FA Cup, la auténtica copa

The following two tabs change content below.

Redacción

Perfil de redacción de SportBall.

Si existe una competición en el mundo capaz de discutirle a la Premier League el orgullo de ser el máximo exponente del fútbol inglés, esa no es otra que la Football Association Challenge Cup, mejor conocida como FA Cup. Y es que ésta es “la copa” por excelencia, no sólo por ser el torneo de fútbol más antiguo del planeta fundado en 1871, sino que además mantiene una serie de características que la hacen genuinamente inglesa.

La “little tin idol" en el estadio de Wembley.

La “little tin idol” en el estadio de Wembley.

Empezando por sus participantes y acabando por el trofeo en sí mismo, todo lo que rodea a esta competición desprende una manera de entender este deporte muy propia de sus fundadores. Digo esto porque aunque hayan cambiado bastantes cosas a lo largo de su historia la mayoría han sido cambios obligados por el bien de la competición y no por capricho ni mucho menos por favoritismo hacia los grandes equipos o intención de buscar un mayor rendimiento económico.

Muestra de ello es el simple hecho de mantener su nombre original, a pesar de contar con distintos patrocinadores desde el 1994 (actualmente Budweiser),  sin más razón que la de preservar la propia identidad de la competición.

Otro de los detalles más curiosos e impactantes de esta competición es el número de participantes y la forma en la que se enfrentan, ya que cualquier equipo que compita en la Premier League, la Football League o las cinco categorías por debajo de ésta, así como determinados equipos del 10º nivel del fútbol inglés pueden participar en ella, incluyendo también a los equipos galeses que disputan competición inglesa. De este modo se llegó a los 762 equipos en el año 2009, hecho totalmente increíble y que todavía no se ha superado hasta la fecha.

Manchester City, campeón en el 1956.

Manchester City, campeón en el 1956.

Debido al gran número de participantes, existen un total de 14 rondas previas a su vez divididas en seis primeras rondas a nivel regional, otras seis que son conocidas como proper rounds” y por último semifinales y final. Los equipos de Premier League y Championship entran en la Tercera Ronda de las “proper rounds”, el primer fin de semana de enero, en la que sólo quedan 64 equipos en competición siendo éste el momento en el que la mayoría de nosotros comenzamos a saber del comienzo del torneo, que lleva jugándose ni más ni menos que desde el mes de agosto.

Esta división en rondas hace prácticamente imposible el enfrentamiento de un “grande” con cualquiera de los equipos más humildes pero hace posible a su vez la participación de todos ellos.

Todos las eliminatorias sin excepción dentro de la FA Cup se juegan a partido único, eligiéndose al equipo local mediante sorteo. En caso de empate se llevará a cabo un partido de desempate llamado “replay, esta vez en casa del que ha sido visitante en la mayoría de los casos. El caso de los “replay” es uno de los mayores cambios que ha sufrido el torneo, siendo ilimitado desde su creación hasta los años 90 el número de partidos que se podrían jugar hasta que alguien rompiese el empate. A día de hoy si tras el segundo partido no existe un ganador, el partido se decidirá desde los 11 metros, hecho que también ocurre tanto en las semifinales como en la final en las que no se da lugar al “replay”. El Fulham FC ostenta el curioso récord de ser el equipo que ha necesitado más partidos hasta llegar a la final de 1975, jugando hasta 12 veces en tan solo 6 rondas.

Después de cada eliminatoria, tras la retransmisión de los partidos se realiza el sorteo. Obviamente la expectación es mayor a partir de la ronda en la que entran los equipos de primer nivel y a pesar de que se ha cambiado el saco del que se sacaban las bolas por una urna transparente a petición de la FIFA, los presentadores introducen las bolas desde un saco para no perder la tradición.

Bolas y saco del sorteo.

Bolas y saco del sorteo.

El sorteo suele ser realizado por algún jugador retirado y en los últimos años se ha venido haciendo desde el estadio de Wembley que es a su vez la sede de la final desde 1922, excepto por un lapso de cinco años del 2000 al 2005 coincidiendo con la demolición del viejo Wembley y la posterior construcción del nuevo. Durante ese tiempo el estadio Millenium de Cardiff albergó la gran cita. Para las semifinales se utiliza también un campo neutral de alta capacidad, siendo el Vila Park  en Birmingham, casa del Aston Vila, el lugar donde más veces se ha jugado con un total de 55 semifinales.

Wembley.

Wembley.

El honor de ser el equipo más laureado en esta competición es compartido por dos grandes de las islas, el Arsenal FC, vigente campeón de 2014, y el Manchester United FC con 11 títulos cada uno, cabe destacar que además comparten también el número de subcampeonatos, 7 cada uno, lo cual hace que ninguno de los dos pueda sentirse más campeón que el otro. En el apartado goleador el mítico artillero galés del Liverpool y del Newcastle entre otros, Ian Rush ostenta el segundo puesto con 44 goles, sólo superado por Harry Cursham, jugador del Notts County, con 49 dianas entre 1877 y 1888.

Arsenal FC, campeón de la FA Cup 2013-2014.

Arsenal FC, campeón de la FA Cup 2013-2014.

Por último nos queda hablar de “little tin idol”, esa pequeña pieza decorada con los colores del ganador en torno a la que gira todo y que como no podía ser de otra forma, tras 143 años de antigüedad, es testigo de numerosas anécdotas.

La actual copa es la cuarta que se ha fabricado, después de que la primera fuese robada en 1895 para, como admitió el propio ladrón 60 años después, ser fundida y convertida en unas cuantas monedas falsas. El segundo no duró demasiado, réplica del original, en 1910 fue remplazado por un tercero más grande, retirado en 1992 por el actual debido a su delicado estado tras una larga trayectoria. A pesar de que todavía se le auguran muchos años de vida, el actual trofeo ya cuenta con un sustituto por lo que pueda pasar.

Orfebre preparando la copa para la final.

Orfebre preparando la copa para la final.

Lo cierto es que la FA Cup además de proporcionar el acceso directo para la Europa League a su campeón, no es sólo un título más, el “torneo del KO” por excelencia, en el que los equipos más modestos tratan de mirar cara a cara a los más grandes y, si la historia y el valor sentimental se pudieran llegar a medir, probablemente estaríamos hablando de la copa más prestigiosa a nivel de clubes del continente.