The following two tabs change content below.

Samuel Solleiro

Entradas recientes de Samuel Solleiro (ver todas)

A lo largo de mis 18 años de vida siempre he sido un entusiasta del fútbol y, por ser el equipo de mi tierra y por la influencia familiar, un seguidor del Celta de Vigo. Pero eso no es un requisito necesario para reconocer el tremendo futbolista que es Iago Aspas.

Aunque hoy el club celeste goce de una salud institucional y deportiva que permite al club y a sus socios soñar con objetivos mayores, la etapa que nos ha tocado vivir a mí y a todos los celtistas de mi generación durante nuestra niñez fue complicada. Con el equipo en el pozo de Segunda División, las grandes noches de Mostovoi y compañía se recordaban con resignación y melancolía, como un pasado inalcanzable.

Iago Aspas devuelve al Celta de Vigo a la élite

Sin embargo, el Celta ha vuelto a la élite. Con una mentalidad ambiciosa, compite contra los mejores equipos del mundo y despliega un fútbol asociativo que practica y promueve desde la cantera, lo que le ha llevado a ser considerado como un club modélico. Pero esta evolución no se entiende sin la aparición en Balaídos de un jugador que va camino de convertirse en leyenda en la ciudad olívica, Iago Aspas.

El canterano, tras una aparición fulgurante en el primer equipo y dos años de más sombras que luces fuera de Vigo en Liverpool y Sevilla, ha vuelto a su casa y se ha ganado el corazón de la parroquia celtiña a base de esfuerzo, personalidad y mucho talento. Atributos con los que tanto la afición como el club se sienten muy identificados.

Iago Aspas celebra un gol señalándose el escudo.

Iago Aspas celebra un gol señalándose el escudo. Twitter.com

Para el Celta, Iago Aspas es más que un jugador, se trata del reflejo en el terreno de juego de un proyecto sólido, basado en la cantera, el fútbol de calidad y el esfuerzo.  Además, su comunión con la grada es indiscutible. Ser natural de Moaña, canterano y un enamorado del Celta son rasgos que en Vigo se tienen muy en cuenta y que le han valido al atacante para ser extremadamente querido en su ciudad y considerado en toda España como ‘El príncipe de las bateas’ o ‘El mago de Moaña’. Este aprecio, tanto por parte de la directiva como por parte de la afición, hacen que Aspas sea, sin ningún tipo de duda, el buque insignia y la bandera del Celta actual.

Con 30 años, Iago Aspas ha alcanzado la plenitud futbolística y personal, consiguiendo poner sobre él los focos del fútbol mundial y estar en todas las quinielas para acudir a la cita mundialista de este verano en Rusia. Sin duda, hablamos de un jugador diferente, un líder con toda una ciudad a sus pies y que tiene todo para pasar a la historia del club de sus amores.