Italia da la sorpresa y consigue los 3 puntos ante Australia

Australia 1 - 2 Italia - Mundial Femenino 2019

Italia jugó su primer partido de un Mundial en los últimos 20 años como si no lo fuese tal. Evidentemente, ninguna de sus jugadores había participado antes en la máxima competición mundial. Nunca lo pareció y con un partido muy serio, remontaron con un doblete de Bonansea para vencer a Australia.

Desde el minuto 1, se pudo ver que Italia tener un mejor plan para el partido. Un ataque muy bien estructurado y una defensa realmente organizada. Por el otro lado, sorprendía negativamente el plan demasiado simplista de las australianas. Su ataque consistía en lanzar balones a Sam Kerr prácticamente desde cualquier posición una vez cruzada la línea del medio campo.

Pero este plan funcionaba. La delantera australiana es única desmarcándose y oliendo donde va a caer la pelota, y puso durante toda la primera parte en constante jaque a la defensa italiana. En uno de esos desmarques, la capitana Gama la agarró por detrás y la árbitro señaló penalti. Kerr, que no es especialista, lo erró, pero cazó el rechace de la portera italiana para anotar el 1-0. Los siguientes minutos mostraron a una Italia más incapaz, pero esta sensación duró poco.

Bonansea lideró el triunfo de Italia ante Australia

Una Italia muy trabajada ante una Australia simplista

Este título resume realmente lo que se vio en el campo. Australia atacó constantemente por las bandas, y tuvo momentos de agobiar a Italia gracias a ello. Especialmente a su lateral derecha, Ellie Carpenter, desde ya candidata a jugadora revelación del torneo. En defensa, arriesgaron mucho buscando forzar constantemente el fuera de juego de las delanteras italianas. Y la verdad es que les salió perfecto. Pero no fue suficiente.

Italia nunca le perdió la cara al partido. Aunque les costó mucho crear ocasiones, siempre dieron mucha sensación de peligro. Bonansea, simplemente fantástica, aprovechó el error más grave en la salida de balón de Australia para conseguir el empate. Los minutos seguían corriendo con ramalazos de agobio de Australia, pero con la sensación general de que Italia era superior y tenía el partido controlado. Ya en el descuento, la fortuna les sonrió cuando Bonansea (de nuevo) remató en el segundo palo una falta cometida de forma muy inocente por Australia.

Italia se presenta de nuevo en un Mundial con una fuerza y un carácter sorprendente. Australia, por contra, decepciona y parece estar un paso por detrás de donde se la esperaba antes del torneo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.