En Leicester ahora sueñan con la Champions

El pasado 25 de agosto en el Foro Grimaldi de Mónaco se sortearon los grupos que acogerán a los 32 equipos clasificados a la fase final de la UEFA Champions League. Como siempre la atención de los medios estaba centrada en los gigantes del fútbol europeo, saber el camino que tendrán los grandes favoritos al título y algún aspirante siempre es un plato apetecible. Sin embargo para los amantes del deporte rey este sorteo tenía un aliciente especial y era observar en qué lugar dejaba el azar al Leicester City, el campeón inglés.

El Leicester City es el equipo más querido de los 32 con una abismal diferencia, el romanticismo que desprende el equipo británico es irresistible. Todo el mundo se siente identificado con este equipo, un club que nos hace ver que los sueños se cumplen y que con esfuerzo se puede conseguir cualquier meta. En estos tiempos de absoluto pesimismo y miedo en una gran cantidad de ámbitos, estas experiencias, que van mucho más allá del fútbol, nos demuestran que debemos ser optimistas, que siempre hay esperanza, como digo, un mensaje altamente necesario en estos tiempos.

Entonces, ¿quién no quiere ver a los chicos de Rainieri conquistar Europa? En primer lugar habrá 3 aficiones en este inicio de competición que van a contestar a esta pregunta: Oporto, Brujas y Copenhague. Para empezar debemos decir porqué el Leicester ha tenido tanta fortuna, puesto que de todas las opciones esta es de las más favorables.

Vardy y Mahrez son claves para llegar lejos.

El Leicester es el principal favorito de su grupo. www.101greatgoals.com

Este año la UEFA cambió la estructura de los 4 bombos donde se encierra el futuro de los equipos. Años atrás estos bombos se rellenaban a través del coeficiente de la UEFA, siendo el 1 el de los clubes con mayor coeficiente y el 4 el de menos. Con este sistema las sorpresas y el romanticismo desaparecía, clubes de entidad menor si “campeonaban” en grandes ligas quedaban a merced de los gigantes, que sin merecerlo ocupaban plazas de privilegio sólo por su historia. Ahora el primer bombo contiene a los 7 campeones de las mejores ligas por el susodicho coeficiente: España, Inglaterra, Alemania, Italia, Portugal, Francia y Rusia; junto con el campeón de la pasada edición de la Champions. Este sistema premia el esfuerzo del año anterior y recompensa a los equipos que son campeones de aquellos que, aunque tengan mejor coeficiente, no hicieron tantos méritos. Los restantes bombos siguen el modelo anterior.

Una vez sabemos estas disquisiciones, nos ponemos a analizar las opciones reales del Leicester. Es un grupo ciertamente propicio para agarrar una de las dos plazas que dan el pase a los octavos de final, pero por otra parte para el Leicester se abre un nuevo escenario: ahora tienen un punto más de presión. Desde el inicio el equipo inglés se mostraba tranquilo, 0 presión puesto que es su primer año en estas lindes y probablemente nunca más se vean en una así. Todo sería bienvenido. Sin embargo esta nueva disposición en el grupo encuadrado los hace partir como favoritos y no clasificarse a octavos podría calificarse de fracaso.

En cuanto a los equipos que se van a interponer en su camino tenemos diferentes estilos y metas. El Oporto es el gran rival del Leicester, aunque no sea el Oporto de otros tiempos capaz de ganar 3-1 al Bayern de Guardiola, este equipo mantiene un buen nivel competitivo, demostrado con creces en la ronda previa ante la Roma. Si bien es cierto que ha perdido a grandes puntales, se ha renovado con jugadores de gran nivel y futuro próspero como André Silva, Danilo Pereira, Otavio, Rubén Neves y con jugadores de experiencia como Herrera, Casillas o Layún. Sin duda luchará hasta el final por la primera plaza.

El Oporto es el otro gran favorito.

Casillas es el referente de un Oporto renovado. www.elmundo.es

El Club Brujas es un clásico del fútbol europeo y gigante del belga. Siempre hay que tener un respeto a este tipo de clubes que no hace tanto suponían escollos para sus rivales, sobre todo en su estadio, el Jan Breydel. En esta preciosa ciudad se van a jugar gran parte de sus opciones de soñar con los octavos, aunque siendo realistas su posición real sería la de la lucha por el puesto que garantiza la Europa League. Esta situación tampoco pone luto a los belgas, son conocedores de que les ha tocado un buen grupo para ello. Como equipo se ha reforzado bastante bien, con Van Rhijn en el lateral derecho y con el ex del Villarreal Tomás Pina en la sala de máquinas. Su mayor problema será tener una solidez defensiva de garantías.

Copenhague será otra fabulosa ciudad a la que viajarán los aficionados del Leicester (en este aspecto van a hacer un tour por 3 ciudades bellísimas). Aquí veremos a un equipo cuyo rendimiento es una incógnita. Ya acostumbrado a estos partidos de Champions, los de Solbakken se congratulan de caer en un grupo así. Intuyo que su lucha será por la tercera plaza y que en ella cuentan con muchas papeletas para clasificarse, pero no cuentan con un equipo mucho más inferior que sus rivales, haciendo que luchen con más ahínco intentando hacer del Parken un fortín.

Como ven el Leicester City tiene una grandísima oportunidad para pasar a los octavos, ganando experiencia europea y retroalimentándose de una nueva ilusión. Ganar la Liga de Campeones es una tarea dificilísima, que se lo digan al Atlético de Madrid o al Valencia, pero el Leicester tiene algo, un brillo diferente. Fijándose en el Nottingham Forest los de Ranieri van a poner la mirada en Cardiff. Si hay ahora un equipo en el mundo capaz de hacer que tiemble la idiosincrasia de este poco emocionante fútbol moderno, en el que parece estar todo escrito, ese es el Leicester City.