Una tragedia auto infligida: la temporada 2018-19 de los Lakers

Lesión de LeBron James en la ingle con los Lakers

El fracaso en una temporada de una franquicia NBA no puede medirse por si ganan o no el campeonato. Todos los equipos llegan al primer juego con diferentes expectativas y niveles de talento. Es imposible pensar que hayan reuniones de directivos en las oficina de los 30 equipos donde se miren a la cara y digan: «¿Saben qué? ¡Este es nuestro año de traer el campeonato!» Tampoco era el objetivo de los Lakers 2018-19. Pero su temporada está siendo…

Siempre podemos encontrar equipos que planean algo y fracasan miserablemente. Crean una expectativa tanto internamente como en su fanaticada, y en el momento de ejecutar el plan no logran concretar los puntos más básicos. Estamos hablando del primer año de LeBron James en los Lakers. Las expectativas se crearon con solo darse la amalgama de una franquicia histórica y el mejor jugador de su generación. El fracaso de esta temporada fue parte auto infligido y parte combinación de lesiones y la alta competitividad de la Conferencia Oeste. En un principio James y la franquicia promulgaron paciencia y evitaron llamarse contendientes, pero a medida que la temporada avanzaba la paciencia se esfumó.

Veamos la línea de tiempo que lleva a una de las peores temporadas de James y los Lakers.

La previa, el verano 2018 de los Lakers

Rob Pelinka y Magic Johnson hicieron lo suficiente para crear espacio para firmar a James y una segunda estrella. Se deshicieron de Larry Nance y Jordan Clarkson la temporada anterior. Sacrificaron a D’Angelo Russell (All-Star) para mover el contrato de Timofey Mozgov. También dejaron ir a jugadores como Julius Randle, Brook Lopez y un lesionado Isaiah Thomas en agencia libre. Los dos primeros teniendo impacto positivo en sus nuevos equipos. Lopez incluso firmó contrato de un año, algo que hubiese calzado con el plan de los Lakers.

15 junio – Kawhi Leonard demanda salida de San Antonio

Tras una confusa temporada perdida, la demanda de canje de Kawhi Leonard finalmente se hizo pública, así como su deseo de ser enviado a los Angeles Lakers. A este punto se anticipaba la llegada de James a California y se veía en Leonard un secuaz perfecto para el Rey. Todo parecía encajar perfecto para los Lakers. Contaban con jugadores jóvenes y baratos para ofrecer a San Antonio y llegar a la reunión con James con «The Claw» bajo contrato.

LeBron James Kawhi Leonard

30 de junio, 12: 01 am – Paul George se queda en OKC

Russell Westbrook fue el anfitrión de una hermosa fiesta el sábado 29 de junio en su humilde morada. Muchos compañeros del Thunder, Paul George y el rapero NAS estaban en la lista de invitados. Sólo puedo asumir que fue una linda barbacoa acompañado de fino champagne y demás bebidas fermentadas. En medio agasajo, George decide anunciar su renovación por cuatro años con el OKC Thunder.  PG, quien tan sólo meses antes exclamaba públicamente su deseo de jugar con los Lakers, ni siquiera les concedió una reunión.

«Soy un hombre de familia ahora. No necesito grandes ciudades llenas de luces» declaró días después.

1 de julio – Llegada del Rey

Menos de 24 horas después, LeBron James anuncia oficialmente su firma con los Lakers el primer día de agencia libre. Era un movimiento ya esperado, pero no deja de ser un rotundo éxito para los angelinos. James y su agente Rich Paul dan declaraciones en varias plataformas (en shows producidos por ellos mismos bajo en ESPN y HBO) acerca de lo difícil que fue esta decisión. Desde hace unos años atrás, James tiene una productora audiovisual que cuenta con contratos en ESPN, HBO, Fox y Warner Brothers.

Con respecto a la saga en San Antonio, surgen reportes que James no presionará a los Lakers en adquirir una segunda estrella. El contrato de tres años le da tiempo a los Lakers para poder evaluar la química de James y los jugadores jóvenes. Esto es un cambio significante a la manera como LeBron manejó sus años en Cleveland, donde sentía que debía mantener la presión de su agencia libre para que los Cavs se mantuvieran adquiriendo talento. Según reportes, los Lakers nunca hicieron una oferta fuerte por Leonard. El tiempo estaba de su lado.

Esto se puede leer de dos maneras. Uno: James confía en la visión de Magic Johnson y quiere construir algo que perdure más allá de su carrera con la franquicia californiana. Dos, la competencia ya no es prioridad para James, quien desea enfocarse en su futura carrera audiovisual.

objetivo de LeBron en los Lakers

Primeras semanas de julio – Fichajes «bizarros» llegan a los Lakers 18-19

El 2 de julio los Lakers anuncian el fichaje de una vez campeón Rajon Rondo y renuevan a Kentavious Caldwell-Pope. El 10 de julio los Lakers anuncian el fichaje del dos veces campeón Javale McGee y el una vez soplador- en-la-oreja-de-James, Lance Stephenson. Todos estos fichajes se dieron con la bendición del Rey James.

Todos por un contrato de un año. No hay que ser Larry Coon para darse cuenta que los Lakers quieren mantener el espacio salarial para el siguiente verano donde Leonard, Kemba Walker, Klay Thompson, Kevin Durant y otros serán agentes libres.

18 de julio – Kawhi llega a… Toronto

Durante las primeras semanas de julio los rumores empezaron a escabullirse por la normalmente impenetrable fortaleza de Pop y los Spurs. A pesar de la presencia de James en Los Angeles, parece que el destino favorito de Leonard es ahora los Clippers. Esto representa la segunda estrella en esta agencia libre que prefiere otro destino que jugar al lado de James.

Leonard es finalmente enviado a los Raptors a cambio de DeMar DeRozan y Jacob Poeltl. Faltan meses para saber si la jugada de los de Toronto rinde frutos de la misma manera que le funcionó a Sam Presti en OKC. Mientras tanto, aún se oyen rumores de Leonard en los Clippers, no los Lakers.

21 de septiembre – Confianza en Walton

Magic Johnson, y su sonrisa, le dan un voto de confianza a Walton. Le dicen que no se preocupe si experimentan un inicio problemático. Es algo de esperar en un equipo con tantas piezas nuevas y un buen líder.

Comienza la temporada 2018-19 para los Lakers

18 de Octubre – Primer partido

«when you fall. stay down… a brother will come to pick you up» (Cuando caigas, quédate en el suelo… un hermano vendrá a levantarte) .

¡Las lunas de miel son geniales!

2 de noviembre – Magic habla con Walton

Con un récord de 3 – 5, Magic Johnson se reúne con Walton demandando un sistema ofensivo más robusto y dando una reprimenda por el pobre producto mostrado. Recordemos que Ingram y Rondo fueron suspendidos luego de una gresca en el segundo partido contra los Rockets y Lonzo Ball estaba en restricción de minutos tras su cirugía en verano. La confianza que profesaron en verano parece haberse agotado.

7 de noviembre – Tyson Chandler firma con los Lakers

El magnetismo de James empiezar a dar frutos. Tyson Chandler negocia su salida de los Suns y decide firmar con los Lakers. Era el primero de lo que se esperaba fueran muchos veteranos productivos buscando hogar en Los Angeles. Trevor Ariza, Carmelo Anthony e incluso Pau Gasol estaban en la mira de los californianos.

25 de diciembre – Victoria sobre Warriors y lesión de James

El punto alto de la temporada 2018-19 de los Lakers llegó en la primera mitad del partido de navidad contra los Golden State Warriors. Los Lakers construyeron una ventaja de 15 puntos contra los dos veces campeones. El principio del caos se da al inicio del tercer cuarto, James cae lesionado con un desgarre en la ingle derecha. A pesar de eso, los Lakers salen con la victoria y con el cuarto puesto en el Oeste (20-14). Solamente a dos juegos y medio del primer lugar.

A este punto, los Lakers tenían una defensa en el Top 10 y la 15 mejor ofensiva de la liga. Rondo – a pesar de las lesiones – y McGee eran agradables sorpresa. Kuzma continuaba brillando al lado de James y Lonzo parecía recuperado de su lesión. Eran buenos momentos.

Tyson Chandler LeBron James Lakers

La debacle de los Lakers 2018-19 después de Navidad

Los 19 juegos de los Lakers 18-19 sin LeBron

Por la lesión mencionada, James sólo juega un partidos en los siguientes 19 encuentros. Los Lakers ganaron 7 de esos 19 partidos. Pudo haber sido mucho peor, la defensa los mantuvo a flote, pero tuvieron la cuarta peor ofensiva de la liga y el séptimo peor netRating. Vale la pena recalcar que Rondo estuvo fuera de la alineación 14 de esos juegos.

Al final de este período tenían un balance de 27 victorias y 26 derrotas. Peleaban la última plaza de los playoffs con los Kings y los Twolves.

28 de febrero – Anthony Davis demanda canje

Ya todos sabemos qué pasó con esto. La agencia representante de Davis – empresa del socio comercial de LeBron James – emite un comunicado público donde indica que la Ceja no tiene intenciones de firmar una extensión de contrato con los Pelicans. También indica explícitamente que desea ser canjeado a un equipo contendiente.

Esta demanda viene a una semana de la fecha límite para realizar canjes. Durante este tiempo se hace claro que Rich Paul – agente de Davis – quiere al pivot en el mismo equipo que su otro gran cliente, LeBron James. Los rumores llegaron al punto que todos los jugadores jóvenes de los Lakers y varias elecciones del draft estaban en la mesa de negociación.

No podemos pecar de inocentes y pensar que James no tuvo mano en todo esto. ¿Recuerdan la paciencia que prometió en el verano? Él tampoco. Magic mucho menos. Quizás fueron los pobres resultados del equipo durante su lesión o la misma lesión le hizo caer en cuenta de su fragilidad como un humano de 34 años con más de 50 mil minutos NBA.

Lo que sí sabemos es que Johnson, James y Pelinka decidieron adelantar la adquisición de esa segunda estrella en un plan mal ejecutado. Todo parecía filtrarse a la prensa. Los Lakers trataron de utilizar presión pública sobre los Pelicans, pero estos nunca cedieron. Toda la liga parecía estar involucrada en la negociación. No solo fallaron en su cometido. También acabaron con la química del equipo, afectando la confianza de los jugadores jóvenes. Factores de masiva importancia con un equipo con poca experiencia y altas expectativas. El día de «trade deadline» los Lakers perdieron por 42 puntos contra los Pacers.

Desde que pasó la fecha límite, los Lakers han perdido 10 de 13 partidos.

Los Lakers 2018-2019 dependen demasiado de LeBron James

24 y 25 de febrero – Declaraciones de James

LeBron James siempre ha tenido un enfoque pasivo-agresivo en sus declaraciones públicas. Ya sea en sus entrevistas o sus post en redes sociales. La gente de Cleveland ya son expertos. La parte de la pasividad parece haber perdido la lucha, ya que en días consecutivos James declara que parte de los problemas es que «todos están acostumbrados a perder … no quieren salir de su zona de comfort y exponerse a ganar o perder».

El día siguiente dice » si te distraes fácilmente estás en la franquicia equivocada… si llegar a los playoffs te distrae, ¿de qué hemos hablado todo esta año? Ven y haz bien tu trabajo».

Magic se unió  a la fiesta de declaraciones. Insistió que no había problemas en el camerino y que la prensa debería tratar a los jóvenes Lakers como profesionales y no bebés.

2 marzo – Derrota contra los Suns

La derrota contra los Suns significó el punto de quiebre para los Lakers 2018-19. Con este resultado se colocaron tres juegos y medio detrás de los Spurs por el octavo puesto del Oeste.

Un par de días después los Lakers anunciaron que Lonzo Ball (fuera desde el 21 de diciembre) y Brandon Ingram se perderán el resto de la temporada. También anunciaron que LeBron James iniciará un proceso de control de carga y probablemente no juegue partidos en días consecutivos.

Debacle consumada para los Lakers 2018-19… y para LeBron James

Los Lakers no van a clasificar a los playoffs. Serán los primeros sin James desde el 2005 y los séptimos consecutivos sin los Lakers. Esos 19 partidos sin James fueron el punto de quiebre para un equipo mal construido. Esperaron un salto en productividad de sus jóvenes estrellas que no se dio en forma constante.

El capítulo de Davis, el cambio de dirección de la franquicia y la actitud de James como secuela terminaron de eliminar cualquier esperanza de éxito que haya tenido este equipo. Existe un escenario donde los Lakers no llegan a los playoffs, pero terminan la temporada como un equipo unido, como una franquicia funcional listos para reclutar una segunda estrella. James y la gerencia de los Lakers se han asegurado que este escenario no sea una realidad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.