JR Smith y Crawford: regalos navideños

Superada la jornada de Santa NBA, es el momento idóneo para recordar a dos jugadores que bien podrían ser un buen regalo para muchos equipos: JR Smith y Jamal Crawford. Dos veteranos que, sin darse cuenta, han pasado de ocupar un buen lugar en las rotaciones de sus equipos a verse sin jugar y sin equipo respectivamente. Y no por malos precisamente, sino porque parecen haber sido olvidados.

JR Smith: hora de superar los memes

Si hay una cosa que debe desesperar a un jugador NBA es ser un meme. Y si algo ha conseguido JR Smith precisamente es serlo a base de grandes actuaciones en los equipos por los que ha pasado. Sí, solo con leer esto posiblemente ya hayas visto en tu imagen la situación de las Finales NBA de hace dos años, y que no hace falta que se describa aquí otra vez.

Pero más allá del que posiblemente sea uno de los memes NBA de la década, Smith sigue teniendo mucho baloncesto dentro, y, sobre todo, dos herramientas que unos cuantos candidatos al anillo agradecerían: tiro exterior y capacidad de anotación propia. Porque ya no está para ser titular ni muchísimo menos, pero esas dos facetas harían de él un jugador de rotación interesantísimo.

Su situación en Cleveland (sí, sigue jugando en Cleveland, aunque pisar pista… poco) no solo es insostenible, sino que se acerca a lo absurdo: un jugador más que apto no dispone de minutos porque no le encuentran salida. Su valor de mercado es bajísimo e igual los Cavaliers piden demasiado por él, pero más pronto que tarde acabará saliendo.

Un equipo al que la llegada de JR Smith beneficiaría y no poco son los 76ers. Un plus para el perímetro desde el banquillo le sentaría muy bien a una franquicia que precisamente no va sobrada de tiradores que mantengan cierta regularidad, y su 37’3% durante toda su carrera sería recibido con ilusión.

JR Smith, uno de los nombres del mercado de invierno NBA 2020.
Imagen de Erik Drost, en Wikimedia.

Jamal Crawford: un año extra para retirarse

Su paso por los Suns… sin más. No hizo gran cosa más allá de un partido de 50 puntos. Ahora, dejó bien claro que sigue teniendo nivel para jugar en la NBA. No se puede pedir a un veterano que cumplirá 40 años en marzo que salve a una franquicia. Pero sí puede aportar anotación desde el banquillo y muchas lecciones para los jóvenes.

Junto a Carter, quizá Crawford es el mayor exponente de veteranía y buen juego. Lanzarle 30 minutos no es inteligente, pero claro, su rol no debe ser ese. Desde el banquillo, con su habilidad, y sin cansarlo demasiado, puede ser un jugador que altere partidos. Ya no es determinante, pero sí es posible que cambie el rumbo del equipo en una mala noche. Ahí está su valor.

¿El problema? Que darle esos minutos a él puede ser la oportunidad de desarrollar a un joven. Y, sin embargo, Crawford es una garantía, ese joven que quizá se desarrolle bien no. Por tanto, no tendría sentido firmar por un equipo que no aspire a nada, pero sí por un candidato a cotas de éxito más elevadas. No se quejará del papel que tenga, ya que, salvo que se opte por marginarlo en el banquillo, unos minutos son más que suficientes.

¿Posibles destinos? Varios, ya que un anotador de banquillo que se enciende con anotar un par de canastas será bien recibido en casi cualquier lugar. La pregunta correcta es dónde, porque por ahora, varios equipos apuestan aún por sus jóvenes.

Jamal Crawford, uno de los nombres del mercado de invierno NBA 2020.
Imagen de Keith Allison, en Wikimedia.

La importancia del cuándo y el mercado de Buyouts

Es pronto todavía para ver a estos dos jugadores en algún equipo. Veteranos que subirán el nivel de cualquier aspirante, pero que pasan los meses y siguen sin equipo. Sin embargo, sí hay un mes clave para que de verdad suenen con fuerza sus nombres: febrero, y más concretamente, el trade deadline y el mercado de Buyouts.

Estamos acabando el año, y muchas franquicias siguen probando diferentes piezas. Algunos jugadores serán cortados en unas semanas, mientras que otros mantendrán su lugar en los equipos. En ese punto donde los dirigentes deciden, los nombres de Crawford y Smith volverán a sonar con fuerza.

Mientras, a los fans de estos dos jugadores solo les quedará esperar para que vuelvan a jugar. Y, en el caso de Jamal, esperar que tenga un retiro como su carrera reclama: en un equipo donde confíen en el para el banquillo.

Deja un comentario