El desembarco balcánico

The following two tabs change content below.

Austin Alkorta

Futbolero oficial y entrenador oficioso. Nivel 3.

Entradas recientes de Austin Alkorta (ver todas)

Repaso a los futbolistas balcánicos que han destacado en España

La extinta Yugoslavia y su posterior reconversión en los estados actuales han abastecido al fútbol español desde mediados de la década de los 70 hasta ahora. De hecho, solamente argentinos (1100 futbolistas), brasileños (550) y franceses (400) superan en número a los yugoslavos (375). Si a ello le añado que el mariscal Tito, máximo gobernante desde la finalización de la Segunda Guerra Mundial hasta su muerte en 1980, prohibía a sus futbolistas salir del país para ejercer su labor antes de que cumplieran los 28 años, el mérito es aún mayor ya que gran parte de estos futbolistas convivieron, en mayor o menor medida, con el dictador. Así, la excepción fue la de Arandjelovic, el primer yugoslavo que apareció por el fútbol español allá por enero de 1953. Para ello, tuvo que escapar de la vigilancia del régimen para aterrizar en Madrid tras jugar en Italia y Francia. Su paso fue tan efímero como fructífero, ya que anotó un gol en el único partido que disputó con el Atlético de Madrid de Helenio Herrera. De ahí hasta que apareció el siguiente futbolista balcánico en nuestra Liga transcurrieron 20 años. Los primeros en aterrizar fueron los serbios Djoric (Oviedo), Racic (guardameta y leyenda del Castellón, en el que jugó durante 7 temporadas -1974/82- con ascenso a primera incluido), Katic (Burgos), Antic (Zaragoza), Kustudic (delantero del Hércules -34 goles en 67 partidos-), y los croatas Dujkovic (Oviedo), Kresic (Burgos) y Stefan (Rácing).

Racic defendió la portería del Castellón durante ocho temporadas.

Racic, uno de los primeros futbolistas balcánicos en España, defendió la portería del Castellón durante ocho temporadas. (Imagen: miscromosfutbol.blogspot.com)

La mayoría de estos jugadores han dejado una gran impronta allá por donde han pisado. Su capacidad de integrarse con el aprendizaje del idioma como tarea prioritaria, la implicación, el compromiso, etc., en definitiva, la profesionalidad con la que han ejercido sus funciones han provocado el reconocimiento de sus clubes y aficiones. Es obvio que el hecho de que llegaran a España con la treintena de años cumplidos favorecía su integración ya que habían alcanzado la madurez futbolística, social y humana. La disolución de Yugoslavia que sucedió tras los hechos acaecidos durante el periodo que va desde el año 1992 hasta 2006, provocó la formación de seis repúblicas soberanas (Serbia, Croacia, Montenegro, Bosnia-Herzegovina, Macedonia y Eslovenia), a las que se añadió Kosovo en 2008. De todos ellos, Serbia es el país más representado (165 jugadores), seguido por Croacia (89), Bosnia (50), Montenegro (33), Eslovenia (15), Macedonia (14) y Kosovo (9).

Miroslav Djukic es el futbolista de la antigua Yugoslavia con más partidos en España.

Miroslav Djukic es el futbolistas balcánicos con más partidos en España. (Imagen: forocoches.com)

Tras el anteriormente mencionado grupo selecto de atrevidos foráneos y con las nuevas leyes llegaron los serbios Djukic (Deportivo principalmente), Paunovic (Mallorca), Kovacevic (Real Sociedad), Stankovic (Mallorca), Visnjic (Rayo), Markovic (Logroñés), Jokanovic (Oviedo) y Maric (Celta B), los croatas Bilic (Sporting), Suker (Sevilla), Jankovic y Jerkan (Oviedo), los bosnios Gudelj (Celta), Kodro (Real Sociedad) y Milosevic (Zaragoza), y los montenegrinos Mijatovic (Real Madrid) y Delibasic (Rayo), destacando todos ellos por disputar más de 200 encuentros en suelo español.

Miljan Miljanic conquistó tres Ligas y una Copa con el Real Madrid.

Miljan Miljanic conquistó tres Ligas y una Copa con el Real Madrid. (Imagen: miticosymadridistas.blogspot.com)

En el apartado de entrenadores, la suma de los mismos de la antigua Yugoslavia es significativa ya que solamente es superada por los técnicos nativos y argentinos, siendo los primeros de habla no hispana. De los 32 entrenadores balcánicos que se han sentado en los banquillos españoles, 14 han sido jugadores en nuestros equipos con anterioridad (43%). Los primeros fueron el croata Monsider, que dirigió al Sabadell, Barakaldo y Terrassa en la década de los 50, todos ellos en la división de plata, y el serbio Brocic, entrenador del Barcelona y Tenerife a principios de los 60, que no tuvieron el éxito de Miljanic (Real Madrid), Pavic (Athletic, Málaga, Celta), Boskov (Zaragoza, Real Madrid, Sporting), Milosevic (Cádiz), Brzic (Osasuna, Mallorca, Oviedo), Antic (Zaragoza, Real Madrid, Oviedo, Atlético) o el trotamundos Kresic (Burgos, Marbella, Betis, Mérida, Valladolid, Las Palmas, Mallorca, Recreativo, Murcia y Numancia).

Para finalizar, no podemos obviar a los actuales representantes “yugoslavos” de la Liga: Oblak, Savic, Vrsaljko, Rakitic, Modric, Rukavina, Radoja, Dmitrovic, Bardhi o Halilovic, que podrían conformar un once muy competitivo. Fuente: bdfutbol.

Bardhi representa la nueva hornada de futbolistas balcánicos.

Bardhi representa la nueva hornada de futbolistas balcánicos. (Imagen: as.com)