, ,

¿Y si el Big 3 de OKC no se hubiera separado?

Harden, Durant y Westbrook en Oklahoma
The following two tabs change content below.

Andres Weiss Sanchez

Vigués, amante de la NBA. Mi ídolo se llama James Naismith, y sigo la NBA desde que Ginobili tenía pelo. De la religión del 23, Michael Jordan y LeBron James.

Con The Beard a punto de ganar su primer MVP, los integrantes de aquel Big 3 (4 con Ibaka) que hubo una vez en OKC, y que llegó a las Finales en 2012, habrán ganado cada uno el premio individual mas codiciado de la NBA, ya que KD en 2014, y Russ el año pasado, también lo consiguieron. Y la pregunta que viene a contestar este artículo es la siguiente: ¿Qué habría pasado si James Harden no hubiese sido traspasado? ¿Sería Oklahoma el mejor equipo de la NBA con Harden, Durant y Westbrook? ¿O KD habría hecho las maletas igualmente y Harden estaría siguiendo sus pasos, triunfando por su cuenta?

Y para responder a todo esto, volvamos al momento del traspaso que acabó con el Big Three que formaban Harden, Durant y Westbrook, y entendamos las razones por las que se dio el trade, y cómo acabó todo eso en lo que está sucediendo actualmente, para acabar con una reflexión que responda a la pregunta inicial.

El traspaso que puso fin del Big-3 Harden, Durant y Westbrook

El 28 de octubre de 2012 el mundo NBA asistía sorprendido al envío de Harden a Houston a cambio de Jeremy Lamb, Kevin Martin, y dos primeras rondas. Los Thunder venían de superar las expectativas que se le habían puesto durante la anterior Temporada Regular. Pierden en las Finales, pero con el 3º mejor récord y dejándose solamente 3 derrotas por el camino en PlayOffs. Y todo con Durant como líder en anotación y “La Barba” como mejor 6º hombre. Además, teniendo a sus tres mejores jugadores sobre 16 puntos, con casi 70 puntos de media entre los tres, y la sensación de que eran el futuro de la Liga. Porque tenían todos menos de 23 años, los tres habían sido llamados para la Selección Estadounidense, y apuntaban como futuras estrellas de la Liga (KD ya era el presente)… como ha acabado sucediendo.

Vídeo: Harden, Durant y Westbrook se combinan para 91 puntos

¿Dónde estaba el problema? La renovación de James Harden. Llegado en el Draft de 2009 (pick 3) había consumido 3 años de los 4 que dictaminaba su contrato. Y aunque no lo hubiese acabado, podía ya negociar una renovación (caso Smart, Parker o Wiggins el verano pasado). Con una progresión increíble, de 9 puntos a 17 en 3 años, cada vez iba aspirando a un mayor rol. Y por ello, pidió el máximo que se le podía otorgar en ese momento, 60 millones en 4 años. Ante esa demanda los Thunder le ofrecieron 55, para no sobrepasar el Límite Salarial, oferta que él rechazó. Este fue el detonante del traspaso porque, si se iba a ir a por más dinero, OKC se quedaría sin nada, y si lo traspasaban aún habrían obtenido algo a cambio.

Al final, la sensación que queda es como si no hubiesen obtenido nada: Steven Adams (y Abrines en menor medida) es lo único salvable. Ni Jeremy Lamb, ni Kevin Martin, fueron suficientes. Y siempre perderán en comparación con uno de los 5 mejores jugadores de la NBA, y un candidato al título.

Harden, Durant y Westbrook y la oportunidad perdida en OKC

Pero eso no es lo peor. Que con los años haya ido evolucionando y mejorando es normal, difícil es ver la explosión de Harden el momento en que llegó a Houston. Le dieron la titularidad y pasó de 17 puntos en 2011-12 a 26 en 2012-13. Entró en el 3º mejor quinteto de la NBA ese año, y tres veces más en el 1º. Y para más inri, en los partidos en que se enfrentó a OKC esa temporada mantuvo una media de 29 puntos por encuentro, 3 más que su media esa temporada, y avanzando hasta la primera ronda de PlayOffs en la que se enfrentaron (a pesar de que pasara OKC, Harden ya estaba funcionando como una estrella) la producción ofensiva de James no bajó de los 26 por encuentro.

Y la cosa ha seguido empeorando. Kevin Martin se marchó al acabar esa temporada, Jeremy Lamb en el verano de 2015. Con una única nota positiva del traspaso: Steven Adams. Por su capacidad de generar, hacer equipo, y ser líder con tan sólo 24 años. A OKC no le ha ido muy bien.

En 6 años han sufrido dos derrotas en Finales de Conferencia. También dos eliminaciones en 1ª ronda (definitiva y demoledora la de este año) Cayeron en una en Semifinales de Conferencia e incluso en 2015 se quedaron fuera de PO. En este tiempo, Houston ha logrado clasificarse todos los años alcanzando 1 Final de Conferencia. Además, eliminados habitualmente por un equipo que llegaría lejos/campeón (GSW). También han sufrido en este tiempo la pérdida de Durant. Así como la reestructuración completa del proyecto (incluyendo a Ibaka). Además de la “decadencia” en su estatus, un estatus que podría estar por las nubes con Harden, Durant y Westbrook.

Harden, Durant y Westbrook en Oklahoma

Harden, Durant y Westbrook podrían haber creado una dinastía en los Thunder.

¿Cómo habría sido esta temporada de OKC con Harden, Durant y Westbrook?

Porque ya es momento de hablar de lo que hubiese pasado si Harden, Durant y Westbrook siguiesen en OKC. Si los del Cheesapeake Energy Arena se hubiesen rascado un poco el bolsillo con Harden. Porque habrían juntado en la alineación a 3 jugadores de +23 puntos por encuentro. Y no solo eso, ya que cuando habían estado juntos la temporada anterior eran imparables. Sumaban 10 puntos más que los rivales, con mejores porcentajes de tiro y con mejoras en todos los apartados estadísticos.

Porque OKC podría haber sido la siguiente gran dinastía que viniera tras los Heat de LeBron, Wade y Bosh. Le habrían quitado el puesto a Golden State. De esta forma, habrían logrando varios anillos y KD y Harden no se habrían marchado.

Exactamente durante más de 5 años, como se cumplieron el pasado octubre del traspaso. Los 3 con MVP’s (si James Harden lo recibe), y dominando en sus respectivos equipos. Lo que pudo ser y no fue. El gran “Y si” de los últimos años, y otro más para la historia.