The following two tabs change content below.

Klopp el loco de Dortmund

7 años después, Jürguen Klopp dejará el banquillo del Borussia Dortmund a final de temporada. Según sus palabras, el equipo necesita  una revolución, y es más fácil hacerla en el banquillo que en el césped. Ya no se siente el entrenador ideal para el equipo.

Jürgen les levantó de nuevo, les hizo volver a la vida, a reinar en Alemania, a ser temidos en Europa. Cuidaba la cantera, para los futbolistas, un padre. Para nosotros un loco. Un entrenador que iba de cara, que decía lo que pensaba, respetado, excéntrico y vertical. El rey de la transición.

Klopp el loco de Dortmund

Klopp el loco de Dortmund

Puro vértigo sobre el césped. Avanzar, presionar, robar y matar, esas eran sus señas, sus armas. Con un centro del campo y una línea de mediapuntas capaces de llevar el peso de un partido, pero cuando más disfrutaban, era cuando robaban un balón en la salida del equipo rival. Ahí, eran imparables. Así llegaron 2 Bundesligas, 1 Copa de Alemania y 2 supercopas. Y a punto estuvo de culminar una Champions League, lo evitaría el Bayern München.

Pero este año, todo eso cambió. La verticalidad se convirtió en pausa. Sus rivales, conocedores del juego, supieron jugar sus armas para vencerlesLesiones y bajas, sus futbolistas empezaron a ser objetivo de los poderosos, se fueron Sahin y Kawaga -quienes volvieron- y Götze y Lewandowski pasaron a engrosar las filas del máximo rival por los títulos, el Bayern.  Ahora ya fuera del descenso, Europa parece una utopía, pero en manos del loco de Dortmund, cualquier cosa puede pasar. Todavía queda la Pokal por disputarse. Un título sería la mejor manera de despedirse, de poner el broche final a 7 maravillosos años en los que el equipo del Ruhr volvió a ser respetado.

Klopp el loco de Dortmund

Klopp el loco de Dortmund

¿Y ahora qué?, sus caminos se separan. Dortmund deberá encontrar un nuevo líder, un nuevo loco que les vuelva a hacer disfrutar, Jürgen deja un club grande, pero herido. Y en el caso de Klopp, pretendientes no lo faltarán, aunque la decisión de un año sabático también ronda por su cabeza. Reposar y coger fuerzas para un nuevo proyecto. Un equipo que disfrutará del loco que algún día hizo disfrutar Dortmund y que nunca será olvidado.