Gersson Rosas, a modernizar a los Minnesota Timberwolves

Gersson Rosas, en su presentación como nuevo General Manager de Minnesota Timberwolves

Gerson Rossas llegó a la franquicia de los Timberwolves en mayo de 2019. Abandonaba la gerencia del proyecto orquestado por Daryl Morey en los Rockets para iniciar su primer camino en solitario al frente de una gerencia. Lo hacía tras haber aprendido de primera mano cómo se tienen que gestionar las cosas en esta era moderna para tener éxito.

Su mentor no ha sido otro que Morey, el padre de la estadística avanzada en la NBA. Y con todo ese aprendizaje llegaba a Minnesota para por fin de una vez dar un proyecto moderno y que ilusione de verdad al frío estado con ver a su equipo peleando por cotas más altas. Pero el reto es de aúpa. Toca romper con la historia más reciente y eso no es tarea fácil cuando hablamos de los lobos.

¿Quieres reservar nuestra guía NBA 2019-20 con el análisis de las 30 franquicias?

Una historia de catastróficas desdichas en Minnesota Timberwolves

Y es que en Minnesota van siendo muchos años de proyectos fallidos. De equipos que apuntan alto pero que no llegan al nivel esperado durante la temporada, de ilusiones rotas escenificadas en bajos rendimientos sobre una cancha, han sido años de ilusionarse con la llegada de Ricky Rubio y su locura desatada para aceptar meses más tarde que ni disfrutar se puede en el estado norteño cuando el asunto habla de baloncesto masculino en la máxima competición del planeta, por que siempre va a haber algo que te impida hacerlo.

Han sido años de ver proyectos caer sin haber ni hecho acto de presencia ante el resto de la liga. Han sido años de falta de visión, de luchas a contracorriente, de querer aprender sin querer hacerlo, en definitiva. En Minnesota desde que se fue Garnett, con rumbo a Massachussets, solo han ocurrido una serie de catastróficas desdichas.

Kevin Garnett Wolves

Todo esto ha llevado a la franquicia a terminar el año 2018 con los cimientos removidos. Con la estructura y la sensación de que otro proyecto más había tocado fondo y, una vez más, había que dejarlo marchar por el sumidero como si el tiempo sobrase. Se marchó Thibodeau allá por enero de este mismo año y con su salida, Minnesota se abría a la nueva era.

Con su marcha se ponía fin a casi tres años de servicio militar camuflado de entrenamiento de baloncesto. Se ponía fin a una lucha a contracorriente contra la tempestad del juego moderno. El cuál ha llegado a la liga desde hace ya unos años para derruir cualquier prototipo o concepción del baloncesto que se tuviese hasta la fecha y llevar al deporte de la pelotita naranja a una nueva dimensión. El futuro ya estaba aquí, menos en Minnesota.

El paso de Thibodeau a Saunders ejemplificó el cambio para los Wolves

Al norte de Estados Unidos ha tardado en llegar la era moderna hasta este mismo año. Porque cuando Tom Thibodeau abandonaba su estancia de algún hotel de la ‘Twin City‘, en la franquicia se puso el primer paso a la nueva era. Llegaba Ryan Saunders en su lugar. El joven aprendiz que empezó bajo el amparo de Flip Saunders, tomaba mando en plaza en el banquillo de su vida para ponerse al frente del equipo y empezar a modernizar a la franquicia o al menos, en sus primeros meses, a demostrar a los jugadores que también hay formas más amenas y más llevaderas de tener una relación entrenador-jugador. Unos ojos y un pensamiento joven y moderno comandando a los Timberwolves desde el banquillo.

Y la apuesta caló en la franquicia. Había que romper con lo anterior y apostar al futuro, a las nuevas corrientes. Para ello, buscaron un nuevo arquitecto en la gerencia que ocupase el puesto libre que había dejado ‘Thibs’ con su marcha. Sus miradas no han podido ir a otro lado que al equipo exponente de los nuevos tiempo, a mirar en su gerencia y convencer para la causa a nuestro anteriormente mencionado Gersson Rosas.

Tom Thibodeau Butler despedido Minnesota Timberwolves

El cuál desde su aterrizaje en la franquicia no ha hecho otra cosa que declarar abiertamente que viene a instaurar una estructura organizativa en la franquicia que permite la explotación máxima de los recursos con los que se cuenta y que ello se traslade a la pista y a los jugadores. Su objetivo personal marcado es conseguir que toda una estructura, fuera de la cancha, trabaje para poner en la mejor situación posible a los 5 jugadores que salten a la cancha. Sean cuales sean de ellos. Profundicemos en ello.

¿Quién es Gersson Rosas, nuevo ‘General Manager‘ de los Timberwolves?

Pero, ¿quién es Gersson Rosas? Analicemos sus inicios y su carrera en las ‘front offices‘ de la liga. Nacido en el 1978 en la ciudad de Bogotá, en Colombia, fue graduado en el año 2000 en la Universidad de Houston y dio sus primeros pasos al frente de una franquicia NBA en los Dallas Mavericks en el año 2013.

Pero las desavenencias con la dirección del equipo llevaron a Rosas a dejar su puesto al frente de los Dallas Mavericks con la temporada regular a varias semanas de empezar. Al poco tiempo de abandonar la gerencia de los Mavericks, los Houston Rockets se hacían con sus servicios para incorporarse a la plantilla que rodeará en ese entonces al mítico ‘general manager’ Carroll Dawson. Con el cual estuvo hasta su retirada y tras ello, pasó a ser la mano derecha de Daryl Morey, por aquel entonces nuevo presidente de operaciones de los Rockets. Lo hecho juntos, es parte del presente de la liga.

Entre los logros conseguidos encontramos como principal el desarrollo de Harden. El traspaso de Chris Paul y la consecución de jugadores perfectamente amoldables al estilo. El descubrimiento de Clint Capela es otro de los grandes valores a tener en cuenta de su trabajo. Rosas lo consiguió junto a Morey. Ahora le toca hacerlo a él solo en Minnesota.

Gersson Rosas, nuevo General Manager de Minnesota Timberwolves

¿Qué verano podemos esperar de Gersson Rosas y los Timberwolves?

Se vienen tiempos de grandes cambios en los Timberwolves y este verano es el primero de ellos. Para acompañarle en la dirección de la gerencia se trajo de los Brooklyn Nets a Gianlucca Pascucci. Y en el plano ya deportivo como primer objetivo, Rosas, se marcó la búsqueda de un entrenador acorde a sus ideas.

Y buscó pero, tras varias entrevistas, ninguno le convenció tanto como Ryan Saunders. Pero quien no lo hizo fue su plantilla de entrenadores asistentes. Ed Pickney, Larry Greer, Jerry Sichting, John Lucas Jr y Dice Yoshimoto ya no continuarán más en el banquillo de asistentes la temporada. Si lo seguirá haciendo Malik Allen y lo hará acompañado de los nuevos fichajes de Pablo Prigioni y David Vanterpool. Grandes refuerzos para el banquillo de entrenadores asistentes.

Pasamos a temas de plantilla y confección del equipo. El primer reto por delante es el Draft de 2019 en donde se cuenta con el pick número 11 y desde el cual se intentará reclutar a un joven que se amolde al estilo de franquicia que tiene en mente. Aunque tras declaraciones a los medios de comunicación cercanos al equipo, no se descarta que los Timberwolves se muevan durante la noche del Draft. Ya sea traspasando uno de los grandes contratos que ahogan en materia salarial al equipo o buscando hacerse con un pick mejor. Y es que, liberar salarialmente a la franquicia es la principal tarea a desarrollar por Rosas para poder empezar a construir un equipo acorde a su imagen.

Hay brotes verdes sobre los que construir el futuro

Pero no todo son malas noticias en Minnesota y la situación no es tan mala. La no inclusión de Karl Anthony Towns en uno de los 5 mejores quintetos de la temporada ha permitido ahorrar 32 millones de euros en los próximos 5 años. A su vez, hay piezas de gran nivel en la plantilla. Jugadores como el propio Towns, Robert Covington, Josh Okogie, Dario Saric o Jeff Teague ayudan a elevar el nivel del equipo. Aún así, a Gerson Rosas le toca la complicada tarea de arreglar un desastre generado durante los últimos años e introducir a los Minnesota Timberwolves en la nueva era del baloncesto. Su objetivo no es otro. Ha llegado la hora de modernizar al lobo.

Quién escribe
Adrián Pozo

Lee más artículos míos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *