La apuesta de Sir Alex Ferguson que fracasó

Muchos jugadores que prometían mucho se quedan por el camino, muchas futuras estrellas del fútbol mundial, o así los califica la prensa y pierden el nivel en poco tiempo. Algunos de estos chicos, no aguantan la presión a la que son sometidos y dejan de mostrar esos detalles de calidad por los que son considerados futuros cracks.

Algún ejemplo de futura promesa que no llegó a lo que se esperaba de él fue son Bojan, considerado por muchos en aquella época un futbolista con mejor futuro que Lionel Messi. Otra perla que no alcanzó nunca el nivel que prometía fue Sergio Canales, aunque en este caso las lesiones le hayan lastrado, pues se ha roto los ligamentos de la rodilla en varias ocasiones y eso ha impedido que haya llegado a su máximo nivel.

Pero en esta ocasión hablamos de un caso concreto, un jugador que estaba llamado a ser el rey del fútbol mundial en todos estos años. Es una de esas apuestas de un entrenador que pocas veces fallaba en sus predicciones, uno de los mejores entrenadores de los últimos tiempos, capaz de conseguir todos los títulos posibles con su club, Sir Alex Ferguson, el entrenador del Manchester United durante más de 25 años apostó fuerte por un chaval brasileño de tan solo 19 años. ¿Sabéis de quien hablamos?

Ferguson dando instrucciones a Anderson.

Ferguson dando instrucciones a Anderson.

Efectivamente, el jugador es Anderson Luis de Abreu Oliveira, más conocido como Anderson, se trata de un futbolista brasileño que juega de volante o media punta. Este chico debutó con 16 años de edad, en el club de sus amores, el Gremio brasileño, tras un año magnífico en el conjunto de Brasil y hacer un papel espectacular en el campeonato Sudamericano sub 17, siendo balón de oro y quedando subcampeón con su selección, por detrás de México, dio el salto a Europa, concretamente al FC Porto. En el club portugués estuvo dos años en los que disputó un total de 25 partidos, anotando solo tres goles, ganó la liga portuguesa pero nunca tuvo un peso significativo.

Después de pasar por el fútbol portugués, llegó su salto definitivo a un equipo grande, y este fue el Manchester United de Alex Ferguson, Ryan Giggs, Scholes, Cristiano Ronaldo, Wayne Rooney… En definitiva un plantel de jugadores espectacular. Anderson llegó al club inglés en 2007 por 25 millones de euros.

En el United nunca despuntó todo lo que prometía y no llegó a hacerse con un hueco en el 11 titular del equipo dirigido por el mítico entrenador, que acertó con muchos jugadores como fueron Cristiano Ronaldo o Wayne Rooney, pero se equivocó con Anderson. En 5 años en el Manchester solo disputó 166 partidos, y en ellos consiguió anotar la escasa cifra de 9 goles. Aún así es Campeón de Europa con los ingleses.

Tras la marcha de Ferguson del United, en 2013, su sustituto David Moyes prescindió de sus servicios y fue cedido a la Fiorentina, donde jugó solo 3 partidos en toda la temporada. Después de esto, el futbolista brasileño abandonó el fútbol europeo para volver a su país, a Brasil, para militar en el Porto Alegre y, posteriormente, en el Coritiba. Actualmente milita en el Adana Demirspor turco.

Pocas veces se equivocaba el entrenador inglés en sus predicciones con las jóvenes promesas, pero en este caso, Anderson nunca llegó a demostrar toda su valía en Europa y se quedó en eso, en otra perla del fútbol brasileño que no consiguió todo lo que se esperaba de él.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *