Derrick Rose: la decisión

Derrick Rose fue MVP con solamente 22 años
The following two tabs change content below.

Sergio Herrero Valgañón

Estudiante de periodismo. Seguidor de todo lo que se juegue con un balón. Hay que querer la pelota. Del Barça, y de Lebron.

Entradas recientes de Sergio Herrero Valgañón (ver todas)

Llegar a la NBA es una tarea muy complicada. Mantenerse en lo alto de la liga, y ser considerado siempre una gran estrella es algo que muy pocos consiguen. Innumerables casos de caídas desde el “top” han visto nuestros ojos. Pero esta situación es distinta: Derrick Rose.

La carrera del número 1 del Draft de 2008 ha sido un largo camino con muchos obstáculos. Cantidad de piedras que lo han hecho casi impracticable. Y esas piedras estaban dentro de él: las lesiones. Rose quiere arrasar, pero parece que su cuerpo no le deja.

Su arranque fue de otra dimensión. Rookie del año en su temporada de debut, superando con una abrumadora facilidad a cualquier otro que osase acercarse al galardón. Se unía a Jordan como los únicos Bulls con este premio en su haber. A este trofeo, le añadió honores como el concurso de habilidades (primer novato en conseguirlo) y récords de épocas pretéritas (36 puntos en playoffs, que solo Jabbar había logrado como jugador de primer año).

La temporada siguiente le subió al escalafón de los grandes con su primera participación en el All Star. Pero la 2011-2012 le elevó a lo más alto: MVP con tan solo 22 años, convirtiéndose así en el jugador más joven en conseguido el trofeo individual más prestigioso. Rose era de otro mundo, y lo estaba demostrando.

Derrick Rose fue MVP con solamente 22 años

Derrick Rose fue MVP con solamente 22 años

Pero su rodilla decidió no seguir. Al año siguiente, en el primer partido de Playoffs, el ligamento cruzado se rompió. Pero durante toda la temporada regular ya habían aparecido lesiones. Comenzaba el suplicio. La temporada siguiente la vivió desde las gradas. En la 2013-2014 solo pudo pisar la cancha en 10 ocasiones. Aquello empezaba a ser grave.

Chicago le dio dos temporadas más de crédito. Pero Rose no volvía a ser el de antes. lejos de ver una luz más clara en el horizonte, el jugador se mudó a Nueva York, buscando la esperanza que había perdido en la ciudad que le vio nacer.

Un ligero repunte. Un inicio de temporada que parecía ser el definitivo. Pero de nuevo, las lesiones y no llegar a la postemporada mermaron las ganas del base.

Un candidato al título y The King le llamaron: los Cavs lo querían. Con un contrato ridículo para su talento (su salario es el mínimo para un veterano), Rose se unía a los de Ohio. Pero una vez más, las lesiones lo han alejado de las pistas. Hasta el punto de plantearse abandonarlas de forma definitiva.

Derrick Rose Cleveland Cavaliers

Ojalá sean los Cavs el equipo que nos devuelva al mejor Derrick Rose

Un jugador que maravilló al mundo con sus mates, rectificados y su liderazgo en Chicago. Un jugador que siempre deja varios detalles en cada uno de sus partidos. Derrick, déjanos seguir disfrutando de ti. Inténtalo una vez más. Porque seguro, volverás.