The following two tabs change content below.

Gustavo Sanchez

El fútbol es todo, el resto son apenas detalles. Críticas o sugerencias puede escribir en @ustavojs

La dura derrota del fin de semana ante Levante por 2 a 1, un rival directo en la lucha por no descender, hace que las chances de evitar el descenso para UD Las Palmas sea cada vez más difíciles. Son 4 equipos para 3 lugares, Málaga marcha último, su destino de Segunda División es inevitable, Deportivo también la tiene muy complicada.

Levante era el que estaba fuera de la zona de peligro, pero el cambio en el banquillo de Paco López por Juan López Muníz le sentó de maravilla, al sacar 11 puntos sobre 15 y lograr una diferencia de 8 puntos con respecto al Dépor, que es el que marcha decimoctavo. El equipo granota se hizo de un colchón de puntos que lo mantiene a resguardo.

La recuperación del Levante perjudicó notoriamente al conjunto de Paco Jémez, que nunca pudo salir de la irregularidad que lo caracterizó a lo largo del campeonato. Jémez es el cuarto entrenador de la UD en la temporada, eso explica la realidad de hoy, el equipo nunca se asemejó ni por asomo al buen juego que desplegó con Quique Setién.

El torneo lo inició Manolo Márquez hasta la fecha 6, en ese lapso el equipo obtuvo 6 puntos, luego ocupó el banquillo Pako Ayestarán y ahí llegó la debacle del cuadro amarillo, solo 1 punto de 21, con 8 derrotas consecutivas. No se pudo mantener en el cargo, entonces en forma interina se hizo cargo del equipo Francisco Ortíz, con 4 puntos en 3 encuentros.

Tras arduas negociaciones, Paco Jémez asumió en la fecha 18 y nunca pudo revertir la inercia negativa del equipo, solo 10 puntos con 2 victorias apenas (Valencia y Málaga), aunque logró empatar ante Barcelona 1 a 1 en el estadio Gran Canaria. Con la derrota del domingo, ya son 5 las fechas sin ganar. Las jornadas pasan y el descenso acecha.

Paco Jémez da indicaciones. La UD Las Palmas tiene muy complicada la permanencia en primera.

Paco Jémez da indicaciones. La UD Las Palmas tiene muy complicada la permanencia en primera. Foto diario Marca

Luego de 13 temporadas en Segunda, UD Las Palmas ascendió en la temporada 2015/2016 y en ese curso el equipo dirigido por Quique Setién jugó muy bien y logró finalizar en una meritoria undécima posición, el siguiente torneo finalizó decimocuarto sin pasar sobresaltos, el club y sus dirigentes estaban realizando un trabajo serio y la ilusión del club en Primera por mucho tiempo era un bonito sueño.

Todo voló por los aires esta temporada, lo dijo David García luego de la derrota ante Levante:

“La situación es complicada. Este era el partido clave del año. No hemos tenido suerte. El mes y medio será complicado. Hay que decir las cosas como son: las cosas están muy difíciles”.

Lo tiene muy difícil pero la afición amarilla se merece que luchen hasta el final y si sucede el descenso, trabajar para regresar a la máxima categoría lo más pronto posible.