La resurrección de Kenneth Faried en los Houston Rockets

Kenneth Faried Houston Rockets 2018-19

Lo cierto es que la historia de Kenneth Faried es lo más parecido que hay en la NBA a los primeros 20 segundos de una montaña rusa. Una subida lenta pero trabajada a la cima… para caer a una velocidad envidiable. Poco a poco, sin hacer mucho ruido, se construyó su nombre y su apodo. Comenzaba a ser un jugador temible, al que los rivales veían como un Ala Pívot que peleaba cada balón que podía.

Gran físico, capacidad atlética, unos muelles destacables, saber dónde estar en cada momento… y en defensa no se quedaba atrás, ya que todas estas cualidades le permitían mantener un gran nivel al otro lado del campo, llegando a promediar 1’7 tapones por partido. Todo era felicidad en el camino de Faried, que tras el Mundial de 2014 firmaría una extensión multimillonaria.

A partir de este instante, el cuento se tuerce. Llegan las lesiones, y con ellas, el rendimiento bajo y poco justificado. Vive en primera persona el hecho de perder su sitio en un equipo, y en cuanto los Nuggets tienen oportunidad, lo traspasan a Brooklyn para liberar salario en el futuro. Manimal sale por la puerta de atrás de la ciudad que lo vio crecer.

Brooklyn estaba siendo la tierra de las segundas oportunidades. Russell, Crabbe, o Dinwiddie, entre otros, habían logrado hacerse con un puesto en la NBA en el (cada vez menos) segundo equipo de Nueva York. Pero las cosas no serían tan sencillas para Faried, que vio que la franquicia no contaba con él para nada. Aun en este escenario, Kenneth no dejó de trabajar para mantenerse en forma, por si llegaba una oportunidad mejor.

Kenneth Faried USA Mundial 2014

La llamada de Houston Rockets, el alivio de Kenneth Faried

Llegó. Debía llegar. Porque el destino a veces es cruel, pero en otras ocasiones se encarga de solventar los errores pasados. Con Capela lesionado, los Rockets iban muy justos de rotación interior. Harden es un animal, y, aunque se estuviese jugando absolutamente todo él, en algún momento iba a necesitar apoyo. Dicho y hecho: un par de llamadas de Daryl Morey más tarde, Kenneth Faried llegaría a Houston.

Era comprensible tener dudas sobre el rol que Faried iba a tomar. En los Nets no había salido del banquillo más de 10 minutos por noche, ya que las prioridades eran otras. La posible falta de ritmo estaba ahí como interrogante, ya que la muestra para analizar era muy pequeña, y no demasiado positiva. Pero sí había una cosa clara: le iba a poner las mismas ganas que a cualquier otra oportunidad.

14 encuentros, 12 titularidades, y 30 minutos por noche más tarde, es seguramente de los mejores añadidos del año. 16 puntos y 9’9 rebotes por noche son las estadísticas que atesora ahora mismo. De esto, lo que más destaca son los 4 rebotes ofensivos por noche. Esta es una cifra muy considerable, más aun si valoramos que los Rockets son uno de los peores equipos en esta faceta.

Su aportación en ataque sirvió para disparar el Offensive Rating del equipo, con 129 puntos por 100 posesiones, y en defensa simplemente está sobre la media del equipo (112 puntos por 100 posesiones)

Kenneth Faried y sus aportaciones al juego de los Rockets

En esta primera y reciente jugada se puede apreciar el papel de Faried como finalizador. Con buenos generadores a su alrededor, simplemente debe aprovechar los espacios que crea el esquema de juego para acompañar y finalizar sin demasiados problemas.

Faried llegó a Houston, entre otras cosas, para cargar el rebote ofensivo. La ya mencionada combinación entre capacidad atlética y físico le permite adelantarse al rival, capturar el rebote, y anotar en segunda oportunidad sin demasiada dificultad.

Otra de las cosas que más agradece Harden de un jugador como este, es la capacidad de oxigenar el juego a través del Pick & Roll y los bloqueos. Hasta hace no tantos días, La Barba debía hacer absolutamente todo en ataque, y aunque lo estaba logrando, tener opciones de bloqueos y nuevos compañeros a los que asistir, ayuda. Y si bien se ha visto poco de Capela y Manimal juntos, las sensaciones son muy positivas.

Mike D’Antoni sonríe tras ver esta jugada. El espectador medio se sorprende al ver a Faried tirando triples y anotando. Nueva etapa, nuevos estilos de juego. De los 20 triples que intentó en los anteriores 7 años ha pasado a 16 en solo esta temporada. En Houston ha anotado 5 de 11, con un agradable 45’5% de acierto. Nuevos tiempos en los que, o tiras de 3, o estás condenado.

¿Qué sucede si combinas capacidad atlética con timing preciso? Te sale este fantástico tapón, digno de un buen protector del aro. Faried no llega para desvivirse en defensa, pero sí que puede aportar. Además, facilitará que PJ Tucker pueda emparejarse con otros jugadores exteriores, creando una defensa más versátil.

Este último vídeo es algo más gratuito, ya que mola por su espectacularidad. Si congenian, los rivales deberían temer a un tándem Capela-Faried.

Kenneth Faried es una pieza más para competir de tú a tú a los Warriors

El año no arrancó demasiado bien en Houston. Las lesiones no colaboraron tampoco para confiar en que aparecerían unos Rockets superlativos en algún momento. Pero las cosas como son: fichar a Faried ha sido un grandísimo acierto. Rotación interior mejor que la previa, más opciones de juego, mayor capacidad atlética, versatilidad, y rebote.

Para Faried, llegar al equipo de La Barba y compañía ha supuesto volver a la acción con un rol importante. Si algo queda de aquel jugador trabajador y que estaba dispuesto a llegar a lo más alto de la NBA, esta es una oportunidad de lujo para exponerse y, por qué no, firmar un contrato interesante el próximo verano. Se le está viendo activo a ambos lados de la pista, y un jugador de sus características sigue encajando muy bien para jugar como 4 o falso 5.

Tanto Rockets como Faried han ganado con esta unión. Con el objetivo muy claro (el anillo, ningún otro), un perfil como el de este jugador servirá para hacer daño a unos Warriors que tienen problemas en su pintura. Siempre que esos problemas continúen existiendo, porque si Cousins mejora en estos dos meses… bueno, al menos habrá otras eliminatorias de Playoffs muy interesantes.

Estadísticas de Kenneth Faried en la temporada 2018-19

  • Con Brooklyn Nets: 5.1 puntos y 3.7 rebotes en 9.8 minutos.
  • Con Houston Rockets: 14.9 puntos y 9.4 rebotes en 27.9 minutos.

Estadísticas de Kenneth Faried con Denver Nuggets

  • 11.4 puntos y 8.2 rebotes en 24.9 minutos.