Vendido al mejor postor, ¿seguro?

The following two tabs change content below.

Manuel Fuentes

Redactor Jefe y CM at SportBall
Máster en Comunicación. Apasionado de los deportes. Orgulloso cofundador de esta web.

Estaba yo repasando el mercado de fichajes en mi cabeza, cuando he caído en una cuestión que me ha llamado mucho la atención. Y es que no paro de darle vueltas al fichaje de Arda por el Barcelona y la poca repercusión que ha tenido, tanto en los medios como en la calle. ¿Es que ningún aficionado del Atlético se ha indignado? ¿No consideran una traición que su jugador se quiera ir a un equipo con el que se disputan títulos? ¿No le importa a Cerezo reforzar a un rival directo? Aunque bueno, en un arrebato de sinceridad y humildad muy poco vistas hasta ahora, el máximo dirigente colchonero declaró tras la venta del turco: “prefería jugar en un grande”. Fuertes declaraciones que demuestran que Cerezo considera al Barcelona superior y no un rival directo. La realidad es que hace dos temporadas, el equipo dirigido por el Cholo ganó la Liga en el Camp Nou y eliminó a los catalanes de la Champions. Vale, dejémonos de demagogia. El Barcelona sí es superior al Atlético, pero ¿a nadie le extraña ver a un Cerezo tan humilde?

Arda fichó por el Barcelona sin mayor revuelo

Arda fichó por el Barcelona sin mayor revuelo

Y ahora voy a formularos la pregunta raíz de este artículo. ¿Qué hubiese pasado si fuese el Real Madrid el que hubiese intentado el fichaje de Arda? La que se hubiera liado. Todos los atléticos tendrían el grito en el cielo. Entendible desde el punto de vista de que son máximos rivales y cohabitan en la misma ciudad. De ahí ha nacido el ya famoso “pacto de no agresión” entre las dos entidades. Como parto de la base de que este artículo va a ser polémico, voy a arrojar un poco más de leña al fuego. “Pacto de no agresión”. Muy bien. Pero, ¿a quién le favorece? ¿Tiene algo de qué preocuparse el Madrid? ¿De qué priva este pacto a los colchoneros? ¿De fichar a las máximas estrellas del Madrid? ¿Es que acaso podrían hacerlo sin el pacto? El caso más flagrante ha sido el del Kun. Al propio jugador casi se le caen de la boca las palabras afirmando su deseo de fichar por lo blancos, pero Florentino echó abajo las negociaciones para no molestar a sus vecinos. Se supone que se trata de respeto, por la vecindad y cordialidad. Pero no pasa nada si esta se rompe desde las orillas del Manzanares; sólo hay que pensar en la rajada de Simeone en 2015: “Veo la próxima Liga peligrosamente preparada para el Real Madrid”. ¿Preparada por quién? Y, por cierto, el Madrid no ganó esa Liga.

Pero, ¿es el Atlético el único caso? Ni mucho menos. Cada vez que el Madrid llama a la puerta de un conjunto español para fichar, se arma el lío. Que si los blancos no respetan a los demás equipos, que cada vez que un jugador levanta cabeza, aparece la chequera de los de la capital… Hemos escuchado esas frases mil veces mientras el Barcelona se reforzaba con Arda, Adriano, Vidal, Keita, Alves, Villa, Alba…sin ningún tipo de revuelo. En muchos casos, es la propia prensa (localista, sobre todo) la que genera animadversión en sus equipos hacia el Madrid. Está claro que algo de culpa tendrá que tener el equipo blanco. Pero es que esta situación ha llegado a ser tan radical que los equipos prefieren perder dinero antes que vender a sus jugadores al equipo de Concha Espina. Ha pasado con Villa y pasó antes con Mendieta. Sí, claro, el Valencia también vendió a jugadores al Madrid, como Albiol, pero nunca a ninguno de sus buques insignia. Era la moda de vender al peor postor, con tal de que no acabasen jugando en el Bernabéu sus jugadores.

El Valencia rechazó 58 millones del Madrid y aceptó 48 de la Lazio por Mendieta . Historia Mendieta - Real Madrid

El Valencia rechazó 58 millones del Madrid y aceptó 48 de la Lazio por Mendieta

Otro tema es el encarecimiento que sufren los jugadores cuando es el Madrid el que llama a la puerta. Me viene a la cabeza el caso Snejder. A finales de julio de 2007, no eran pocos los medios que daban su fichaje hecho por el Valencia, a cambio de 12 millones de euros. Dos semanas más tarde de esas noticias, el centrocampista holandés se presentaba en el Santiago Bernabéu, tras recibir el Ajax 27 millones de euros. No me cabe la menor duda de que el Real Madrid tiene mucha culpa de todo esto, que fueron ellos (o sus presidentes) los que rompieron el mercado con fichajes astronómicos y demás. Pero, ¿no hay ningún porcentaje de culpa en las entidades rivales? Los equipos han visto una mina en las arcas del Madrid. Se ha llegado a una situación en la que el Madrid tiene que pagar esas cantidades o, simplemente, se quedaría sin los jugadores. En cualquier caso, es la venta al mejor postor, que suele ser el que tiene más dinero. Totalmente lógico. Pero, ¿y cuándo no llega ni con ser el mejor postor?