Las tareas de Víctor Sánchez del Amo

The following two tabs change content below.

Jose Maria Garrido

Entradas recientes de Jose Maria Garrido (ver todas)

Desafortunadamente para él, Víctor Sánchez del Amo se va a encontrar mucho trabajo pendiente heredado de la nefasta gestión que Gustavo Poyet ejecutó como entrenador verdiblanco. Sin embargo, de no ser por estos fallos, él ahora mismo no sería entrenador del Betis. Víctor Sánchez ha llegado para solucionar problemas y eso debemos exigirle a corto plazo.

Problemas heredados:

  • Planificación deportiva: Gustavo Poyet ha tenido un papel muy importante en las decisiones tomadas en cuánto a la parcela deportiva se refiere. Él fue el principal artífice de la salida de N´Diaye y a día de hoy el club está echando en falta la presencia del pivote, ahora en el Villareal. No ha sido exclusivamente el técnico uruguayo el culpable, Miguel Torrecilla ha tenido fallos también como director deportivo: las llegadas de Brasanac y Zozulya son, a día de hoy, dos de las peores fichajes de los últimos años en la entidad de la Palmera. Zozulya llegó avalado por Marcos Álvarez, preparador físico del equipo, entre otros, pero hasta ahora ha demostrado poco o nada. Idéntico es el caso de Brasanac, jugador que debutó relativamente bien pero ha ido perdiendo fuelle. A todo esto unimos que la planificación se realizó para jugar con un 4-3-3, sistema que no ha sabido ejecutar el Betis y que actualmente debe reconvertir o aprender a usar. Como detalle final, el puesto de lateral derecho ha sido encomendado enteramente a Piccini, jugador que tiende a sufrir lesiones y se olvidaron de contratar a un posible sustituto.
  • Jugadores desconectados: desde el recién llegado Donk hasta el baluarte del equipo, Rubén Castro, pasando por Bruno, Ceballos, Fabián, Musonda, Nahuel, Alex Alegría y el propio Zozulya. Visto que la pareja Mandi-Pezzela no ha funcionado como eje de la zaga, con mucha menos clase pero mayor contundencia la pareja Donk-Bruno puede ser verdaderamente efectiva para frenar la sangría de ocasiones que sufre el equipo. Se le han achacado al conjunto problemas para generar ocasiones y posesión de balón, y el centrocampista con más calidad de la plantilla no ha contado para el entrenador, Ceballos debería ser fijo en el Betis. Nahuel a día de hoy es una incógnita, no sabemos por donde puede romper ni ha tenido las oportunidades para hacerlo. Musonda fue clave en la permanencia el año pasado, tiene talento y calidad y puede jugar con solvencia en banda aportando mucho al juego colectivo, pero este año no ha tenido presencia en el equipo. Alex Alegría realizó una temporada para enmarcar en segunda división, una excelente pretemporada y mostró muy buenas cualidades las primeras jornadas de liga, incomprensible entonces la llegada de Zozulya para competirle el puesto. Tony Sanabria ha jugado por decreto con Poyet cuando se ha encontrado sano, desplazando al banquillo al canterano Alex Alegría. Por último, la situación ha hundido la moral del, probablemente, mejor delantero centro en la historia del conjunto verdiblanco (a los números me remito), jugador que ha mantenido al equipo en primera varios años con sus goles. Si Rubén no está bien es lógico que se le siente en el banquillo, pero teniendo a un jugador de su entidad, sería más inteligente intentar explotar todo su potencial, que garantiza un número de goles que no pueden ser ignorados para cualquier objetivo que se marque la dirección deportiva.
  • Fractura social: la afición está desanimada, harta de que pasen entrenadores por el banquillo del Villamarín y que cada uno sea peor que el anterior. El Betis no es una máquina de hacer picadillo entrenadores, no lo pienso así, para el aficionado neutral puede parecer que la falta de paciencia es decisiva para un proyecto deportivo, pero si año tras año ves los proyectos deportivos caer por su falta de sentido (y cada año las aspiraciones son mayores, como el presupuesto), es normal que no tengas paciencia. El Betis lleva años sin tener un gran entrenador. Mel en su primera etapa como bético tuvo una muy buena temporada en primera, pero tras eso, la sequía ha sido absoluta, y antes del madrileño también. Si no me creen, les refresco la memoria: Gustavo Poyet, Juan Merino, Mel (segunda etapa), Julio Velázquez, Gabriel Calderón, Juan Carlos Garrido, Mel (primera etapa), Víctor Fernández, Antonio Tapia, Nogués, Chaparro, Héctor Cúper, Luis Fernández, Javier Irureta y por fin, el último gran entrenador bético Lorenzo Serra Ferrer, hace ya 10 años. Si su equipo en los últimos diez años hubiera pasado por situaciones absurdas debido a la propiedad del club, proyectos deportivos caóticos, fichajes esperpénticos y todo tipo de situaciones similares, ¿no estarían ustedes cansados?
victor_sanchez_del_amo_betis

Víctor Sánchez del Amo, nuevo entrenador bético

Sin embargo, la visión no debe ser pesimista, Sánchez del Amo me parece un buen profesional que puede aportar un trabajo completamente necesario para dirigir a un grupo joven y con talento, necesitado de equilibrio y tranquilidad.

Las tareas de Sánchez del Amo:

  • Recuperar a Rubén Castro, como dijimos antes, puede que el canario esté en sus últimos años como profesional, está claro que el Betis no puede vivir de él para siempre, pero debemos ver su rendimiento en un sistema en el que pueda rendir.
  • Recuperar a los jugadores jóvenes talentosos: Musonda y Ceballos son los casos más destacados, pero bien podríamos unir a Durmisi a ésta lista, a Fabián, a Alex Alegría… Jugadores completamente válidos para disputar minutos en primera división y que, al fin y al cabo, van a constituir el proyecto de futuro del equipo, no nos podemos privar de su magia en el campo.
  • Construir una identidad como equipo: en definitiva el trabajo del entrenador es poner a los once mejores y hacerlos jugar a algo que te lleve a ganar el partido, el Betis tiene buenos jugadores para atacar, es innegable, está claro que sin un pivote puro es demasiado arriesgado jugar a defender y ceder la pelota con la facilidad con que lo hace el equipo. A estas alturas el sistema es lo de menos, pero los jugadores deben saber a qué jugar.
  • Intensidad, juego físico, presión: cuando un equipo anda escaso de talento, lo mínimo exigible es que suden más que el equipo contrario. El Betis tiene talento, pero sin esfuerzo no tienen la suficiente calidad para superar a nadie, tienen a un gran profesional como preparador físico, ya es hora de ver al equipo realizar un gran despliegue físico de presión durante 90 minutos.
  • Conectar con la afición, probablemente su tarea más fácil, estoy seguro de que con poco trabajo bien hecho que se plasme en el campo, Sánchez del Amo va a ser verdaderamente querido en la ciudad, y fuera de ella, ya que la afición bética está muy dispersada por todo el mundo.
  • Tapar las carencias defensivas: es hora de probar algo distinto a la pareja Mandi – Pezzella, es hora de probar a Rafa Navarro en el lateral derecho con mas consistencia, es hora de crear un cuerpo sólido e implicar a los medios en las ayudas defensivas, es hora de recuperar a Bruno y de probar a Donk, es hora de hacer defender a Piccini y Durmisi, …
  • Mantener a los jugadores en forma: Joaquín ha empezado en un buen momento la temporada, siendo importante para el equipo y ejerciendo de líder cuando se ha necesitado, si sigue aportando a su nivel, debe seguir siendo importante.
ceballos-musonda-y-ruben-castro

Musonda, Rubén Castro y Ceballos

Mi propuesta; es muy fácil criticar y muy difícil proponer, así pues, por proponer que no quede. Me declaro ferviente admirador del 4-4-2, y más para esta plantilla, aunque soy consciente de que es posible que el 4-3-3 también funcione y que el entrenador tiene sus propias ideas, pero me sirve para expresar mi opinión sobre la plantilla.

  • Antonio Adán (POR); es la única opción válida para la portería, resulta redundante hablar de su trascendencia.
  • Rafa Navarro (LD); vale, Piccini a día de hoy es mejor, sabemos de su capacidad para subir la banda pero sinceramente, no veo al italiano tanta capacidad ofensiva ni parece un seguro en defensa. El canterano es un jugador muy inteligente en el campo y creo que puede ser una opción realmente válida a medio y largo plazo.
  • Bruno (DFC); no es una maravilla con el balón en los pies, no es un central extraordinario, pero defiende bien. Ahora el equipo necesita seguridad en defensa para construir un proyecto sólido, no se me ocurre nadie mejor. Donk podría ser una interesante alternativa.
  • Mandi/Pezzella (DFC); junto a un central más “tosco” uno de ellos puede ser el compañero que cubra el espacio, no al delantero, que saque la pelota jugada, que combine con los laterales. Pezzella es un arma a balón parado, pero Mandi vino con mucho cartel.
  • Alex Martínez (LI); es muy sólido como lateral en defensa pero además tiene capacidad para doblar al extremo y poner centros, menos participativo en la creación que Durmisi pero más experimentado en La Liga y mejor conocedor del fútbol español.
  • Musonda y Joaquín (MD); pongo a ambos puesto que, sinceramente, creo que ninguno aguantaría los 90 minutos de la exigencia física que tiene un interior en un sistema 4-4-2. Serían la parte creativa de la banda, menos vertical y más participativa en la creación (ya que los laterales defensivos se suelen alinear en la banda izquierda de la defensa).
  • D.Ceballos (MC); si se juega con solo dos jugadores en el medio del campo, más vale que uno tenga capacidad para conducir el balón y llegar al área rival, nadie mejor que el canterano para eso. Felipe Gutiérrez podría sustituirle con solvencia.
  • Petros/Jonas Martin/Brasanac (MC); cualquiera de ellos podría cubrirle las espaldas a Ceballos con solvencia y hacer las coberturas a los laterales si fuera necesario, serían el enlace entre la defensa y el medio a su vez, aunque muchas veces la pelota subiría desde el lateral. La contienda está muy igualado, Petros lleva más tiempo en el equipo y su entrega es indiscutible, Jonas Martin tiene más talento que el brasileño pero no se ha adaptado todavía, Brasanac parece una opción más lejana.
  • Durmisi (MI); puede parecer una locura, pero con lo que aporta al ataque (pasando y subiendo la banda) y las dificultades que tiene en defensa creo que haría una labor excelente como interior zurdo. Además, podría cubrir perfectamente las subidas de Alex Martínez, cubrir el medio si Ceballos sube, centrar desde el extremo, llegar hasta línea de fondo. Es un portento físico que no puede ser ignorado. Nahuel o Cejudo, mucho más limitados, podrían jugar en esta posición si es necesario.
  • Rubén Castro; innegociable sería su participación en este equipo, con un juego fluido por bandas y combinándose con Ceballos y el apoyo de otro punta. Podría resurgir aportando mucho a la elaboración, llegando desde la segunda línea, cayendo a banda para buscar el disparo cruzado; se podría recuperar al mejor Rubén, y al mejor Betis.
  • Sanabria/Alex Alegría; a estas alturas poco deberían importar los millones que ha costado Sanabria, Alex Alegría ha demostrado ser igualmente válido para el equipo. Otra buena opción sería probarlos a ambos juntos y bombardear a la defensa con centros, pueden formar un dúo muy interesante en un futuro cercano.
(Sitúo a Felipe Gutiérrez junto a Ceballos por que creo que puede acabar jugando junto a él)

(Sitúo a Felipe Gutiérrez junto a Ceballos por que creo que puede acabar jugando junto a él)

Al fin y al cabo, estas palabras quedarán en agua de borrajas, el viernes se acerca y un nuevo Betis juega ante un equipo en el que podría mirarse al espejo, de lo que debería ser, Las Palmas.