Isco, un 10 de los de antes

The following two tabs change content below.

Bieito Baliño

No fútbol, como na vida, a veces hai que dar un paso atrás para avanzar dous.

Entradas recientes de Bieito Baliño (ver todas)

Isco un 10 de los de antes

Una vez escuché decir al gran Ángel Cappa que a los jugadores buenos hay que alinearlos pase lo que pase. Un entrenador no puede bajo ningún concepto (futbolístico) dejar en el banco a uno de sus jugadores más talentosos. Si un técnico tiene en su equipo, a por ejemplo, tres laterales derechos que son de lo mejor de la plantilla, tiene que meditar, hacer cuentas y rebanarse los sesos para que esos jugadores salgan titulares. Los buenos tienen que jugar. Personalmente, creo que lo bueno para el fútbol y para los amantes del mismo es que este tipo de jugadores que hacen que tú pagues por verlos jugar, deben disfrutar en el campo. Siempre que ellos disfruten, también harán disfrutar. Y esto, obviamente sólo se consigue si juegan y se sienten importantes en sus equipos. Últimamente se está hablando mucho del rendimiento de Isco en el Real Madrid. El malagueño recibe multitud de críticas porque no corre, no defiende, no pasa el balón, no crea ocasiones de gol… En definitiva, al jugador se le achaca principalmente que no aporta al equipo.

Isco ganador del "Golden Boy" en 2013. Vía: vivafutbol.es Isco un 10 de los de antes

Isco un 10 de los de antes. Ganador del “Golden Boy” en 2013. Vía: vivafutbol.es

En primer lugar, debo advertir que a partir de aquí, este artículo es sólo mi opinión, no soy poseedor de la verdad absoluta y mucha gente estará en desacuerdo conmigo. Pues bien, yo soy admirador de los jugadores como Isco. No de Isco en particular, si no de todos los jugadores que ofrecen algo distinto porque tienen el don de tratar la pelota como un malabarista trata a sus bolitas de colores. Los futbolistas que son artistas, virtuosos que consiguen que el fútbol sea menos deporte y más arte, esos que arrastran a miles de personas a presenciar sus obras maestras. El fútbol sin estos hombres no tendría hinchas, y la afición es la piedra angular del juego más famoso del mundo. Creo que Isco sería un jugador inmenso en otro club del mundo, pero tiene la “mala suerte” de estar en el Real Madrid, uno de las instituciones más competitivas y exigentes del mundo. Dentro de la jerarquía del equipo, podemos decir que el talentoso jugador no sale beneficiado. Es joven, español y su traspaso (sobre 30 millones) no es de los más caros de la plantilla. Además, creo que el fútbol de la actualidad tampoco lo beneficia mucho. Isco es uno de esos jugadores que de pequeños jugaban de enganche, de mediapunta, pero la evolución del fútbol hacia el 4-3-3 los hizo reconvertirse. Este tipo de jugadores que hace una década jugarían donde lo hacían Riquelme o Guti, actualmente se ven desplazados a la banda (extremos), al mediocampo (volantes) o a la punta de ataque (falso nueve). En resumen, zonas del campo donde la exigencia física y la responsabilidad defensiva son superiores que jugando en la posición de enganche. Creo que hoy en día, en muchísimos casos jugadores como Isco están jugando fuera de su posición natural. Aún así, pienso que lo que está haciendo Isco en el Real Madrid tiene muchísimo mérito. Llegar con 20 años a uno de los mejores clubs del mundo y rendir de manera más que aceptable es digno de admiración. Hablando en cifras, el primer año marcó 11 goles y dio 9 asistencias en 53 partidos; el segundo, 6 goles y 13 asistencias en 53 partidos. Números más que aceptables para un jugador que destacó en el Málaga actuando por detrás del delantero, y que ha tenido que retrasar su posición hasta la línea de medios. Siempre jugando tanto por la banda como por dentro, sin asentarse nunca en ninguna posición fija.

Isco celebrando la victoria en la Champions league. Isco, un 10 de los de antes

Isco un 10 de los de antes. Celebrando la victoria en la Champions league. Vía: soymadridista.com

Sin ir más lejos, en el partido de la jornada pasada contra su anterior equipo, Isco actuó de delantero centro en gran parte del partido. Su rendimiento no fue del todo malo, pero el de Benalmádena destaca algo más retrasado, con jugadores por delante que aprovechen su fútbol, que no es poco.  Creo que si Isco jugara entre líneas, más liberado a la hora de defender, y menos exigido físicamente explotaría definitivamente. El problema, es que esto en el Real Madrid es imposible. Para que Isco desarrollara todo su potencial, otros jugadores que ya están consagrados, que valieron más que él y que llevan muchos más años en lo más alto, tendrían que correr a defender cuando Isco perdiera un balón intentando hacer una virguería o algún pase imposible. Y esto, queridos lectores, no pasa ni en el Real Madrid ni en ningún otro equipo del mundo del fútbol. Entonces, ¿pudo Isco tomar la decisión equivocada fichando por un equipo del calibre del Real Madrid antes de estar consagrado como jugador “top”? Por el bien del fútbol, espero que no.