania.

Rodrigo Moreno brilló con la Selección Española en el amistoso frente a Alemania. marca,com

La explosión de Rodrigo Moreno con Marcelino

Fueron muchos los rumores de su marcha, pero él estaba convencido de que revertiría la situación y de que iba a triunfar en Valencia. En sus dos primeras temporadas no anotó más de 8 goles en Liga y Copa, cifras aciagas para un delantero. En su tercera temporada parecía haber recuperado su nivel cuando se lesionó de gravedad y estuvo fuera de los terrenos de juego durante un largo plazo. Parecía estar gafado, la suerte no quiso acompañarlo en sus tres primeras campañas en el club blanquinegre. En dicha temporada anotó 7 goles en los 21 partidos disputados.

Hay quien dice que la paciencia es la madre de las ciencias y que el éxito se basa en la perseverancia. Pues bien, en el caso de Rodrigo se ha cumplido. Después de tres nefastas temporadas, después de darlo todo entreno tras entreno, después de haber soportado lluvias y tormentas de críticas, después de haberse encontrado tantas piedras por el camino, al fin el camino parece llano, al fin la fortuna lo acompaña y al fin ha demostrado el delantero que es.

Fundamental en el esquema de Marcelino y uno de los favoritos para ser el 9 de España en el Mundial. Hace poco hablábamos de la importancia de jugadores como Kondogbia, pues bien, Rodrigo es también indiscutible; rapidez, buen desmarque y buen juego de espaldas, tres cualidades que lo califican del delantero ‘TOP’ que se esperaba. En 35 partidos ha anotado 16 goles, situándose a tan solo 2 de su mejor registro (18 goles con el Benfica en la 13/14). Además, en Valencia se tiene mucho aprecio a su honradez y humildad, así como también a sus pequeños gestos y detalles que le hacen ser grande. Todos recordamos cuando Rodrigo celebró un gol ante el FC Barcelona con una peluca naranja homenajeando al recién fallecido Jaume Ortí, muy querido por los aficionados valencianistas. O sin ir más lejos, en estos amistosos de selecciones previos al Mundial, el hispano-brasileño dedicó su gol al, también recién fallecido, hijo de Cañizares, señalando al cielo.

Rodrigo Moreno celebrando un gol con el Valencia CF.

Rodrigo Moreno celebrando un gol con el Valencia CF. deportesvalenciano.com

Por todo esto, Rodrigo Moreno es un buen ejemplo de superación y persistencia. En tierras valencianas es apodado ‘RodriGOL‘. Se ha convertido en un ídolo y, quien sabe, si futuras generaciones se acuerden de él como ahora nos acordamos de Villa o Kempes, quien sabe si acaba de empezar la era de Rodrigo.