, , ,

Fondos de inversión: ¿sustento económico o esclavitud?

The following two tabs change content below.

Vicente Breso

Licenciado en Sociología y Ciencias Políticas. Amo el fútbol y estoy enamorado del baloncesto. Escribir sobre ellos es la leche.

No podemos decir que son unos recién llegados, están aquí desde hace tiempo y echaron raíces con la crisis económica que afectó nuestro fútbol. Atlético de Madrid, Valencia, Deportivo de la Coruña, Levante…y un largo etcétera de equipos se han valido de los fondos de inversión para cuadrar sus plantillas. En algunos casos los resultados han sido óptimos y en otros desastrosos.

La FIFA ha optado por prohibirlos, al considerarlos una nueva “forma de esclavitud” , ya que los derechos de los futbolistas pertenecen a una entidad que rige sus destinos, como si de una mercancía se tratase. Dicha mercancía se adquiere en su totalidad o en pequeños porcentajes (típico del fútbol sudamericano) con la esperanza de que su valor aumente en un periodo razonable para recuperar la inversión y hacerse con las ganancias de una futura venta. Esta fórmula tan simple ha ayudado a clubes a adquirir a jugadores que de otro modo jamás se hubiesen podido permitir, léase Radamel Falcao con el Atlético de Madrid.

Radamel Falcao Atletico Madrid vs Athletic Bilbao

Radamel Falcao celebrando uno de sus muchos goles como rojiblanco

Falcao es “el ejemplo” por antonomasia de nuestro fútbol, aquel que utilizan los fervientes defensores de los fondos de inversión. El Atleti disfrutó de los goles de “El Tigre” durante dos años en los que estuvo en la entidad rojiblanca, años en los que Doyen Sports permitió que el colombiano engordara su cuenta goleadora hasta que su valor alcanzó su cenit y se decidió vender sus derechos al Mónaco. Previamente, dicho fondo de inversión pagó los 47 millones de euros que costó su transferencia made in Oporto y fijó cuatro plazos para que el Atleti devolviese el montante a un 8% de interés. El Atlético nunca tuvo cash suficiente para asumir la operación, sabía que Falcao tenía fecha de caducidad y que, además, no iban a tener excesivas ganancias por el valor de su traspaso. A pesar de eso, la operación salió a pedir de boca: Falcao se convirtió en uno de los mejores delanteros centros de Europa y el conjunto rojiblanco levantó una Copa del Rey, una Europa League y una Supercopa de Europa. Magia financiera y éxitos deportivos. ¿Qué más se puede pedir?

PETER-KENYON-001

Peter Kenyon, el arquitecto del Chelsea de principios de siglo es la cara visible de Doyen Sports Investments

El Deportivo de la Coruña y Jorge Mendes, una íntima relación

El ejemplo del Deportivo de la Coruña es singular por ser, seguramente, el club español que más ha insistido con la ayuda de estos fondos, no siempre con buenos resultados. Sumido en la miseria económica y sin posibilidad de pagar salarios acorde a la Primera División, el equipo gallego ha llamado a la puerta del superagente Jorge Mendes en múltiples ocasiones. Bruno Gama, Silvio, Oliveira, Pizzi , André Santos o Cavaleiro son sólo unos pocos jugadores que han acudido de parte del luso. El equipo español paga una cantidad al fondo de inversión de Mendes por la cesión del futbolista y a cambio éste los cede durante un mínimo de un año, pagando en algunos casos la totalidad de su salario. En alguna circunstancia, el conjunto blanquiazul ha podido disfrutar de jugadores de gran calidad a bajo coste, sin embargo también ha permitido que un solo agente de jugadores lleve a un tercio de la primera plantilla, con la pérdida de “soberanía de club” que eso implica. Por otra parte, no siempre la calidad y el rendimiento de los jugadores ha sido el deseado y no son pocos los que piensan que Mendes ha usado al Deportivo como una sucursal de Gestitute, su agencia de representación.

805205_1

Tiago Pinto, uno de los portugueses representados por Jorge Mendes

Liga BBVA vs Premier League: distintos problemas, distintas soluciones

La supervivencia de muchos equipos españoles sería prácticamente inviable sin la participación de los fondos de inversión, eso es innegable. El Mallorca se valió de un fondo para pagar un millón de euros por Giovanni Dos Santos; el Valencia adquirió al colombiano Pabón pagando sólo la mitad de su pase y cediendo el 50% restante a Doyen Sports; el Levante se valió de un fondo turco para poder contar con Obafemi Martins durante media temporada. Los ejemplos son tan numerosos que se nos hace difícil pensar en lo dañada que quedaría la Liga BBVA a efectos de competitividad, en caso que estos desaparecieran.

En Inglaterra atajaron a los recién llegados mucho antes, justo tras descubrir que Quality Sports andaba detrás de la adquisición de Javier Mascherano y Carlos Tévez por parte del West Ham (2006).El asunto se saldó con una multa de más de 5 millones de libras y la prohibición explícita de cualquier participación de terceros en la propiedad de los futbolistas. Ahora bien, esto no quiere decir que los fondos no puedan hacer su negocio con los clubes de la Premier, de hecho buena parte de los clubes ingleses tienen que negociar forzosamente con ellos para adquirir la totalidad de los derechos de los jugadores. Eso es prácticamente obligatorio en el caso de que se quiera incorporar un futbolista de Brasil, e incluso de Portugal, como el fichaje de Mangala (Doyen Sports) por parte del Manchester City o de Marcos Rojo (también Doyen Sports) por el Manchester United.

Carlos TEVEZ et Javier MASCHERANO - West Ham with Alan PARDEW

Mascherano y Tévez posando como jugadores del West Ham United

Brasil, el paraíso de los fondos de inversión

En otras partes del mundo, sin embargo, los fondos de inversión serán aún más difíciles de eliminar. Hablamos, por ejemplo, de Brasil, que acaba de anunciar su prohibición a partir del próximo 1 de mayo, motivo por el que, según dicen, el Cruzeiro decidió no poner más trabas a la venta de Lucas Silva al Real Madrid. El nuevo jugador blanco, como es habitual en el país sudamericano, tenía repartidos sus derechos en pequeñas partes pertenecientes a empresas o fondos varios entre los que se incluían BMG, el Laboratorio SEM Sigma Pharma, Pedro Lourenço (un empresario), dos supermercados BH o la Agrupación Deportiva Ovel.

La razón a esta participación de sociedades es muy simple, los clubes brasileños han aceptado la multiparticipación de estos “agentes externos” a cambio de una liquidez inmediata. Raramente participan de la totalidad del pase del jugador, por lo que se ahorran grandes cantidades en salarios y, lo más importante, obtienen dinero fresco a edades muy tempranas en los que el futbolista ni siquiera tiene un mercado.

1419849380_extras_noticia_foton_7_1

Lucas Silva tenía sus derechos repartidos en más de 5 sociedades

El caso de Brasil es, quizás, el más hiriente de todo el mundo del fútbol. La innumerable participación de fondos provoca auténticos galimatías a la hora de redactar un contrato y no son pocos los clubes europeos que prefieren acudir a otros mercados con la intención de ahorrarse conflictos con sus clubes de procedencia. Neymar es un buen ejemplo de ello: DIS decía tener un 40% de los derechos del jugador y abrió un litigio que no parece tener un final claro. Este grupo, que tiene parte de la propiedad de jugadores como Andrés D´Alessandro (Internacional Porto Alegre) o Paulo Enrique Ganso (Sao Paulo), dijo haber adquirido este porcentaje de derechos cuando Neymar Jr tenía 14 años, sin embargo no ha recibido la compensación que, presuntamente, les corresponde.

El recelo de la FIFA con los fondos tiene su explicación en la vorágine en la que está sumida el fútbol sudamericano. Hemos hablado de Brasil, pero podríamos hacerlo también de países como Colombia o Argentina.

images

James Rodríguez llegó al Oporto con la ayuda de un fondo de inversión

En todos los casos, los fondos de inversión pagan cantidades asumibles a los clubes a cambio de un porcentaje de los derechos del futbolista, algo que las entidades deportivas empezaron viendo como un filón para generar liquidez y de lo que han acabado siendo auténticos adictos. Es un bucle que no parece tener fin: los clubes incluyen estas cantidades en sus presupuestos y han aprendido a vivir con ello. Cada año reciben pequeñas inyecciones económicas que les permiten sobrevivir al día a día y poder asumir nuevos fichajes. Pero, ¿a cambio de qué?

Buena parte de los clubes sudamericanos tienen un control limitado sobre sus futbolistas, por lo que no tienen la posibilidad de retenerlos en sus filas sin contar con el beneplácito de multitud de empresas, pero lo más importante es que se ven privados de las cantidades millonarias que puede generar un gran traspaso. Pan para hoy y hambre para mañana, se alimenta al pobre pero no se le ayuda a salir de su miseria.

La opinión del Rey Midas del fútbol, Jorge Mendes

Jorge Mendes, irritado por la decisión firme de la FIFA habló de la “ilegalidad” de prohibir los fondos de inversión y apeló a la competitividad para defender sus prácticas: “por ejemplo Benfica y Oporto no reciben más de 18 millones de la televisión mientras cualquier equipo inglés pequeño gana 80 millones por año. Eso mata la competición. Sin los fondos de inversión en España el Atlético no habría sido campeón. Quieren una competición entre Real Madrid, Barcelona, Bayern y Manchester United. Y respecto al Juego Limpio Financiero, si soy presidente de un club y quiero gastar mi dinero en contratar jugadores, me lo impiden. Y eso es una estupidez. Estoy convencido de que las dos normas en un Tribunal serían derogadas”.

jorge-mendes

Jorge Mendes, el hombre que mueve los hilos del fútbol moderno

Su enfado es comprensible si tenemos en cuenta su participación en fondos como Quality Sports Investments o Meriton Holdings Limited , empresa perteneciente a Peter Lim, propietario del Valencia Club de Fútbol, un caso singular del que seguro tendremos tiempo de hablar en otra ocasión.

¿Es lícita la participación de empresas y fondos en la financiación de fichajes o en la propiedad de los derechos de los jugadores? ¿ha sido beneficiosa o perjudicial la aparición de estos entes en el mundo del fútbol?