La joven camada de Chicago

Jabari Parker Chicago Bulls

Milwaukee Bucks ya no confiaba en Jabari Parker. Después de años de lesiones y de no entenderse con él, los de Wisconsin retiraron su oferta cualificada. Y ahí aparecieron los Bulls. Un romance anunciado, y que ha resultado en un contrato de 2 años por razón de 40 millones.

Jabari Parker era esperado en Chicago desde hace tiempo

Desde hace años se rumoreaba que Jabari no vería con malos ojos jugar en su ciudad natal, Chicago. El ala-pívot fue seleccionado en la 2ª posición del Draft del 2014 gracias a las tremendas habilidades que demostró en la Universidad de Duke. Era cuestión de tiempo que Chicago y uno de sus hijos predilectos unieran sus caminos.

Este cruce se ha hecho inevitable dada la situación que vivía Jabari en la franquicia de Milwaukee. Desde que fuera seleccionado, el ala-pívot ha vivido un infierno de lesiones. En sus cuatro primeras temporadas solo ha podido disputar 183 partidos. Poco tiempo y rodaje para demostrar todo el potencial que se presumía que podía desprender en la liga.

A pesar de las continuas lesiones, Jabari siempre ha defendido que él merece un gran contrato. Si además le sumamos que los galones de jugador franquicia (galones que el propio Jabari cree que podría ejercer) los lleva Antetokounmpo indiscutiblemente, podemos apreciar cómo franquicia y jugador no iban seguir juntos por mucho tiempo.

Los Bulls también apuestan por LaVine

Cuando Sacramento ofreció un gran contrato a LaVine, algunos se preguntaban si Bulls igualarían la oferta y apostarían por él. La franquicia confió, y preservó una de las piezas con las que quieren reconstruir. Una apuesta similar a la de Jabari, puesto que LaVine ha sufrido también recientemente con las lesiones. Si bien es cierto el escolta disputó en sus primeras temporadas casi todos los partidos, en la 2016-2017 sufrió una terrible lesión de rodilla que le apartó 11 meses de las canchas.

Chicago ha apostado fuerte por LaVine y Parker. A pesar de las lesiones, siguen siendo dos jugadores prometedores y jóvenes, virtudes que encajan en lo que buscan estos Bulls.

Chicago Bulls: un quinteto joven y prometedor con la llegada de Jabari Parker

Además de ellos dos, en Chicago hay más motivos para ilusionarse, sobre todo a largo plazo. El base Kris Dunn es una mezcla de defensa y penetración muy interesante. Después tenemos a uno de los mejores rookies de la pasada temporada, Lauri Markkanen, que promedió unos notables 15’2 puntos y 7’5 rebotes en su primera temporada NBA. Quien fuera una de las estrellas del pasado EuroBasket, se ha convertido en una pieza fundamental para los de Chicago. Por último, pero no menos ilusionante, tenemos a Wendell Carter Jr. En este último draft los de Chicago se hicieron con un interior con gran capacidad defensiva y reboteadora que reforzará su pintura.

Ningún jugador de este “quinteto” pasa de los 24 años. Sin duda hay futuro y para rato para Chicago. Esta temporada ha de servir para que Kris Dunn se asiente por fin en la liga, LaVine se recuperé de esa espantosa lesión, Markkanen siga su progresión, y para que Jabari Parker se cuelgue por fin el ansiado cartel de “estrella de la liga”.

Una Conferencia Este debilitada

Antes de la llegada de Jabari, esta podría ser una temporada de transición, y de perder mucho. Sin embargo, la llegada del ala-pívot puede representar otro plan. Con la abdicación de LeBron James en el Este, la conferencia ha quedado muy debilitada. Esto puede hacer que equipos jóvenes e inexpertos como los Bulls tengan una oportunidad para alcanzar los playoffs y seguir compitiendo por el anillo el abril.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.