Euroliga: la toma de Constantinopla desde el puerto de Atenas

Previa Final Four 2017. Spanoulis es, una temporada más, la estrella de Olympiacos Foto: euroleague.net
The following two tabs change content below.

Jorge Gomez-Cornejo

Amante de deporte e historia a partes iguales. Amo el deporte de la canasta desde que tengo recuerdos, así como a genios como Ricky Winslow, Michael Jordan o Ray Allen. Me encantan tanto la NCAA como las competiciones europeas.

Entradas recientes de Jorge Gomez-Cornejo (ver todas)

Euroliga análisis Olympiacos

Un equipo de puerto griego tomando Estambul es la peor pesadilla que podría tener un turco, pero para el grupo de helenos que desea recuperar Constantinopla -nombre que en griego se daba a Estambul hasta la independencia en 1922- esto sería un sueño y en sentido figurado, es el objetivo de Olympiacos esta temporada.

OLYMPIACOS

Fichajes: Erick Green (B/E, Reno Bighorns/Utah Jazz), Khem Birch (AP/P, Usak Sportif).

NOTA FICHAJES: 7 sobre 10.

Siguen en plantilla: Vangelis Mantzaris y Vassilis Toliopoulos (Bases), Ioannis Athinaiou y Daniel Hackett (Bases/Escoltas), Vassilis Spanoulis (Escolta), Matt Lojeski (Escolta/Alero), Kostas Papanikolaou (Alero), Ioannis Papapetrou (Alero/Ala-Pívot) Giorgios Printezis y Dimitrios Agravanis (Ala-Pívots), Paris Maragkos (Ala-Pívot/Pívot), Patric Young y Nikola Milutinov (Pívots).

NOTA PLANTILLA: 8,5 sobre 10.

Entrenador: Giorgios Sfairopoulos.

NOTA TOTAL EQUIPO: 9 sobre 10.

Objetivos: Final Four. Competitivos como pocos, los del Pireo deben intentar volver a una Final Four tras el fracaso del año pasado, en el que no lograron ni tan siquiera alcanzar el Top 8 y lo harán con una plantilla basada en la del año pasado con un par de retoques con el fin de alcanzar el Playoff y gracias al infierno en el que se convertirá el Palacio de la Paz y la Amistad – curioso nombre para una de las canchas más calientes de Europa- lograr luchar por la Final Four y una vez allí porqué no alzarse con el título continental.

Euroliga análisis Olympiacos: VALORACIÓN EQUIPO

Tercera temporada de Giorgios Sfairopoulos al frente de la nave del Pireo y una temporada más se prevé que la intensidad en ambos lados de la pista sea el factor diferencial del conjunto griego, por lo que las incorporaciones de los rojiblancos van en esa línea, un Erick Green que vuelve a Europa tras su vuelta a la D-League tras su estancia en Siena y del que se espera que aporte esa anotación que en determinadas ocasiones ha faltado al equipo griego cuando ni Spanoulis ni Printezis han tenido el partido, mientras que con Khem Birch los del Pireo adquieren a un jugador con unas condiciones atléticas portentosas, acostumbrado a jugar por encima del aro y con una capacidad taponadora y reboteadora espectacular que está dispuesto a hacer olvidar el fichaje de Othello Hunter por el Real Madrid. Sin embargo, las dos adiciones más importantes para los de Sfairopoulos son dos viejos conocidos en el Palacio de la Paz y la Amistad, el primero un Kostas Papanikolau que ya se incorporó a las filas de los del Pireo a finales de la temporada pasada tras una estancia poco exitosa en la NBA y esta campaña intentará mostrar que no ha perdido esa dureza en defensa y mano desde más allá del arco que deslumbraron a Europa antes de su marcha, mientras que la segunda será la recuperación de Patric Young tras su rotura de ligamentos la temporada pasada, donde no pudo dar todas las muestras que deseaba de su capacidad de salto ya que suele jugar por encima del aro, siendo un gran reboteador y taponador a la vez que un especialista en dejar highlights en el aro contrario.

Euroliga análisis Olympiacos. Khem Birch trae su intimidación a El Pireo Foto: euroleague.net

Euroliga análisis Olympiacos. Khem Birch trae su intimidación a El Pireo. Foto: euroleague.net

Junto a ellos, la base que ha dado tantos éxitos al conjunto griego en las últimas temporadas encabezada por Vangelis Mantzaris y Daniel Hackett en el timón, siendo el griego un perro de presa defensivo pero no exento de calidad en ataque que suele tomar buenas decisiones debido a su elevada IQ y un decente tiro de 3 puntos, mientras que el italiano es un base físico capaz de superar en penetración a cualquier rival, con una buena mano exterior, buenas piernas en defensas y que suele tener un gran acierto sobre la bocina. El timón está complementado por Ioannis Athinaiou que mantiene en todo momento la intensidad y permite un respiro tanto a Spanoulis como a Mantzaris, y el joven Vassilis Toliopoulos que no se prevé que disfrute de muchos minutos en la máxima competición continental esta campaña.

En las alas será donde mayor talento ofensivo desarrollen los griegos con un Vassilis Spanoulis que volverá a ser la referencia en ataque y por el que pasarán casi la totalidad de los ataques de los rojiblancos. Junto a los ya mencionados Green y Papanikolau, los del Pireo tienen a un gran jugador como el estadounidense con pasaporte belga Matt Lojeski que más allá de un tirador letal es un jugador que aporta de cualquiera de las maneras en ataque y que a la sombra del Demonio de Larissa puede ser el segundo espada que todo equipo desea. También encontramos al 3-4 Ioannis Papapetrou que debe establecer su posición entre ser un tres grande o un cuatro abierto, ya que su físico, capacidad reboteadora y lanzamiento exterior podrían marcar diferencias pero debe ganar en continuidad tanto en minutos como en rendimiento.

Euroliga análisis Olympiacos. Spanoulis será, una temporada más, la estrella de Olympiacos Foto: euroleague.net

Euroliga análisis Olympiacos. Spanoulis será, una temporada más, la estrella de Olympiacos. Foto: euroleague.net

En el juego interior cuenta con dos tipos de jugador diametralmente opuestos ya que el 4 es un jugador muy móvil de gran capacidad ofensiva con capacidad tanto para el lanzamiento exterior como con velocidad para sobrepasar a su rival, mientras que el 5 suele ser un pívot rocoso, eminentemente defensivo y con gran capacidad reboteadora e intimidatoria, mientras que en el apartado ofensivo vive del Pick & Roll y a vivir por encima del aro. Así, en el puesto de ala-pívot Olympiacos tiene dos jugadores de la cantera más el ya mencionado Papapetrou, ya que cuenta con el segundo icono de la entidad del puerto de Atenas, Giorgios Printezis, un guerrero que tiene dominio ofensivo, ya que su característico tiro arqueado tanto en penetración como desde la larga distancia y su capacidad para decidir partidos sobre la bocina ha dado grandes réditos a los del Pireo y Dimitrios Agravanis una de las grandes promesas griegas que tiende a jugar abierto, pese a que no tiene grandes porcentajes desde el 6.75, a lo que une esa capacidad reboteadora y de lucha tan característica de Olympiacos. En el 5 Olympiacos ha fichado a Khem Birch, del que ya hablamos arriba, para intentar hacer olvidar a Othello Hunter que junto con Patric Young pondrán la intensidad y el rebote. Sin embargo, tienen otro pívot diferente, de mayor altura y menor intensidad, con buenos movimientos al poste y que progresivamente va mejorando en ataque, como es el serbio Nikola Milutinov. Además de todos estos encontramos a Paris Maragkos que no se espera que cuente con muchos minutos en esta temporada.

Euroliga análisis Olympiacos. El rendimiento de Giorgios Printezis será determinante para las aspiraciones de Olympiacos Foto: eurohoops.net

Euroliga análisis Olympiacos. El rendimiento de Giorgios Printezis será determinante para las aspiraciones de Olympiacos. Foto: eurohoops.net

Euroliga análisis Olympiacos. Fortalezas y debilidades

Las fortalezas de Olympiacos siguen siendo las mismas, temporada tras temporada y de este modo tenemos que los del Pireo tienen a uno de los jugadores más diferenciales de los últimos tiempos como es Spanoulis, a un clutch player de la talla de Printezis y sobre todo, una competitividad y carácter de equipo que les hace ser peligrosos en todo momento. En su contra tienen una excesiva dependencia de Spanoulis, ya que con la salvedad de Printezis, cuando el de Larissa no funciona, las cosas no suelen ir del todo bien para los de Sfairopoulos, ya que la responsabilidad suele caer en manos del 7.