La FIFA impone su ley: sanción al Madrid

Los hijos de Zidane, implicados en la sanción FIFA.
The following two tabs change content below.

Ruben Ortuno

En enero de 2016, la FIFA anunciaba la sanción al Real Madrid por su política, presuntamente irregular, de fichajes jugadores menores de edad extranjeros. El jueves pasado fue confirmada por la segunda instancia y ahora sólo el TAS puede salvar al Madrid de la sanción. Una sanción ya conocida de dos períodos de fichajes sin poder inscribir nuevos jugadores.

Con independencia del buen fin de esta norma, que trata de proteger a los menores y a sus familias de explotaciones de clubes potentes económicamente que fichan a esos niños y si valen los disfrutan y sino los tiran (no todos los casos son Messi), analicemos este caso desde varios puntos de vista:

La infracción. En principio se habla de ocho expedientes (niños) irregularmente fichados por el Madrid. Entre las irregularidades que se comentan, la más repetida es el desarraigo que sufren los niños objeto de estos fichajes con respecto a su familia y a su país de origen. Ahora bien, en estos ocho niños, se han colado los cuatro hijos de Zidane. Creo que no merece la pena comentar que es una barbaridad que éstos se incluyan en esta infracción. Desconozco el resto de casos, pero a la FIFA y a sus organismos se les debería caer la cara de vergüenza de que estos niños sigan ahí. No creo que la norma persiga proteger a estos niños. El resto de casos los desconozco, pero esos deben quedar fuera.

Los hijos de Zidane, implicados en la sanción FIFA.

Los hijos de Zidane, implicados en la sanción FIFA.

El mito. El mito blaugrana se ha caído. La poderosa y larga mano de Florentino que había sido la susurrada culpable de la sanción azulgrana de hace dos temporadas ha quedado desmitificada. El pobre Florentino no tiene el poder que se le presupone porque su propio club ha sido víctima del mismo destino que el Barça… así como también el Atlético. Fruto de esta coincidencia la siguiente conclusión.

El ataque al fútbol español. Al igual que la infracción, no deja de ser extraordinariamente curioso que sobre todo los clubes ingleses (compradores compulsivos y adquirentes de jugadores de la cantera española) así como italianos, franceses o alemanes no hayan cometido ninguna infracción de las mismas características y, sin embargo, sí lo hayan sido los tres equipos que han ocupado los últimos cinco puestos de finalistas en las tres últimas Champions. Qué casualidad. Porque esta sanción, lo único que puede buscar es debilitar a estos clubes. La imposibilidad de salir al mercado a mejorar tu plantilla es una gran medida contra el fútbol español. Señora FIFA, entendemos que estén cansados de vernos ganar finales europeas, pero… se les ve mucho el plumero.

Los equipos españoles copan las últimas finales de Champions.

Los equipos españoles copan las últimas finales de Champions.

La actitud del Madrid. Ante la amenaza de sanción que recae sobre el club blanco, la reacción del “amo” del mercado, Sr. Florentino, ha sido como la huelga de los japoneses, como protesta, no fichar. Porque sólo ha hecho una incorporación el Madrid esta temporada. Concretamente una repesca. Más bien ha sido un intercambio de jugadores. Morata, más hecho y con mejor rendimiento, por Jesé, eterna promesa truncada. Frente a los números fichajes realizados por el Atlético y los realizados por el Barça en su día, hasta ocho, el Madrid, se ha mantenido frío y ha confiado en su plantilla. Un mensaje de estabilidad inédito en el equipo blanco desde hace años.

La sanción, según está estimado, comenzará en el período de fichajes de invierno de esta misma temporada y no permitirá fichar al Madrid hasta la temporada de fichajes de invierno de la temporada 2017-2018. Es un año completo sin fichajes, salvo que el TAS resuelva después del 1 de enero de 2017 o resuelva el recurso a favor de los intereses madridistas, cosa poco probable. Sin embargo, pocas veces la situación ha sido menos preocupante para el equipo blanco. El aficionado madridista, en general, se muestra extraordinariamente confiado en la plantilla que le acaba de dar la Undécima y a ello ha contribuido la actitud de todos los estamentos del club. Frente a la locura colectiva de acometer fichajes de forma indiscriminada, se han lanzado dos mensajes: confiamos en la plantilla y confiamos en la cantera.

El Madrid confía en sus jóvenes.

El Madrid confía en sus jóvenes.

Borja Mayoral, Diego Llorente, Marcos Llorente, Enzo Zidane, Odegaard y la extraordinaria plantilla que posee el Madrid y que respondió espléndidamente (campeón de Europa y a un punto del campeonato de Liga) ante un año como el anterior, también plagado de lesiones, hacen pensar que no hay nada que temer. Que lo único que se ha asegurado el Madrid es no perder piezas (James e Isco) pero que la sanción no debilitará al Madrid ni al madridismo. Las instituciones como la FIFA sí se debilitan cuando muestran esta arbitrariedad manifiesta.