Kike García y el Eibar apuntan alto

El Eibar se encuentra en un gran momento, está haciendo una enorme temporada en Liga, donde ocupan la séptima posición con 35 puntos, a tan sólo uno del Sevilla y dos del Villareal, equipos que ocupan los puestos que dan acceso a la Uefa Europa League.

Mendilíbar ha conseguido formar un bloque donde todos están implicados y esperando su momento para ayudar al equipo independientemente de los minutos que jueguen. Como gran ejemplo de este hecho tenemos a Kike García. El delantero conquense que llegó a Eibar la pasada campaña ha recuperado la sonrisa con muy buenas actuaciones en los últimos partidos. La pasada temporada terminó con 9 goles y un tramo final realmente espectacular.

Kike García en una entrevista concedida al diario AS la temporada pasada.
Kike García en una entrevista concedida al diario AS la temporada pasada. As.com

Este año las cosas no le estaban saliendo bien, tras un inicio complicado, la competencia con Charles y Enrich por la titularidad le relegó al banquillo tras las buenas actuaciones de estos dos, sobre todo a partir de la goleada al Betis por 5-1, ya que ambos fueron determinantes aportando 2 goles cada uno.

Pero Kike García sabía que su oportunidad llegaría, y con la lesión de Sergi Enrich se le volvió a abrir la puerta de la titularidad. Y el delantero conquense no lo ha desaprovechado, sumando 3 goles en las 4 últimas jornadas. Tras marcar el 1-1 ante el Málaga y lo mismo en San Mamés ante el Athletic en el derbi vasco. El pasado fin de semana marcaba un golazo en el primer minuto ante el Sevilla para encarrilar la goleada final que acabarían consiguiendo los armeros 5-1. En la última jornada disputada el delantero conquense no consiguió el gol, aunque no le faltaron méritos para haberlo hecho, pues dispuso de varias oportunidades que muy cerca estuvieron de acabar dentro de la red, aunque como él afirma lo importante fueron los tres puntos que el equipo sumó en Butarque ante un Leganés que también está en un buen momento.

Kike García celebra el 1-0 ante el Sevilla.
Kike García celebra el 1-0 ante el Sevilla. As.com

Con Kike García en el campo, el Eibar puede llevar a cabo un sistema de juego ante equipos que tiran la presión alta y no dejan salir con el balón jugado, que es buscándole en largo para que baje el balón aprovechando su buen físico y jugando de cara para los hombres del medio, algo que se le da francamente bien al delantero eibarrés.

Mendilíbar puede estar muy satisfecho con la plantilla que ha formado, pues viendo cada partido del Eibar, la única conclusión que se puede sacar es que juegue quien juegue el equipo funciona y todos los jugadores están aportando su granito de arena para seguir soñando con la competición europea.

Deja un comentario