Falsos mitos de la NBA en 2019

Comparación NBA actual y los 80 y 90

Dicen que una mentira repetida muchas veces se acaba convirtiendo en una verdad. Y al final esas “verdades” se convierten en dogma. Jugadores sobrevalorados, críticas a la idiosincrasia del juego, que si la competición es sólo marketing. Falsos mitos de la NBA que al final perduran en la memoria colectiva desde hace tiempo. Hoy, vamos a intentar ponerlos en evidencia.

“Sólo se habla de Luka Doncic porque jugó en el Real Madrid”

Empezamos por una afirmación que está muy de moda en las redes sociales. Que la llegada y explosión de Luka Doncic en sus primeros meses en la NBA está sorprendiendo a propios y extraños es evidente.

Exhibiciones como la de el sábado ante Rockets, sus números y regularidad desde prácticamente el primer día… Doncic apunta a rookie del año. Sin embargo, muchos simplifican su impacto (sobre todo en España) a que se le está dando mucha cancha al esloveno por su pasado madridista.

Nada más lejos de la realidad. Desde el primer día ha sido la propia franquicia la que ha vendido a su novato como el sucesor de Dirk Nowitzki, no sólo porque creyeran en su talento (que también), si no además por ser un jugador europeo poco conocido allí (en USA no se sigue la Euroliga como hacemos aquí con la NBA).

Y ese arranque fulgurante de Doncic y sus actuaciones dejando boquiabierto al personal han sido las que han provocado que tanto la NBA como las propias teles americanas usen al esloveno como reclamo en los partidos de Dallas.

Tanto es así que incluso se le ha hecho una canción versionando el mítico tema de Leonard Cohen. Por tanto no nos engañemos… Allí les importa poco o nada si Doncic jugó en el Real Madrid.

Luka Doncic vs Rockets

“Durante la temporada regular, en la NBA no se defiende”

Ligado a lo anterior, tenemos una de esas afirmaciones que creíamos haber dejado en el olvido. Durante años se ha insinuado que en regular season la defensa brilla por su ausencia. De hecho, cuando se menciona marcadores por encima de los 100 puntos, se suele acompañar con la frase:

“normal, es que allí no defiende nadie”.

Otro falso mito. Es cierto que la intensidad defensiva no es constante durante toda la temporada regular, pero se defiende y muy bien durante toda ella. Mantener durante 82 partidos un nivel defensivo tan exigente como en una serie de playoffs es imposible por varios factores.

El primero, como es lógico, porque quemar físicamente al equipo en temporada regular pasa factura en la parte importante del año. Segundo, muchos jugadores miden sus esfuerzos y  tercero, porque la labor de scouting en regular season es bastante complicada, al enfrentarse cada noche con un rival diferente.

Pero ello no quita que, en muchos momentos a lo largo de estos meses, veamos partidos que tienen la misma intensidad que en mayo o junio.

Defensa Grizzlies 2018-19

“Estas súper estrellas en los 90 habrían fracasado”

¿Cuántas veces hemos oído que LeBron, Wade o Kobe hubieran sido jugadores del montón en la década de los 90? Para alguien que se aficionó a esta liga a principios de esa década, esa frase no hay por donde cogerla. Otra cosa es que neguemos algo muy evidente.

El estilo y la forma de juego de cada década es muy difícil de comparar, pero no hay que ser ciego y es que el talento siempre se impone. A veces la nostalgia nos hace ver todo lo pasado más maravilloso. Pero en los últimos años hemos podido ver en la liga a algunos de los mejores jugadores la historia.

“Es que el baloncesto de antes era mejor que el ahora”

Unido a lo que acabamos de escribir, está la percepción de que en los 80 y 90 se jugaba un mejor baloncesto que actualmente. Algo que en muchos casos no es cierto.

Físicamente cualquier jugador actual está por encima de la media de esas dos generaciones de la liga. Jugadores como Durant eran impensables en los 80. Un alero de más de 2 metros, con tiro exterior y la rapidez de un bajito, acompañado de su explosividad física.

Crecí con Jordan, Magic, Bird, Ewing, Barkley, Bogues y cía. Una época dorada que cimentó las bases de la globalización de la liga, una liga llena de talento y fuerza. Y donde también había muchos jugadores de un nivel bajo, aunque tengamos tendencia a olvidarlo.

El baloncesto está evolucionando y ya no sólo se exige saber jugar y tener talento. También hay que ser fuerte y atlético.

Comparación NBA actual y los 80 y 90

“Curry es un jugador sobrevalorado y no ha tenido impacto en el juego”

Acabamos este repaso hablando de otro jugador, pero a su vez, nos sirve para hablar de cómo ha cambiado el juego y todo gracias a una simple línea: la de tres puntos.

Este invento que venía de la extinta ABA se introdujo por primera vez en la temporada 1979-1980 y nadie daba un duro por él. En ese año de debut apenas se sobrepasaba los 6 intentos por partido de media. Actualmente la media por equipo está en los 23 intentos por partido.

Pero la importancia del triple ha ido creciendo de manera exponencial a lo largo de los últimos diez años. Cada vez se tira más, con más acierto y efectividad, creando nuevas “posiciones” como el famoso “4 abierto”. Incluso obligando a los pívots a tener buena mano en este arte.

Y si hablamos de la revolución del triple, es hablar de los Warriors y de Curry. Es aquí donde surgen los problemas con Stephen.

Mejores bases de la NBA: Stephen Curry

Analizamos a Don Stephen Curry

Pero para tirar como Curry y anotar como Curry hacen falta dos factores. Primero, talento para armar el brazo en cualquier circunstancia y, segundo, mucho trabajo para ser efectivo. Sin embargo no caigamos en el error de ver a Curry como un simple tirador exterior.

Su manejo de balón es excelso, tiene una buena lectura de la situación de juego (aunque a veces como toda gran estrella se piense que todo el campo es orégano). Su único pero es que defensivamente debería dar mucho más.

Es cierto que quitando las últimas finales, ha estado por debajo de los esperado en los momentos clave de las anteriores. Pero no se ha escondido, otra cosa es que fallara sus tiros. O que los tiros finales fueran para otra estrella del equipo como Durant.

Eso no es malo. Reconozcámoslo, incluso King James ha necesitado un escudero para alcanzar la gloria. Nadie gana un campeonato por sí sólo (ni Jordan lo hizo).

Hasta aquí este repaso a algunos faltos mitos de la NBA de nuestra amada liga y que estoy seguro que se irán actualizando en los próximos meses.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.