Mauricio Pochettino Tottenham Hotspurs

¿Ha empezado el hundimiento del Tottenham?

Tras el éxito en Europa en la última temporada, parecía que los Spurs tenían este año una oportunidad para seguir creciendo como club. Con el nuevo estadio, los flamantes fichajes y la prueba de que podían llegar lejos en Champions, todo estaba predispuesto para ello. Pero nada más alejado de la realidad.

Los fichjes del Tottenham 2019-20

El conjunto londinense se reforzó, después de un año y medio sin hacerlo, con jugadores de renombre. El traspaso más sonado fue Ndombele, qué llego procedente del Olympique de Lyon por 60 millones de euros. Además del francés, llegaron jugadores de la talla de Lo Celso o Ryan Sessegnon.

Pero estos tres fichajes no han solucionado uno de los mayores problemas del Tottenham, el desgaste de la plantilla. Y es que solo uno de los tres fichajes ha debutado esta temporada con los Spurs. Ndombele ha sido el único en tener una cierta regularidad en el once inicial, ya que los otros dos han estado lesionados todo este tiempo.

Una plantilla corta

Además de tener una plantilla corta por el hecho de no haber incorporado jugadores en tres ventanas de fichajes, tiene a varios jugadores que están en la recta final de su estancia en el club. Eriksen es uno de ellos. El danés pidió el traspaso a otro equipo en verano, pero nadie se lo llevó. Su baja se notaría gravemente en el Tottenham Hotspur Stadium, de hecho, ya se nota cuando empieza los partidos desde el banquillo.

Harry Kane Tottenham Hotspurs
Imagen de enviro warrior.

Otros jugadores en la cuerda floja son Alderweirdel, que también quiere abandonar el club, Vertonghen y Lloris, que empiezan a decaer debido a la edad. A todo esto se tiene que añadir la eterna duda de que la estrella del equipo, Harry Kane, vaya a seguir o no. Los cuatro últimos hombres son titulares indiscutibles para el equipo, una clara prueba de la mala situación de la plantilla. Además de todo esto, la situación financiera del club le impide fichar, pues tiene todo un estadio que pagar.

Por lo tanto, tenemos una plantilla corta de efectivos, con algunos jugadores que empiezan a flaquear y otros que no quieren seguir en el proyecto. A esto falta sumarle jugadores como Danny Rose y Wanyama, a los que el club les ha abierto las puertas pero siguen en el equipo.

Unas expectativas muy altas y un rendimiento muy bajo

El subcampeonato de la pasada edición de la Champions parecía que iba a reforzar un proyecto que, impulsado por Pochettino, había llegado muy arriba. Pero lejos de reforzarlo, lo ha ahogado. Parece que algunos jugadores creen que la final europea es el techo del equipo. La plantilla ha mostrado en varias fases de partidos una apatía preocupante que les ha llevado a cosechar derrotas como la del Bayern de Múnich por 2 a 7 o ante el Brighton con un contundente 3 a 0. Si no hay un cambio tanto en el juego como en la actitud del equipo, estos resultados solo harán que prolongarse y, entonces sí que peligraría el puesto de Pochettino.

La realidad es que el Tottenham se ha sumado a la lista de los equipos del Big-6 que podrían perder esta condición en la actual temporada. Así pues, se suma al Manchester United y al Chelsea. El mal momento de forma coincide además con el auge de equipos de la zona media que están en situación de usurpar el puesto a los grandes del país. Equipos como el Leicester, el West Ham o incluso el Bournemouth (aunque en mucha menor medida), pueden poner aún más trabas a un equipo que, está tocado, pero no hundido.

Deja un comentario