, , ,

¿Por qué se pagan precios absurdos por futbolistas?

The following two tabs change content below.

Jose Martinez

Periodista mexicano, escribo para Sportball.es

Cada mercado de fichajes en el fútbol es significativo por las cuantiosas cantidades que se manejan y que, a comparación de los fichajes de la última década a los de ahora, hay una diferencia abismal entre la calidad del jugador y su valor: se están haciendo fichajes caros.

La piedra angular es la proyección mediática del fútbol en los últimos años. En la temporada 2004-2005, Real Madrid registró ingresos totales de 275 millones de euros, mientras que, en la 15-16 acumuló 620 millones de euros en total. Solamente en el rubro de patrocinadores, un equipo como el Real Madrid cuenta con 25 marcas que los auspician regional y mundialmente.

Ingresos de los equipos en 2004/05.

Ingresos de los equipos en 2004/05.

En derechos de televisión hay una marcada diferencia entre la liga inglesa y la española, ya que, Real Madrid cuenta con 142 millones de euros después de ser campeón de liga. Un poco menos de lo que Everton recibió (€143M) tras finalizar en séptimo lugar de la Premier League, en datos de Forbes. El tener más ingresos por cuestiones de derechos televisivos en la Premier League, ocasiona que el mercado interno se dispare notablemente. Un ejemplo es Sigurdsson, futbolista de 27 años procedente del Swansea, que fue adquirido por 50 millones de euros por el Everton.

Ingresos televisivos de la Premier League. Vía: Marca

Ingresos televisivos de la Premier League. Vía: Marca

Otro factor importante es la demanda de los mismos jugadores por los clubes protagonistas. La interminable caza por los próximos talentos y los controles realizados por equipos de poder económico genera una alza significativa en el valor de un joven futbolista; como es el caso de Ousmane Dembelé, que cuenta con 79 partidos como profesional y el Dortmund espera venderlo por más de 100 millones de euros.

Ousmane Dembele se unirá al club de los fichajes caros.

Ousmane Dembele se unirá al club de los fichajes caros.

En todos los casos hay un contexto, el de Coutinho es complejo. Liverpool es capaz de rechazar 118 millones de euros del Barcelona por falta de tiempo para conseguir un recambio del brasileño en agosto y comenzada la temporada. Por otra parte, el equipo culé se ve en la necesidad de ofrecer cantidades exorbitantes que son nocivas para el jugador y detentan contra su calidad.

Una variable importante en la inflación de fichajes caros son los representantes. Ellos juegan un papel protagónico en las negociaciones y sacan una gran ventaja económica por la compra-venta de sus representados. El incidente más reciente es el de Mino Raiola que se embolsó 27 millones de euros por la llegada de Paul Pogba al Manchester United por más de 100 millones de euros.

La FIFA deberá regular los acuerdos que se hagan entre clubes para evitar exabruptos en los próximos mercados de fichajes. Un catador de acuerdo a la edad del jugador, si es seleccionado nacional de su país, el rango de protagonismo que tengan en su club Y otros factores que deberían de tomarse en cuenta antes de que el factor económico sobrepase más el tema deportivo.