El último gran Ajax

The following two tabs change content below.

Vicente Breso

Licenciado en Sociología y Ciencias Políticas. Amo el fútbol y estoy enamorado del baloncesto. Escribir sobre ellos es la leche.

Hoy recordamos al último gran Ajax, a uno de los mejores equipos de todos los tiempos. Campeón de la final de la Champions 1995 ante el Milan. Para el equipo de Amsterdam, ganar la Copa de Europa hoy es una utopía, pero no siempre fue así.

El Ajax se ha ganado con el tiempo el título oficioso de ser la mejor cantera de Europa. Una auténtica fábrica de talento que ha nutrido durante años a los mejores equipos del continente. El equipo holandés acostumbra a formar a futbolistas de un gusto exquisito. La mayoría de una gran calidad técnica y capacidad de asociación. Jugadores polifuncionales y siempre enfocados al manejo de la pelota más que a la recuperación. Ahora, en 2016, el Ajax no acostumbra a codearse con la élite. Su plantilla está llena de talentos excesivamente verdes, como Frenkie de Jong. Al tiempo que ya no posee la misma capacidad para atraer a grandes talentos a su escuela.

El fútbol holandés a principios de los 90

Vamos a retrotraernos al año 1994, una era en la que el fútbol holandés venía de unos años complicados. La selección holandesa se había acostumbrado a fracasar, tanto en la Eurocopa de 1992 como en el Mundial de 1994. A pesar de que contaban con el genial trío del A.C. Milan: Gullit, Rijkaard y Van Basten.

En la Euro, Dinamarca les mandó fuera en los penaltis de cuartos de final, mientras que en el 94 caerían frente a los campeones, Brasil, también en cuartos de final. En ambos torneos Bergkamp sería el máximo goleador del conjunto orange, luciendo por encima de sus figuras más reconocibles. Por su parte, el Ajax venía de sufrir cuatro campeonatos seguidos del PSV Eindhoven, que por aquel entonces se había convertido en el mejor equipo del país.

Plantilla Ajax 1994-95: Finidi George, Louis Van Gaal y Nwankwo Kanu.

De izqda a drcha: Finidi George, Louis Van Gaal y Nwankwo Kanu.

Mientras el fútbol holandés se quedaba sin referencias de renombre (Bergkamp, Koeman y Winter entre otros habían abandonado el país) y el PSV forjaba su dinastía, el Ajax cocinaba a fuego lento la que iba a ser, seguramente, la mejor generación de su historia. Las altas esferas del equipo capitalino colocaron en 1991 a Louis Van Gaal al timón del barco. Un hombre que llamaba la atención por su poca expresividad y la lejanía en el trato con el jugador.  Con el tiempo demostraría ser uno de los mejores técnicos de Europa. Sobre todo en cuanto a formación de jugadores se refiere.

Plantilla del Ajax 1994-95

Aquel Ajax se plantó en 1994 con un equipo que hoy en día nos deja los ojos como platos. Van der Saar, Blind, Frank y Ronald de Boer, Overmars, Finidi, Seedorf, Davids, Kanu, Litmanen o Kluivert son algunos de los futbolistas que coincidieron en aquella época. Todos juntos, con el hambre de un adolescente y la calidad de auténticas figuras del fútbol mundial. Por mucho que ellos no lo supieran todavía. Aunque se empezarían a dar cuenta tras la final de la Champions 1995.

El increíble Ajax de Louis van Gaal

Ese Ajax solía formar con una defensa de tres, que en momentos determinados podía pasar a ser de cuatro. Con defensores muy elásticos como Danny Blind y Michael Reiziger, mientras que la salida de balón corría a cargo de Frank De Boer como clásico líbero. En el centro del campo dominaban a su antojo. Con un Clarence Seedorf que ya empezaba a exhibir su calidad, a pesar de no tener una posición muy definida en el campo. Rijkaard, que había vuelto a Holanda tras su paso por el Milan, y Edgar Davids, todavía sin sus clásicas gafas, cubrían la espalda a un ataque de lujo.

Ronald De Boer era el comodín del equipo, jugando por el centro y a las bandas indistintamente. El verdadero peligro llegaba en las bandas, con la electricidad de Mark Overmars y Finidi George. Seguramente dos de los futbolistas más rápidos de toda la década de los 90. Arriba, los goles corrían a cargo de Nwankwo Kanu y un jovencísimo Patrick Kluivert. Dos corpachones con muchos kilates en sus botas. Con la ayuda inestimable de Jari Litmanen, un mediapunta con una capacidad goleadora fuera de lo común. Bajo el arco, por si las moscas, un gigante de más de dos metros, Edwing Van Der Saar, quizás el mejor portero holandés de la historia.

Plantilla Ajax 1994-95: Davids, Overmars, Kluivert, Seedorf.

De izqda a drcha: Davids, Overmars, Kluivert, Seedorf. Fuente: taringa.net

Título de la Eredivisie

El Ajax se paseó por delante de casi todos los equipos de la Eridivisie 94-95. Logrando una marca de 61 puntos (las victorias se puntuaban con dos puntos) y más de 100 goles en una temporada para el recuerdo. Van der Saar fue el portero menos goleado y su equipo fue el equipo más goleador y el menos goleado. Todo un hito que acaparó todos y cada uno de los títulos individuales y colectivos. Excepto uno, ya que Ronaldo Nazairo (PSV) fue el máximo goleador con 30 dianas. Cifra a la que no llegaba ningún delantero desde Marco Van Basten, ocho años antes.

El Ajax camino de la final de la Champions 1995

En competición continental tampoco encontraron ningún rival capaz de frenarles. En la fase de grupos coincidirían con AC Milan, AEK Atenas y Autria Salzburgo, en una Champions League a la que sólo acudían los campeones. Fueron primeros de grupo sin perder ni un partido. Los focos empezaban a posarse sobre aquella pandilla de jovenzuelos que habían puesto al Milan contra la pared, ganando en el Giusseppe Meazza por 0-2 con goles de Litmanen y Baresi en propia puerta. El dominio del Ajax aquel día fue abrumador, pudiendo ganar por una diferencia más amplia. Seedorf, Kanu y Finidi destacaron especialmente aquel día, colocándose en el radar de todos los grandes clubes de Europa.

En cuartos de final los de Amsterdam se las vieron con el Hajduk Split. Equipo que contaba con Alijosa Asanovic, centrocampista de calidad que deambularía sin mucha continuidad en las grandes ligas de Europa. Y también con un joven Milan Rapajc, un zurdo con un golpeo de balón envidiable que posteriormente firmaría por el Perugia de la Serie A. A su lado viejos conocidos de nuestra liga como Ivica Mornar (Sevilla, Ourense) y Nenad Pralija (Espanyol), ambos con poco éxito. Ninguno de sus componentes demostraría estar a la altura de aquel legendario Ajax, que fulminaría a los balcánicos. Primero resistiendo en el infierno de Poljud Stadion de Split. Y luego goleando por un contundente 3-0 en el Amsterdam Arena con un gol de Kanu y un doblete de Frank De Boer.

Ya en semifinales, el Ajax se enfrentaría al siempre temible Bayern Munich. Los alemanes presentaban un rocoso equipo plagado de jugadores locales. Entre los que destacaba gente como Nerlinger, Hamman y el mediapunta Mehmet Scholl. Tras un nuevo empate fuera de casa,  en la vuelta se viviría uno de los mejores partidos de la historia de la refundada Liga de Campeones. Un partido de poder a poder en el que la ofensiva del Ajax firmaría su obra maestra aquel año. El resultado fue de 5-2, con goles de Litmanen (2), Finidi, Ronald De Boer y Overmars. El Ajax estaba en la final de la Champions 1995.

Jari Litmanen en un partido del Ajax.

Jari Litmanen en un partido del Ajax.

Final de la Champions 1995: Ajax vs Milan

En la final se medirían de nuevo al Milan, de largo el equipo con más potencial de aquella competición si excluimos a los propios holandeses. Los italianos venían de eliminar al PSG de Ginola y George Weah. Y se presentaban, desde luego, como los grandes favoritos para llevarse el trofeo. En la final de la Champions 1995 Louis Van Gaal optó por salir sin un 9 claro, dejando en el banquillo tanto a Kanu como a Patrick Kluivert, buscando un mejor control del centro del campo.

El Milan, por su parte, se presentaba con su elenco de estrellas habituales. Un núcleo de jugadores de la talla de Boban, Massaro, Donadoni, Costacurta o Maldini. El encuentro fue igualadísimo, decidiéndose tan sólo a cinco minutos del final, con un solitario gol de Patrick Kluivert. Ironías del destino, el delantero holandés acabaría firmando por el Milan días después.

Vídeo resumen de la actuación del Ajax en la Champions 1994/95

¿Qué fue de los jugadores del Ajax campeones de la final de la Champions 1995?

Todos esos jugadores acabaron siendo traspasados a los mejores equipos del continente. Así, Kluivert, Davids, Reiziger y Bogarde acabaron jugando en el Milan, con idéntica mala suerte, para pasar posteriormente al F.C. Barcelona con Van Gaal en el banquillo. Los hermanos de Boer también cogerían el avión hacia la ciudad condal. Así como Mark Overmars, que tras unos buenos años en el Arsenal no acabaría de cuajar en el Camp Nou.

Litmanen fue el componente más longevo de aquel equipo, saliendo de nuevo hacia el F.C. Barcelona, libre de contrato. La competencia con Rivaldo y una gravísima lesión a los pocos meses de llegar lastraron su paso por el Barça.

Finidi George también pasó por nuestra liga, siendo recordado con gran cariño por parte de los seguidos béticos y mallorquinistas tanto por su explosividad en banda derecha como por sus simpáticas celebraciones. Por su parte, Van Der Saar firmaría por la Juve y Kanu por el Inter de Milán, donde su carrera corrió peligro al descubrírsele unos preocupantes problemas cardíacos que no fueron definitivos para que exhibiese su calidad en el Arsenal tiempo después.

Por su parte Edgar Davids sería traspasado al Milan, donde no acabó de cuajar, siendo transferido una temporada después a la Juventus de Turín. Allí se convertiría en uno de los jugadores más importantes del equipo turinés en aquella década. Su compañero en el centro del campo, Clarence Seedorf, considerado como la gran joya de la corona, firmaría por la Sampdoria, para posteriormente jugar en Real Madrid (donde no acabaría de cuajar), Inter y AC Milan.

final de la Champions 1995: gol de Patrick Kluivert

Patrick Kluivert a punto de marcar el gol más importante de su carrera. Fecha: 24/05/1995. Fuente: futbolprimera.es

Una hazana ¿irrepetible?

La media del Ajax que ganó la final de la Champions 1995 era de tan sólo 22 años. Muchos de ellos cobraban sueldos nada acordes con su calidad en un terreno de juego. Pura escuela holandesa, puro espectáculo. ¿Es posible que el Ajax repita los éxitos de hace más de 20 años? ¿Es factible un modelo como el del Ajax en el fútbol moderno?