,

Leeds United, el último equipo de verdad

The following two tabs change content below.

Manuel Fuentes

Redactor Jefe y CM at SportBall
Máster en Comunicación. Apasionado de los deportes. Orgulloso cofundador de esta web.

Para todos esos melancólicos que añoran el fútbol de antes y esos años en los que equipos modestos ganaban a las potencias económicas, el Leeds United tiene un lugar especial guardado en su corazón.

Los aficionados más jóvenes sólo recordaremos al Leeds United de finales de sigo XX y principios de siglo XXI. Pero es un club con gran historia.

El Leeds United hasta los 90

El Leeds United no es un integrante de los grandes equipos del fútbol inglés, pero sí que ha tenido momentos de gloria. Surgió tras la expulsión del Leeds City F.C. por parte de la Football League por pagos ilegales. Los simpatizantes de la entidad expulsada crearon entonces el Leeds United.

En la temporada 1923/24 consiguió su primer ascenso a la por entonces Division One, donde se mantuvo tres temporadas. Volvería a la máxima categoría sólo un año después. En sus primeros veinte años, los descensos y ascensos fueron una constante. En 1948/49 su historia empezaría a cambiar, al asumir la dirección Franck Buckley y fichar a John Charles, el jugador más importante de su historia y posiblemente el mejor jugador de fútbol que haya salido de Gales. Sólo Giggs puede ser comparado y veremos Bale en un futuro. De la mano de Charles, volvieron a la Premier League. Pero un incendio lo cambió todo. Las instalaciones quedaron muy dañadas y Charles fue vendido a la Juventus. El resultado, vuelta a la Second.

John Charles, ¿el mejor jugador de la historia de Gales?

John Charles, ¿el mejor jugador de la historia de Gales?

Regresarían a la élite en la 63/64 de la mano del entrenador Don Revie. En su vuelta, consiguen dos subcampeonatos y varias semifinales y finales de torneos, como la FA Cup o la Copa de Ferias. Sus primeros títulos llegaron en la 67/68, la Carling Cup y la Copa de Ferias. En la 68/69 ganarían su primer campeonato inglés. En 1971 volvió a ganar la Copa de Ferias y en la 71/72 alzarían la FA Cup, por primera y única vez. En la temporada 73/74, la última de Revie como técnico, se cerró con un nuevo título liguero.

En la temporada 1974/75 llegarían a la final de la Copa de Campeones, en la que caerían ante el Bayern Munich de Beckenbauer. El partido fue, por decirlo suavemente, polémico. Por decirlo claramente, un robo a los ingleses. En la 81/82 volvió a descender, y regresaría en la 89/90 para vivir se segunda época de oro.

El Leeds United que todos recordamos

En la época de los 90 el Leeds United era un equipo de nombre en Inglaterra. Se había alzado con el título en la temporada 1991/1992, con un tal Eric Cantona en sus filas. El galo pronunció durante la celebración una frase que siempre quedará en la memoria de los aficionados del club: “Os quiero, no sé exactamente por qué, pero os quiero”. Semanas más tarde, Cantona ficharía por el Manchester United. En la temporada 1992/93 se instauró el sistema actual del fútbol inglés, la Premier League. Los expertos recuerdan a ese equipo como el último de verdad, como el último equipo sin fichas astronómicas que se alzó con un título. Jon Newsome, el jugador de la plantilla que más cobraba, apenas ganaba 400 libras a la semana. Ninguno de sus integrantes se pudo retirar gracias al fútbol. John McClelland, uno de sus defensas, es hoy cartero. Otro jugador, Mel Sterland, tuvo que vender su medalla de campeón para mantener a su familia. Esa liga que ganó el Leeds United fue la última conquistada por un entrenador inglés.

Eric Cantona destacó con el Leeds United antes de fichar por el Manchester United

Eric Cantona destacó con el Leeds United antes de fichar por el Manchester United

En los siguientes años lo más cercano que estuvo de la gloria fue en la 95/96, en la que alcanzaría la final de la Copa de la Liga, cayendo por un contundente 3 a 0 ante el Aston Villa. En la 98/99 terminó 4º y se clasificó para la UEFA, en la que caería en semifinales, a manos del futuro campeón, el Galatasaray. Esa temporada firmó un gran 3º puesto en la Premier, clasificándose así para la Champions League. En la 2000/01, finalizaron 4º en Premier y estuvieron muy cercanos a la gloria en Europa, al caer en semifinales ante el Valencia. En la 2001/02 alcanzó el 5º puesto en Inglaterra, el último año del equipo compitiendo por grandes cosas. En la 2002/03 se salvó del descenso en la última jornada, a la siguiente, caería a los infiernos.

En ese equipo jugaron nombres tan importantes como Ian Harte, Gary Kelly, Jonathan Woodgate, Lee Bowyer, Harry Kewell, Jimmy Hasselbaink, Alan Smith, Rio Ferdinand, Dominc Matteo, Robbie Keane, Marc Viduka o James Milner.

Kewell fue la última gran estrella del Leeds United

Kewell fue la última gran estrella del Leeds United

El Leeds United en la actualidad

La etapa actual empieza con un equipo roto económicamente, que vivió varios años por encima de sus posibilidades y, como tal, lo pagó. En octubre de 2003, denunció la federación inglesa pérdidas de 49,5 millones de libras. El total de la deuda de clubes era de 127 millones; 78 de ellos los debía el Leeds United. El equipo entró en 2007 en Administration, el equivalente al Concurso de Acreedores del fútbol español. A pesar de ello, llegó a luchar por la vuelta a la Premier en la temporada 2005/06, pero caería en el partido decisivo ante el Watford. En la siguiente, descendió a la Tercera División (Football League One). Hubiese conseguido su vuelta al primer intento, pero una sanción de 15 puntos por abandonar la Administration en condiciones poco claras, le obligó a jugar la promoción de ascenso. Caerían, y una vez más en la temporada 2008/09. Regresarían a la Championship League en la campaña 2009/10. Desde allí y libre de deudas, siguen intentando temporada tras temporada regresa a la Premier League, el lugar que merecen.

Mientras no lo consiguen, la entidad sigue manteniendo a su ruidosa y numerosa afición, que sigue llenando su estadio partido tras partido. Por algo Sir Alex Ferguson llegaría a declarar que Ellan Road “era la cancha más intimidante” en la que le había tocado jugar.