NBA de ida y vuelta: estrellas europeas que prueban y se van

Abrines y Teodosic, estrellas europeas que no pudieron triunfar en la NBA

Que la NBA es la mejor liga del mundo, nadie lo duda. Que están los mejores jugadores, menos aún. Pero, ¿es la mejor competición para todos los jugadores? Hay estrellas europeas que no lo ven así y deciden irse de la NBA.

Cada vez más aficionados y poco a poco deportistas también, empiezan a ver a la NBA más como es una máquina de hacer dinero que como una competición deportiva. Una organización que se retroalimenta a sí misma y que usa a los jugadores como aceite y gasolina, que no pare la máquina.

Todos hemos asistido a un suceso muy extraño con la vuelta de Nikola Mirotic. Raro, porque no es un jugador que ocupara un papel residual en su franquicia, y más aún, porque disponía de una oferta para firmar un contrato millonario. Recordemos: 45 millones en tres años con Utah Jazz. Pero no solo eso, estaba en toda la rumorología para reforzar equipos candidatos al anillo en el este o el oeste.

Sin embargo, ha vuelto a Europa. Y lo hace por mucho menos dinero, con un contrato a largo plazo, 3-4 años, y con unas expectativas en torno a su figura enormes. Tendrá que estar a la altura de otros precedentes, de leyendas como Navarro, Spanoulis, Jasikevicius o si al final se concreta, de Teodosic.

Nikola Mirotic, en su etapa con los Chicago Bulls.

De MVP en Europa a especialistas en la NBA

Hace un tiempo hablábamos que el aumento del límite salarial en la NBA sería un problema para los clubes europeos, que no pueden ni acercarse a competir en salarios con la NBA. Un mínimo de veterano estaba parejo al salario de una estrella en Europa, y así asistimos a un éxodo masivo de estrellas europeas hacia la NBA. Chacho Rodriguez, Milos Teodosic, Ekpe Udoh, Brad Wanamaker, Shane Larkin, Mike James… Ya no eran solo jóvenes haciendo las américas, sino jugadores contrastados, con muchos años de carrera.

Sin embargo, estos jugadores que lo eran todo en Europa, llegaban para ser, en el mejor de los casos, unidimensionales. Los famosos jugadores de rol, y en la mayoría de casos, con una relevancia en el equipo residual.

Minutos y números vacíos

Si además formas parte de franquicias donde la aspiración es ver el año pasar, ganar dinero, pero perder partidos, hacer tus números, pero sin ningún impacto dentro o fuera del equipo más allá del propio ego, hay jugadores que sucumben a la desidia, otros a la frustración y en el caso de algunos de esos casos, se mueven buscando un papel principal en un equipo Euroliga.

Es otra cultura de club, de competición, y los casos de Mirotic ahora, junto a los antes mencionados, comparten una misma característica, se sienten infrautilizados.

Sergio Rodríguez, MVP de la Euroliga, no pudo triunfar en la NBA.

Quisieran ser en sus equipos lo que fueron en Europa

Hay otros casos en los que no hay una oportunidad real de demostrar la calidad que atesoran. Son asignados a un rol específico que, un jugador europeo con experiencia, le cuesta asimilar.

Nuevo futuro

No sé si veremos más situaciones parecidas en un corto plazo, el money es el money y en baloncesto está en la NBA. Sin embargo, es posible que se abra una puerta de salida para muchos jugadores si los emolumentos que recibirá Mirotic en el F.C. Barcelona generan el beneficio económico y deportivo suficiente para que los principales equipos consideren tentar a determinados jugadores en la NBA.

Posiblemente jugadores como Marjanovic, los hermanos Hernangomez, Ante Zizic, Osman, Furkan Kormaz, o incluso Goran Dragic, con roles y relevancia cada vez menor, o casi inexistente en la liga, puedan optar por el camino de vuelta a Europa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.