La noche en la que el Alavés entró en la historia

Repaso a la historia: la final UEFA Alavés Liverpool

Corría el 16 de mayo de 2001 cuando Liverpool FC y Deportivo Alavés se disputaron la Copa de la UEFA en el Westfalen Stadium de Dortmund. Una final que quedaría en el recuerdo de los amantes de este deporte, no sólo por ver a un modesto del fútbol español como el Alavés en una final europea en su primera participación en estas lindes, si no por lo que acabaría ocurriendo sobre el manto verde que servía el estadio del Borussia Dortmund. Esta final sería la segunda más goleadora de la historia de las competiciones europeas, sólo superada por la final de la Copa de Europa de 1960 entre el Real Madrid y el Eintracht de Frankfurt. Lo que se vivió esa noche primaveral en  Alemania fue una oda al fútbol que nunca nadie fue capaz de imaginar.

Y es que el trayecto de ambos equipos hasta el Westfalen no fue un camino de rosas, aunque en las primeras rondas no tuvieron excesivos problemas, a medida que el torneo avanzaba los rivales fueron cogiendo mayor entidad. En su recorrido hacia la final UEFA Alavés Liverpool, los reds eliminaron en su recorrido al Rapid de Bucarest, Slovan Liberec, Olympiakos, AS Roma, al Oporto y al FC Barcelona en el último peldaño antes de la final de manera merecida pero sufrida al FC Barcelona, con un 1-0 en el global.

El Liverpool se zafó del Barça en semifinales.

El camino hacia la final UEFA Alavés Liverpool no fue fácil para los reds. www.goal.com

En su recorrido hacia la final UEFA Alavés Liverpool, los donostiarras se zafaron de rivales de muy poca entidad como el Gaziantepspor, Lillestrom o el Rosenborg. En los octavos de final dio un puñetazo encima de la mesa y proclamó su candidatura a hacer algo importante en esta competición, consiguió eliminar con suficiencia al Inter de Milán, eliminatoria que será recordada porque fruto de la desesperación, algunos aficionados de la hinchada neroazzurri lanzaron una moto desde la grada que no llegó a caer al césped de milagro. Al llegar a cuartos esperaban a los vascos el otro equipo revelación de la competición, el Rayo Vallecano, que entró a competir por la plaza de fair-play que cede la UEFA. Una eliminatoria llena de emoción el la que el Alavés demostró mayor empaque y con superioridad se clasificó a seminifinales donde con mucha contundencia (9-1 en el global) acabó con los sueños del Kaiserslautern y consiguió una hazaña que quedará para la historia.

La final UEFA Alavés Liverpool ya tenía sus dos protagonistas y los actores principales se preparaban para un duelo inédito, que para el Deportivo Alavés era una noche que quizás nunca se volviera a repetir, algo único que deberían disfrutar y grabar en la memoria, un acontecimiento que contar a futuras generaciones, la noche en la que el equipo de Vitoria jugó una final europea.

El Liverpool llegaba a Dortmund en una forma extraordinaria, porque unos días antes se proclamaba campeón de la F.A. Cup derrotando por 2-1 al Arsenal. Ese misma temporada también se alzaron con el título de la Copa de la Liga inglesa, ganando en la final al Birmingham City en la tanda de penalties. Para rematar el Liverpool quedaría tercero en liga volviendo tras unos años de ausencia a la Champions League. En este equipo se encontraba el futuro Balón de Oro del 2001, Michael Owen, que con sus goles llevó en volandas a los Reds, además poseían grandes futbolistas como un jovencísimo Steven Gerrard, Jaime Carragher, Robbie Fowler o el ex-guardameta de la Real Sociedad Westerveld.

El Alavés disponía de un gran bloque esa temporada. final UEFA Alavés Liverpool

Javi Moreno, la gran estrella del Deportivo Alavés. wwwfutboldeprimera.es

Por su parte el Alavés llegaba a la final en una nube. El equipo de Mané en el campeonato doméstico llegó a estar en segunda posición en algunas jornadas y acabando la primera vuelta en puestos de competición europea, finalmente el énfasis que le dieron a la UEFA los relegó a la décima posición. Los de Mendizorroza poseían un bloque sólido, muy altruista en los esfuerzos defensivos que alternaba la experiencia de veteranos como Karmona (37 años) y jóvenes. En este apartado se debe destacar a dos futbolistas fundamentales, que alacanzaron un nivel espectacular: Javi Moreno y Cosmin Contra. Ambos futbolistas se entendían a la perfección y con su excelsa temporada acabaron al año siguiente en las filas del AC Milán.

La final comenzó con el Liverpool saltando al Westfalen con su once de gala, mientras que el Alavés cambió su esquema habitual para frenar al equipo inglés, decidió optar por una defensa de cinco con Eggen, Karmona y Téllez de centrales y con dos carrileros de velocidad como Geli y Contra por banda. Este matiz táctico de Esnal Mané no funcionó y sembró de dudas al equipo de Euskadi. A los 16 minutos perdía ya por 2-0 con goles de Babbel y Gerrard, el Liverpool estaba dominando con autoridad el partido y parecía tener bajo control la final.

Así saltaron al campo los finalistas. final UEFA Alavés Liverpool

Onces iniciales de la final UEFA Alavés Liverpool. dreamwarrior6.blogspot.com.es

Dicen que rectificar es de sabios y el técnico euskaldun dio marcha atrás a su planteamiento antes de que fuera demasiado tarde, substituyó al desafortunado Eggen y metió mayor pólvora con Iván Alonso. A partir de aquí el Alavés se sintió más cómodo, comenzó a tutear al equipo de Houllier recortando distancias a los 5 minutos de entrar el propio futbolista charrúa. Cuando mejor se encontraba el Alavés, un penalti tras fallo previo del guardamenta Herrera era transformado por McAllister al filo del descanso, esto parecía dejar en un espejismo la mejoría blanquiazul y volver a caer en la cruda realidad, el Liverpool estaba con más de media final en el bolsillo.

Tras el descanso el panorama cambió dramáticamente, el Alavés salió encorajinado y en menos de 5 minutos empató la gran final y dejó cariacontecida a la parroquia inglesa. Los dos goles fueron obra de la gran estrella del equipo, Javi Moreno, el primero tras un fabuloso testarazo y el segundo con fortuna al saque de una falta que despistó a Westerveld tras pasar por debajo de la barrera.

El Alavés asustaba, daba la sensación de comerse al todopoderoso equipo británico, pero cuando mejor estaba Mané cambió a Javi Moreno haciendo aparecer el “runrun” en la grada. La entrada de Pablo era para contrarrestar al Liverpool y mantener el balón pero el plan no funcionó y Robbie Fowler con facilidad pasmosa puso el 4-3 en el electrónico a falta de 15 minutos.

Ahora nadie pensaba que el Alavés sería capaz de reponerse de este duro golpe, nadie salvo los once protagonistas que sacaron fuerzas de flaqueza y en el 89 obraron el milagro. La jugada comenzó tras una internada de Magno en el área que cuando se quedaba sin terreno para percutir fue arrollado por el guardameta holandés, sin embargo el colegiado del encuentro Gilles Veissére no señaló penalti y sí córner, un saque de esquina que finalmente remató Jordi Cruyff , el cual encontró el ansiado gol poniendo el 4-4 que daba paso a la prórroga.

La prórroga de la final UEFA Alavés Liverpool fue una pesadilla para los donostiarras, el equipo estaba agotado, tanto esfuerzo y pundonor en los 90 minutos pasó factura, siendo claramente superados por los de Anfield en este tramo. Pero a pesar de todo el Alavés resistió, incluso con inferioridad numérica por la expulsión de Magno al inicio del tiempo extra. El Liverpool inclinaba el campo hacia la meta de Herrea, aunque acusando el esfuerzo físico. Así llegamos al minuto 116, cuando Karmona es claramente superado por Smicer y tras una entrada sin balón es expulsado. Con 9 hombres se disponían a defender una falta desde el costado izquierdo del ataque Red, McAllister ponía un balón cerrado y Geli con toda la mala fortuna del mundo metió el esférico en su propia portería. La jugada fue dramática puesto que a pesar de la inferioridad numérica del Alavés, en la zona de remate que pretendía despejar Geli no había ni un sólo jugador del Liverpool y sí cuatro defensas vascos, terrible desenlace.

El 5-4 fue una losa insuperable para los de Mané. final UEFA Alavés Liverpool

Desolación de los futbolistas del Alavés al consumarse la derrota en la final UEFA Alavés Liverpool. www.marca.com

Con el pitido final se coronó campeón el Liverpool FC con un desgaste terrible, superando todas y cada una de las adversidades que le había puesto en el camino un equipo de Euskadi, un pequeño club, humilde y modesto, que por una noche se convirtió en grande y que zarandeó a un transatlántico mundial. Una derrota amarga, remar tanto para al final morir en la orilla, pero dejando una huella permanente en la historia de este deporte.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *