La renovación de Iborra

The following two tabs change content below.

Jose Maria Garrido

Entradas recientes de Jose Maria Garrido (ver todas)

Hace una semana, un buen periodo de reposo, desde que se confirmara la renovación de Vicente Iborra con el Sevilla FC. El valenciano extenderá su contrato con el club de la capital de Andalucía hasta 2020. Es algo poco usual que en un club vendedor como el Sevilla un jugador pueda tener tan larga, y exitosa, etapa como futbolista. Y es que, desde que llegara Iborra a Nervión ha tenido un papel esencial en el esquema de Unay Emery, y lo sigue teniendo con Sampaoli (al que ha convencido en apenas 2 meses). Además, actualmente es uno de los capitanes de la plantilla y es un jugador de marcado carácter, querido por la afición. El Sevilla consigue algo más que un futbolista con esta renovación, se trata de la continuidad de un proyecto, de unas maneras de jugar y comportarse encarnadas en Iborra, capitán del Sevilla, de actitud intachable sobre el césped.

Iborra llegó al club en agosto de 2013 por la cláusula de rescisión de 6 millones, procedente del Levante. Esta va a ser su cuarta temporada en el Sevilla y de completarse su contrato podría ser uno de los jugadores que más partidos acumule con la elástica rojiblanca. Desde su llegada ha tenido un rol de importancia, ya en su primera temporada jugó 41 partidos, 34 como titular, consiguiendo anotar 4 goles. Curiosamente el año siguiente completó la misma estadística en los partidos, pero tuvo mucha más presencia en el balón parado y en jugadas de estrategia, anotando 9 goles. En la 2015/2016, pasada temporada, disputó un total de 47 partidos, marcando de nuevo 9 goles.

Si hay una palabra que puede definir la estancia de Iborra en el Sevilla es la regularidad. En todas sus temporadas ha disputado un alto número de partidos y siempre ha acabado teniendo un rol de gran importancia, acompañado por M´Bia, Krychowiak, N´Zonzi, siempre ha tenido competidores y siempre ha acabado teniendo su puesto y oportunidades. La versatilidad y la polivalencia le han servido para mantener el puesto en un club tan competidor. De hecho la cantidad de goles que ha anotado es sorprendente para un hombre que juega de pivote defensivo, excepto cuando Emery empezó a alinearlo como medio ofensivo, y a veces como punta.

Este acuerdo en el mes de octubre no solo es para agradecer al jugador su labor sobre el césped, sino que además sirve de “disculpa” ya que Iborra, debemos recordar, estuvo muy cerca de irse al Valencia en verano. No ha habido una guerra entre ambas partes, nada más lejos de la realidad, pero si parece algo forzado el renovar a estas alturas, como si se tuviese la intención de enmascarar y borrar lo que aconteció en el período estival.

iborra-renovacion-foto-sfc

Iborra durante la firma del contrato

Iborra seguirá siendo jugador del Sevilla, pero sin embargo, el nuevo estilo de Sampaoli (si finalmente puede imponerlo) y la llegada de tantos medios (Kranevitter, Kiyotake, Nasri, Ganso..) pueden privarle del puesto que tanto tiempo ha conservado. La edad es un factor que puede influir positivamente en su continuidad, si con 28 años no ha salido del club quizás ya no merezca la pena venderlo a un bajo precio y mantener a un capitán de gran carácter como lo es él siempre es un plus para un equipo con muchas caras nuevas todos los veranos. Si tienen que apostar, no apuesten contra Vicente Iborra.