Iago Aspas, el Genio de Moaña

The following two tabs change content below.

Bieito Baliño

No fútbol, como na vida, a veces hai que dar un paso atrás para avanzar dous.

Iago Aspas Leyenda del Celta

En el parque de algún pueblo de Galicia los niños juegan al fútbol después del colegio. Estos partidos de toda la vida son un batiburrillo de camisetas de equipos de fútbol y de afición a unos colores. Los colosos de nuestro fútbol siempre están representados por algún chaval que se pide ser Cristiano Ronaldo y por otro que se pide ser Messi. En Galicia siempre hay uno que es Iago Aspas. Hoy en día, los niños del Celta quieren ser Iago Aspas.

Para una generación como la del que escribe, la cual forjó un amor perenne con el Celta gracias a figuras como Mostovoi, Gustavo López, Mazinho, Makelélé o Karpin, resulta insólito que un chaval de Moaña alcance e incluso supere la admiración que aún tiene el graderío por estas estrellas del pasado. La explicación de tamaño encandilamiento con Aspas nos retrotrae al 7 de junio del año 2009. Aunque ya había debutado un año antes en el Helmántico, ese día fue su gran puesta en escena. Faltaban tres jornadas para acabar la liga y el Alavés visitaba Balaídos como rival directo por la permanencia en segunda división. Iago Aspas entró como revulsivo y anotó dos goles en una victoria agónica que si no se llega a dar pudiera haber acabado con el Celta descendiendo a 2ªB, con lo que peligraría su existencia como entidad.

Después de ese día, el Genio de Moaña creció como jugador a la vez que el Celta lo hacía como club. Suyos fueron los 23 goles que ayudaron a conseguir el ascenso en la 2011/2012. El año siguiente, volvió a ser clave en la permanencia e irrumpió de tal forma en 1ª división que el histórico Liverpool llamó a su puerta. Después de una temporada en Anfield en la que apenas jugó debido al extraordinario rendimiento de Luis Suárez y Sturridge, se marchó al Sevilla. La temporada pasada tampoco tuvo suerte en Heliópolis y este verano fue el de un regreso a casa necesario. Porque Iago Aspas es del Celta y posiblemente con ninguna otra camiseta será igual de bueno. La afición lo quiere porque si no fuera futbolista estaría en la grada animando al equipo.

Esta temporada lleva 13 goles en 32 partidos, algunos de muy bella factura y muy importantes para el equipo. Berizzo lo utiliza pegado a una banda, como extremo, pero Iago es muy polivalente. Es un jugador con una técnica exquisita, rápido y con gran olfato goleador, por lo que se desenvuelve bien tanto por las bandas, como de delantero centro o incluso por detrás del mismo. Pero si hay que destacar una de las muchas habilidades de Iago Aspas es su garra, su ambición y su lucha. Es un jugador al que nunca se le puede reprochar falta de esfuerzo. Incluso haciendo un mal partido, él siempre suda la camiseta.

Aspas en las categorías inferiores. Iago Aspas Leyenda del Celta

Aspas en las categorías inferiores. Vía: canteiraceleste.com.

Este año es el de su reafirmación como gran futbolista, después de dos años en los que no dispuso de los minutos suficientes para demostrar su valía. La sociedad que forma junto a Orellana y Nolito es una de las delanteras más temidas de España, sin duda la mayor virtud de un equipo que es actualmente 5º clasificado en liga y que logró alcanzar la semifinal en la Copa del Rey. Los caminos de Iago Aspas y de su Celta parecen estar unidos, en línea ascendente desde la irrupción del de Moaña en aquel partido ante el Alavés, cuando nació el héroe. Ni jugador, ni equipo parecen tener un límite hoy en día y la incógnita es hasta donde llegarán. Lo que está claro es que Iago Aspas es ya una leyenda viva del celtismo y cuando se retire será un mito. Los niños de hoy contarán a sus hijos que el Celta existe porque un día lo salvó un chico de la cantera. Revivirán sus 23 goles en segunda división, o cuando reventó la cintura a Colotto para regalar el gol de la permanencia al año siguiente. Contarán con orgullo todas las hazañas de Iago que todavía no llegaron, como sus gestas por Europa. Pero sobre todo, los niños de hoy recordarán con ternura que un día quisieron ser como el Genio de Moaña.

Frase que colgó el jugador esta semana. Iago Aspas Leyenda del Celta

Frase que colgó el jugador esta semana. Vía: Twitter.