La España de Lopetegui

The following two tabs change content below.

Alex Boubeta

Apasionado del deporte y el periodismo deportivo con un Máster en la especialidad. Trabajé dos veranos en prácticas en el Diario de Pontevedra y RNE-Vigo y tengo bastante experiencia en medios digitales deportivos. Me gusta entender y explicar el fútbol como un juego más allá de todos los factores que lo rodean.

Entradas recientes de Alex Boubeta (ver todas)

Habemus seleccionador. Por fin Villar deshojó la margarita y nombró a Julen Lopetegui como nuevo capitán de la nave española. El vasco, extécnico de las categorías inferiores y del Porto, era uno de los nombres que más sonaba para el puesto junto al de Joaquín Caparrós, con más experiencia en los banquillos pero con un estilo de fútbol sobre la pizarra opuesto al que venía practicando el equipo de Del Bosque.

La apuesta de la Real Federación Española de Fútbol por Lopetegui representa la continuidad. Continuidad en cuanto al estilo, continuidad porque el guipuzcoano había sido seleccionador sub-19, sub-20 y sub-21 y continuidad por sus elogios a Del Bosque en sus primeros mensajes como seleccionador. Si el salmantino había convertido la selección en una especie de coto cerrado donde los jugadores de la sub-21 tenían prioridad sobre los mayores que sobresalían en otros equipos, Villar ha tomado el mismo camino con el seleccionador.

lopetegui-seleccionador

Lopetegui, en su presentación como nuevo seleccionador. Elpais.com

La trayectoria de Lopetegui

La labor de Lopetegui en la Federación había sido positiva: ganó un campeonato de Europa sub-19 en 2012 con los Alcácer, Óliver, Jesé, Saúl Ñíguez, Bernat o Denis Suárez, y otro sub-21 un año más tarde con Isco, Morata, Carvajal, De Gea, Koke o Thiago, muchos de ellos ya consolidados en la absoluta. Luego desembarcó en el Porto, a donde se llevó muchos españoles para un proyecto que no terminó de cuajar. Para un club hegemónico en su país, no ganar ningún título en año y medio no es una buena noticia.

En su primera temporada alcanzó los cuartos de final de Champions y llegó a derrotar 3-1 al Bayern de Guardiola, aunque sucumbió 6-1 en el Allianz; pero en la segunda la tempranera eliminación europea y la mala trayectoria del equipo en liga le acabaron costando el puesto, después de varios rifirrafes dialécticos con la exigente prensa portuguesa. Aún así, tras su salida el rumbo fue aún peor y el Porto acabó la temporada tercero a 15 puntos de la cabeza. No obstante, sobre todo en su primera Champions el técnico vasco aportó varios recursos tácticos interesantes que nos hablan de una riqueza de registros positiva para la selección, más allá de su estilo predilecto.

La nueva España

La España de los últimos tiempos no sabía vivir sin el balón, perdía el sitio, y Lopetegui debe plantearse qué debe hacer su nuevo equipo sin balón, dónde y cómo presionar, cómo evitar contras peligrosas que tanto daño hacen últimamente a la selección… En definitiva, debe perfilar la España de Lopetegui. También debe ir dando pasos hacia la renovación de la selección. Es cierto que Del Bosque ha ido incorporando muchos jugadores nuevos, pero también lo es que el papel de la mayoría de ellos (salvo De Gea y Morata) ha sido poco más que testimonial. Por lo tanto, no cabe esperar grandes cambios en las próximas listas, pero sí que los jóvenes ganen peso específico en el equipo y vayan entrando en el once titular.

España-Eurocopa-2016

Los convocados para la Eurocopa 2016 haciéndose un selfie. Rtve.es

Lopetegui debutará el próximo 1 de septiembre contra Bélgica y arrancará la fase de clasificación para Rusia 2018 cuatro días después contra Liechtenstein, pero pronto tendrá un plato fuerte: el día de 6 de octubre contra Italia en el Juventus Stadium, donde España se jugará la clasificación como primera. Esta fase será más exigente que la de la Eurocopa: solo se calsifica el primero y el segundo tendrá que acudir a la repesca. Duro comienzo para Lopetegui en plena etapa de definición.

La designación de Lopetegui

La elección de Lopetegui no ha despertado demasiada ilusión entre la afición. En nuestra encuesta era la sexta opción con un 7% de los votos, por detrás de su gran rival Caparrós (con un 9%), mientras que en las encuestas de otros medios (la SER, Mundo Deportivo o Vozpópuli) su nombre no gusta a alrededor de un 70% de usuarios. La mayor pega es su falta de experiencia en el máximo nivel y la verdad es que personalmente estoy bastante de acuerdo.

Una cosa es llevar un vestuario con jugadores jóvenes y otra bien distinta ser capaz de motivar y de tener credibilidad ante jugadores de la talla de Iniesta, Ramos, Piqué, Busquets, Cesc, Silva… Después de tener entrenadores veteranos como Luis Aragonés o Del Bosque, ¿realmente van a hacer a pies juntillas todo lo que les diga Lopetegui? ¿Podremos ver en toda su esencia a la España de Lopetegui? Me parece difícil, sin pretender en absoluto señalar a los jugadores ni culparles de nada. Pero el fútbol funciona así.

¿Lopetegui o Caparrós?

No obstante, para mí lo más importante era mantener el estilo. Hay que renovarlo, actualizarlo, introducir matices para que vuelva a ser ganador como hizo Luis Enrique en el Barcelona, pero sin perder su esencia. Eso con Lopetegui está garantizado, yo no lo tenía tan claro con Caparrós. Más allá de su dilatada experiencia y de la aparente preferencia de las Federaciones Territoriales, contratar para La Roja a un entrenador que representa un estilo de fútbol radicalmente opuesto al que viene practicando me hubiera parecido un sinsentido.

Del-Bosque-España

Del Bosque, cabizbajo tras una de sus derrotas como seleccionador. Plazadeportiva.com

¿El último servicio de Villar?

El problema de fondo reside, de nuevo, en los métodos de Villar. El mandamás de la Federación tenía que hacer un último servicio antes de presentarse a las elecciones a la UEFA y, presumiblemente (con él nunca se sabe) dejar el cargo que ocupa actualmente antes de las elecciones de otoño que él mismo retrasó en una de sus habituales triquiñuelas inadmisibles. Además de maltratar la Copa cada año, su última incompetencia ha sido no preveer la marcha de Del Bosque (conocida desde hace meses) y no buscar entrenadores antes de que se comprometieran para la nueva temporada, más aún teniendo en cuenta la costumbre de la Federación de no negociar con entrenadores con contrato en vigor.

Los nombres preferidos por los aficionados en nuestra encuesta y en otras similares, como Paco Jémez, Émery, Valverde, Quique Sánchez Flores, a los que podríamos añadir el de Quique Setién, tienen contrato en vigor y no pueden esperar a que la Federación se decida en pleno mes de julio. Ni siquiera la cláusula de salida impuesta por Jémez en su nuevo contrato con el Granada ha sido suficiente. De esta manera, el abanico de entrenadores quedó muy reducido y ninguno de los principales candidatos parecía el idóneo para el puesto. En fin: esperemos que Villar se vaya pronto.

¿A vosotros qué os parece Lopetegui? ¿Cómo créeis que será la nueva selección?