Fin al espejismo de la Conferencia Este

The following two tabs change content below.

Angel Herrera Revilla

No entiendo la vida sin deporte. Éso si, siempre para disfrutar (si es sufriendo mejor). De los Sixers desde pequeñito y ahí seguimos. BALONCESTO.

Después de numerosos años de dominio por parte del Oeste, la Conferencia Este fue sorprendentemente competitiva el curso pasado. Cierto es que aparte de los Cleveland Cavaliers, no hubo ningún equipo que fuera claro aspirante al título, pero por lo menos ofrecían resistencia. Las 56 victorias de Toronto Raptors significaron la mejor temporada en la historia de la franquicia. Hubo cuatro equipos -Miami Heat, Atlanta Hawks, Boston Celtics y Charlotte Hornets- que finalizaron con idéntico récord, 48-34.

Incluso los dos últimos clasificados para playoffs -Indiana Pacers (séptimo) y Detroit Pistons (octavo)- tenían razones suficientes para sentirse superiores a sus homólogos del Oeste: unos lesionados Memphis Grizzlies y los paupérrimos (defensivamente) Houston Rockets. Dos equipos que parecían fijos antes de comenzar la temporada, principalmente por su talento, -Washington Wizards y Chicago Bulls- se quedaron fuera de los playoffs a pesar de terminar la temporada con un récord positivo.

Los Bulls se quedaron fuera de playoffs la pasada campaña

Los Bulls se quedaron fuera de playoffs la pasada campaña

Esta competitividad demostrada en el Este fue una grata sorpresa, aunque bastante desconcertante e inesperada. Pero tengo malas noticias: es probable que esta igualdad no se prolongue por mucho más tiempo. Después de un verano algo loco en cuanto a fichajes, el talento ha vuelto al lugar en el que había permanecido durante la mayor parte de las últimas dos décadas, la Conferencia Oeste. Soy optimista con los Cavaliers (obviamente), Celtics, Raptors y Pistons, pero ¿cuántos del resto de equipos tienen capacidad para ganar más de la mitad de sus partidos? Aunque éste sea un momento de optimismo, con la pretemporada a la vuelta de la esquina, cuesta creer que alguno de los no citados pueda hacer algo relevante. Aquí os dejo algunas razones por las que soy bastante escéptico sobre ellos.

wizards Washington Wizards

Es cierto que los Wizards necesitaban una nueva voz que les dirija desde el banquillo, pero probablemente ésto no sea suficiente. Scott Brooks puede cohesionar al equipo, como ya hizo con los Thunder, pero para que ello funcione necesita al mejor Bradley Beal y John Wall. Su mayor preocupación será hacer que tanto Wall como su compañero cambien de actitud sobre la cancha y comiencen a entenderse mejor. El hecho de que Wall haya sido operado de ambas rodillas este verano inquieta bastante.

hawks Atlanta Hawks

Bajo la batuta de Mike Budenholzer, los Hawks han conseguido una increíble química, movimiento de balón y comunicación dentro del equipo. ¿Se mantendrá todo ésto con Dennis Schröeder como base titular y Dwight Howard de pívot? Sólo dos titulares –Paul Millsap y Kyle Korver– se mantienen de aquel equipo que logró 60 victorias hace apenas dos años, enamorando al conjunto de la NBA. El club, con sus movimientos, parece distanciarse bastante de la sensibilidad de Budenholzer. De todas formas, los buenos entrenadores son aquellos que saben sobreponerse y hacer ajustes ante pérdidas importantes en su rotación, aunque estos cambios a priori parecen un gran reto. Dicho ésto, ojo a DeAndre Bembry, os gustará.

Mike Budenholzer entregará la batuta a Dennis Schröder.

Mike Budenholzer entregará la batuta a Dennis Schröder.

bucks Milwaukee Bucks

Milwaukee defraudó el año pasado, por lo que parece un candidato ideal para recuperarse, especialmente con el desarrollo previsto del griego Giannis Antetokounmpo y también Jabari Parker, ambos de 21 años de edad. Trabajo bien hecho con las contrataciones de Matthew Dellavedova y Mirza Teletovic. De todas formas, no creo que este sea el año en el que los Bucks la rompan. Greg Monroe ha demostrado haber sido una desacertada incorporación, lo que provoca que Jason Kidd tenga que seguir jugando con sus alineaciones con el fin de mantener el suficiente tiro y defensa en la cancha al mismo tiempo. Sería bueno para ellos poder clonar a Khris Middleton.

hornets Charlotte Hornets

La buena noticia: Michael Kidd-Gilchrist está de vuelta de su lesión. Las malas noticias: Jeremy Lin ha dejado el equipo, así como Courtney Lee y Al Jefferson. El reserva Troy Daniels también se ha ido, y por si ésto fuera poco, los encargados de ocupar sus puestos en el juego exterior son Ramon Sessions y Marco Belinelli. No debemos menospreciar a los Hornets porque su entrenador, Steve Clifford, ha demostrado saber administrar y sacar el máximo partido a sus jugadores, pero aparentemente la profundidad de plantilla y calidad de la misma parece limitada. Todo ello contando con que Roy Hibbert no vuelva a estar a nivel All-Star (es una broma).

pacers Indiana Pacers

Jeff Teague es un gran base, pero no va a mejorar necesariamente a George Hill. Este movimiento tiene bastante sentido, ya que los Pacers tienen en mente ser un equipo rápido que busque correr a toda costa. En este contexto, desconcierta bastante la incorporación de Al Jefferson. Mientras que Paul George es una estrella consolidada y Myles Turner un jugador con enorme potencial, no estoy seguro de que las piezas que les rodean sean las adecuadas. La transición hacia una identidad post Frank-Vogel va a ser muy dura, y más sin más tiradores ni defensores.

La estrella Paul George y Myles Turner pueden no ser suficiente para los Pacers.

La estrella Paul George y Myles Turner pueden no ser suficiente para los Pacers.

heat Miami Heat

No se trata simplemente de la ausencia de Dwyane Wade. No es sólo que el estado físico de Chris Bosh esté en el aire. Es la ausencia de Wade, el estado de Bosh y la pérdida este verano tanto de Luol Deng como Joe Johnson. De repente, este equipo va a necesitar el resurgir de alguno de sus veteranos y un desarrollo acelerado de los más jóvenes de la plantilla. Pero justamente una de sus jóvenes promesas (Josh Richardson) se ha roto parcialmente el ligamento lateral cruzado. Goran Dragic y Hassan Whiteside son un dúo formidable, pero van a tener que cargar con demasiado trabajo dadas las circunstancias.

knicks New York Knicks

A día de hoy, ni siquiera ellos saben qué sistema ofensivo van a ejecutar. Así como la salud de sus titulares, hay serias dudas sobre la calidad y profundidad de su banquillo. Más allá de ésto, dudo mucho que éste sea el mejor ambiente para el desarrollo de Kristaps Porzingis. El letón de 222 centímetros se supone que es el futuro de la franquicia, pero Derrick Rose y Carmelo Anthony son presumiblemente los jugadores sobre los que se desarrolle el juego de los Knicks. Nadie sabe si este equipo va a ser algo más que la suma de unos hombres con mucho nombre.

Kristaps Porzingis es el futuro de unos inciertos Knicks.

Kristaps Porzingis es el futuro de unos inciertos Knicks.

magic Orlando Magic

Aunque me gusten la mayor parte de sus jugadores, no creo que sean lo suficientemente buenos para lograr un baloncesto de nivel. Si no fuera por el siguiente equipo de esta lista, podríamos decir que los Magic han tenido la postemporada más rara de toda la NBA. Aaron Gordon parece que va a jugar de alero, y Bismack Biyombo se va a hacer con 17 millones de dólares en un rol de pívot suplente. Nikola Vucevic sigue en la franquicia, Mario Hezonja posiblemente no disponga (un año más) de los minutos suficientes para demostrar todo lo que puede dar y Jeff Green habrá llegado aquí por algún motivo, pero yo le desconozco. Ojalá funcione, pero parece que las oficinas de los Magic tienen todavía que añadir muchos retoques a la plantilla.

bulls Chicago Bulls

El experimento Rajon Rondo-Dwyane Wade es, o bien una locura que puede funcionar, o simplemente una locura más. Esta última opción parece la apuesta más segura, por desgracia, y parte de ello se debe a que no hay mucha más calidad en la plantilla a la que dar el beneficio de la duda. Su defensa va a ser un completo desastre, y más basándonos en lo visto las últimas dos temporadas. Pinta mal el experimento en el que está metido Fred Hoiberg.

Gar Forman, apostando todo a Dwyane Wade trayéndolo de vuelta a casa.

Gar Forman, apostando todo a Dwyane Wade trayéndolo de vuelta a casa.

nets Brooklyn Nets

El nuevo director deportivo, Sean Marks, ha realizado varios movimientos inteligentes de cara al futuro de la franquicia. Será bueno tener a Rondae Hollis-Jefferson por fin sano y en la pista. Los Nets deberán jugar intensos y podrían llegar a ser entretenidos, pero la derrota será la tónica habitual en el equipo de Kenny Atkinson.

76ers Philadelphia 76ers

Ok, los Sixers de Philadelphia. Estoy ansioso de poder verles por fin en acción. Gracias al mártir Sam Hinkie, los Sixers están muy bien posicionados de cara al futuro. La plantilla es algo desequilibrada, sin embargo, todos son muy jóvenes. Se necesita un poquito más de paciencia. Hay que seguir confiando en el proceso.

Joel Embiid junto a Sam Hinkie, principal responsable del prometedor futuro de los Sixers.

Joel Embiid junto a Sam Hinkie, principal responsable del prometedor futuro de los Sixers.