Piedra a piedra los Nets se reconstruyen

La reconstrucción de los Nets

Han pasado ya cuatro años desde que el «maestro», nótese la ironía para alguien que lo aguantó en Philly, Billy King, hiciera un «all in» hipotecando el futuro de los Nets en un traspaso con los Celtics. De aquella, año 2013, los Nets enviaron a Gerald Wallace, Kris Humphries, MarShon Brooks, Keith Bogans y Kris Joseph más tres primeras rondas, 2014-2016-2018 y la posibilidad de un swap, es decir intercambiar rondas, en este 2017. A cambio, los Nets recibirían a Paul Pearce, Kevin Garnett, Jason Terry y DJ. White. Es decir, dos estrellas en decadencia, un sexto hombre de edad avanzada y un jugador para completar el pack sin más. ¿Que pasó? El proyecto duró apenas dos temporadas, forzándolo una tercera. Por el camino su máximo logro unas semifinales de conferencia. Hoy en día, casi cuatro años después, los Nets están pagando, ya desde la temporada pasada, los platos rotos por Billy King a órdenes de un aburrido multimillonario ruso como Mijaíl Prójorov.

Kevin Garnet, Pierce y Terry presentándose con los Nets. La reconstrucción de los Nets

El traspaso de la discordia. bostonglobe.com

El futuro de los Nets, a corto-medio plazo, no parecía muy halagüeño. Sin embargo, la llegada de Sean Marks, el año pasado, para guiar la reconstrucción de los Nets ha sido más acertada de lo que a primera vista pareciese. Su primer movimiento fue cortar a Joe Johnson, allá por febrero de 2016, más tarde y ya terminada la pasada temporada, para ellos, nombraría a Kenny Atkinson como entrenador principal. Ambos liderarían una reconstrucción paciente pero muy necesitada para los Nets. Durante el verano de 2016 Marks se dedicó a «incordiar» a otros equipos ofreciendo grandes contratos a jugadores como Allen Crabbe, de los Blazers, o Tyler Johnson de los Heat. No pudo conseguirlo pero se fue quitando rivales para competir en próximos FA. Su mayor movimiento dicho verano fue traerse al rookie Caris LeVert, procedente de los Pacers junto a una segunda ronda, a cambio de Thaddeus Young. En FA ficharía a Lin y Booker por contratos cortos, económicos y asequibles. ¿La idea? Atraer juventud para competir y si es posible rondas del draft.

Esa misma idea, para la reconstrucción de los Nets, la están siguiendo en este verano de 2017. Marks usó su mejor baza, tener mucho salario disponible, para «comerse» contratos tóxicos que viniesen de la mano con algún joven o assets aprovechables. Un gran movimiento se produjo poco antes del Draft con la llegada de D’Angelo Russell
, un pick 2 del Draft del 2015, junto al contratazo de Mozgov a cambio de Brook López y la pick 27 del pasado Draft. Un movimiento muy bueno por parte de los Nets que perfectamente pueden asumir los 48M a dar en tres años por el ruso Mozgov, el cuál también puede añadir cosillas al proyecto deportivo. Con ello llegó Russell, un base que pasó dos años irregulares, más por la presión mediática y un proyecto sin rumbo, en los Lakers y que ahora tendrá en los Nets el espacio y el tiempo necesario para crecer, como jugador y como persona, tranquilamente.

Russell será la piedra angular del proyecto de los Nets.twitter.com

Por si no fuese poco, Marks se marcó otro buen traspaso. Esta vez usó la necesidad de los Raptors por aligerar contratos y obtuvieron a Carroll, 30 millones a pagar en dos años, más una primera ronda de 2018 y una segunda ronda. A cambio, los Nets enviaron a Toronto a Justin Hamilton, que sería cortado. Con ello Marks siguió la buena regla de la reconstrucción, adquirir contratos tóxicos, de no muy largo plazo, a cambio de jóvenes y assets. Todo esto añadiendo a Jarrett Allen mediante la pick 22 del pasado Draft, también en una segunda ronda baja llegó el ala pivot, Alexander Vezenkov, el cuál veremos si llega o no este año a los Nets. Allen por su parte es un pivot con un potencial defensivo muy interesante. Es cierto que ofensivamente tiene aún muchas limitaciones. En el poste bajo es dónde anota su mayoría de puntos y lejos del poste se le ve verde pero con margen de mejora. Es antagónico a lo que daba Brook López pero con apenas 19 años aún tiene margen para crecer y hacerse importante en los Nets.

Resumido un poco el trabajo de Marks en la gerencia de los Nets y, a falta de más movimientos, uno se pone a comparar los Nets antes de Marks y, los Nets tras el trabajo de Marks, y lo verá como la noche y el día. En apenas un par de años los Nets pasaron de ser un solar, sin apenas juventud y sin rondas de Draft interesantes, a tener una base sólida que construir y a tener futuros assets para seguir creciendo. De la nada a Russell, Hollis-Jefferson, Allen, Goodwin, LeVert, Whitehead todos ellos de 22 años hacia abajo. Unidos a veteranos como Mozgov, Carroll, Lin, Kilpatrick o Booker dan a los Nets una mezcla de juventus y veteranía muy loable para la reconstrucción. A esto añadir el trabajo de Atkinson como entrenador y de Marks en la gerencia… No pinta mal Brooklyn, no tanto como hace un par de años.

 

3 comentarios
    • Abel
      Abel Dice:

      Seguramente lo hagan. Teodosic por ejemplo ha sonado bastante. También deberían mirar a los Undrafted, fíjate en los Sixers lo que han sacado de jugadores así. Marks tiene un verano muy interesante ante él.

      Responder
      • Nikola
        Nikola Dice:

        Pues si,Teodosic,Dardell,gente así,más que no tienen nada que perder.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *