Fuera de los focos | Estadísticas, equipos y análisis de Kelly Olynyk

Kelly Olynyk Miami Heat 2018-19

En el draft del 2013, otro talento canadiense llegaba a la NBA. Un jugador interior con mucha versatilidad y grandes capacidades para jugar al baloncesto moderno con facilidad. Lo que quedó más que comprobado en su etapa con la Universidad de Gonzaga. Hoy analizamos a Kelly Olynyk.

En dicha universidad jugó a un nivel que llamó la atención de la mayoría de los ojeadores de las treinta franquicias. Muchos entrenadores hubieran estado encantados de haber tenido un perfil como el del ala-pívot nacido en Toronto. Subió semana tras semana en los pronósticos del draft debido al aparecer tantos pretendientes para tener sus servicios.

Kelly Olynyk, elección 13 del draft de 2013 para Dallas

Esto le hizo subir hasta los puestos de lotería, aún siendo una camada llena de jugadores con un enorme talento. Fue seleccionado en el pick 13º por los Dallas Mavericks, equipo en el que ni se unió a la disciplina. Traspasado de inmediato a los Boston Celtics a cambio de Lucas Nogueira, el pívot brasileño. A esta oferta le acompañaron dos futuras segundas rondas del draft para convencer a los texanos de dejar escapar a su rookie. De esto se arrepintieron con el paso de los meses hasta llegar a formar parte del segundo mejor quinteto de novatos.

La presencia de Kelly Olynyk en la NBA le abrió directamente las puertas de aparecer también en su selección nacional. Disputó el Campeonato FIBA de las Américas y realizó unas buenas actuaciones. Llegó hasta las semifinales con gran solvencia y buenas sensaciones. Pese a que finalmente terminaron siendo derrotas y enviados al tercer y cuarto puesto. Lograron una medalla de bronce que a día de hoy es la única distinción colectiva que tiene Olynyk. Aunque habría que sumarle el mejor quinteto del All-American y jugador del año de WCC en 2013.

Kelly Olynyk Boston Celtics

Contrato de 50 millones para Kelly Olynyk con los Miami Heat

Su presentación a la competición había sido buena. Por lo que firmó más de 50 millones de dólares por cuatro temporadas con el conjunto de Florida. ¿Es un contrato justo acorde a su rendimiento?. La respuesta es que sí, debido a los intangibles que puede aportar para unos sistemas en lo que se colabore entre todas las piezas. Sin duda, es un gran entendedor del juego y un activo de rol más que clave para acompañar a estrellas de la liga. El problema es que actualmente no tiene en su plantilla un referente al que complementar. Lo que puede hacer parecer su impacto no es tanto como podría llegar a ser.

La mejor temporada en la NBA de Kelly Olynyk

En el curso anterior, el 2017/18, vimos la mejor versión que ha tenido el canadiense de Miami desde su llegada a la liga. Disputó 76 partidos en total y como titular en 22 ocasiones. Con una media de 23’4 minutos por noche y un buen aprovechamiento de ellos. Se convirtió en un tirador fiable y de gran ayuda para los sistemas de los Heat. La IQ baloncestística y el físico son una mezcla que le hacen ser muy valioso, sin tener las mejores estadísticas que se pueden ver.

En esta temporada, fue capaz de firmar 11’5 puntos por partido. Realizándolo con unos porcentajes que le dan el valor de mercado ya comentado antes. Con un 49’7% en tiros de campo, un 37’9% en tiros de 3 y un 77% desde la línea de tiros libres. Un lanzador de garantías, a pesar de que debería de frecuentar más la pintura que disparar. Con un eFG% (porcentaje de tiro efectivo) de un 58%, dato que supera a muchísimos grandes nombres de la liga.

También registró sus mejores números en otros aspectos del juego. Subiendo en puntos y asistencias con respecto a la época que estuvo en los Celtics. Capturando hasta 5’7 rebotes de media, superando primer año, que era el mejor de su trayectoria hasta eso. Además de repartir casi 3 asistencias, muchas de ellas en segundad oportunidades o gracias a su buena lectura de juego.

¿Ha existido una regresión en esta season?

Durante el inicio del curso, lo mostrado por Olynyk se ha alejado un poco de la trayectoria ascendente que llevaba. Bajó sus prestaciones desde los minutos en pista hasta cualquier apartado estadístico que se pueda observar. Con menos de 10 puntos, menos de 5 rebotes, menos de 2 asistencias y unos peores porcentajes de lo que se había tenido. Bajando su media de tiro efectivo hasta los 56’6%, un cambio significativo a mal.

Pero fuera de los números, se pueden observar unas cosas muy diferentes. La mejora que ha desarrollado en el peso defensivo es bastante notable. Más allá de lo que reflejen los registros de robos y tapones. El trabajo en defensa aún bajando sus prestaciones en ataque le llevan a que sus ratings tengan balance positivo. Los Heat anotan 113 puntos por cada 108 que encajan de sus rivales cuando el canadiense está en pista.

Por no añadir que la nueva dinámica que ha implantado Spoelstra cumple con un papel muy importante. Ejerciendo en varias ocasiones de falso pívot para colaborar con los emparejamientos defensivos. Esto les permite tener un quinteto de menos altura, pero mayor velocidad. Una buena adaptación a las tendencias del baloncesto moderno en las que se busca el tiro de tres más que la pintura.

Tres partidos Kelly Olynyk que ilusionan

A sus 27 años de edad y solo 5 de experiencia como profesional, le queda mucho por hacer. Ha realizado tres actuaciones individuales que han hecho sacar su nombre en muchas portadas. Algo a lo que no se encuentra del todo acostumbrado, ocupando normalmente un segundo plano. Tanto en Boston como en Miami nunca ha tenido ese protagonismo que cualquier jugador quiere. Y puede llegar su reivindicación de una vez.

Contra los Phoenix Suns, Kelly Olynyk realizó su máxima anotación en un partido de la temporada. Con 28 puntos y una seguridad en cada lanzamiento que le hicieron dar un salto de calidad esa noche. Hizo 11 aciertos de los 17 intentos de tiro de campo que ejecutó. Rozó quedarse en un 65%, aún arriesgándose mucho desde la línea del perímetro. Anotó 4 de los 6 triples que intentó ante los de Arizona. Toda una demostración de lo que puede llegar a ser en estos años de madurez. Capturó también su máximo de rebotes con 1o atrapados.

El segundo partido a destacar, ha sido contra los Houston Rockets del actual MVP, James Harden. Pasó otra vez de los 20 puntos, con muy pocos intentos y una efectividad digna de analizar. Disparó en 14 ocasiones y encestó 9 de ellas. Volvió a verse por encima del 60% de acierto con una amplia muestra. No tan amplia ha sido la del triple, pero el promedio mucho mejor. Anotó 3 de los 4 que tuvo en sus manos.

Por último, ante los Brooklyn Nets, se volvió a salir, liderando al equipo en anotación. Fue el estandarte para la victoria de su conjunto por 117 – 88 con 34 minutos en la pista. Lo hizo anotando 25 puntos con casi un 70% en tiros de campo y un 3 de 5 en triples. Acompañando la actuación con 6 rebotes y 4 asistencias, firmando los mejores números del encuentro.

Estadísticas de Kelly Olynyk

  • Boston Celtics: 9.5 puntos, 4.7 rebotes, 1.7 asistencias en 20.7 minutos.
  • Miami Heat: 10.7 puntos, 5.2 rebotes, 2.3 asistencias en 22.5 minutos.