Sudamérica cada vez más lejos de Europa

The following two tabs change content below.

Gustavo Sanchez

El fútbol es todo, el resto son apenas detalles. Críticas o sugerencias puede escribir en @ustavojs

Entradas recientes de Gustavo Sanchez (ver todas)

El fútbol sudamericano, cada vez más lejos del europeo

El sábado pasado Real Madrid venció 1 a 0 a Gremio de Brasil y se consagró una vez más campeón del Mundial de Clubes. Este es su sexto título, los primeros 3 bajo la denominación Copa Intercontinental (1960, 1998 y 2002). Con el formato actual conquistó el trofeo en los años 2014, 2016 y hace unos días como ya mencionamos.

El partido fue de lo más flojo que se vio en años, Gremio se presentó a la final sabiendo que no tenía chances ante el poderoso Real Madrid, entonces decidió agruparse atrás para tratar de perder por la menor cantidad de goles posible. El gol llegó en el segundo tiempo por intermedio de, obviamente, Cristiano Ronaldo.

El conjunto merengue sabiendo de su superioridad hizo correr el balón a lo ancho del campo de juego, con la vista puesta en el clásico del día 23 ante el Barcelona. Gremio aún en desventaja nunca estiró líneas. El miedo a perder por goleada fue más fuerte que intentar el empate.

Por el hueco que deja la barrera, pasa el balón

Ya partió el derechazo de Cristiano Ronaldo para marcar el gol que significó un nuevo título para el Madrid.

Desde 2010 a la fecha, el fútbol sudamericano en la finales del Mundial de Clubes solo marcó un tanto que valió el título, el gol de Paolo Guerrero jugando para Corinthians ante Chelsea en el año 2012 va quedando cada vez más lejos en la imagen de los aficionados. A los equipos sudamericanos cada vez les cuesta más jugar en igualdad de condiciones con los equipos europeos.

Barcelona, Real Madrid, Bayern Munich parecen imposibles para los Gremio, River Plate, San Lorenzo, etc. Parece ciencia ficción los triunfos de Inter de Brasil sobre el Barcelona de Rijkaard, o la resonante victoria de Boca Jrs sobre el Madrid de los galácticos. Entonces, la pregunta que nos hacemos es: ¿vale la pena seguir disputando esta clase campeonatos? ¿Tiene sentido viajar hasta Japón o Abu Dhabi para saber que el equipo europeo gana el título y el resto lucha por el segundo puesto?

Preguntas que nos hacemos los que amamos el fútbol para evitar que este deporte maravilloso se vuelva previsible. Tarea de FIFA cambiar para que nos ahorremos partidos como el del sábado donde ya sabíamos como terminaba la película.