Boogie Cousins fuera por la temporada

Desde el momento que DeMarcus Cousins colapsó en la duela al ser incapaz de apoyarse en su tobillo lastimado se temía lo peor: rotura del talón de aquiles. Horas después este temor fue confirmado. Es una horrible noticia para los Pelicans y para Cousins quien estaba teniendo su mejor temporada como profesional. Ahora ambas partes deben afrontar los escenarios que esta lesión de Cousins conlleva.

Qué supone la lesión de Cousins para Cousins

Boogie estaba teniendo promedios de 25.2  puntos por encuentro, 12.9 rebotes y 5.4 asistencias. Números que sólo 5 jugadores en la historia de la liga han conseguido. Si tomamos en cuenta sus 1.6 tapas y 1.6 recuperaciones por juego este grupo se reduce a 0. Nadie ha tenido una temporada como la que estaba produciendo Cousins. Su nombre se mantenía alejado de la conversación de MVP por el mediocre desempeño de los Pelicans y la mala fama del egresado de Kentucky.

Cousins es agente libre este verano y esperaba una oferta máxima de los Pelicans dependiendo de los resultados de esta temporada. La franquicia de New Orleans está desesperada por llegar a los playoffs, mostrar desarrollo y alejar a los buitres (Hola Ainge, Hola Morey) de Anthony Davis. Alrededor de cinco equipos tendrán espacio salarial este verano y por el momento solamente los Bulls y Lakers podrían hacer una oferta máxima. Tom Haberstroh, de Bleacher Report, publica un artículo nada alentador para el futuro de Cousins donde  expone el negativo historial de jugadores grandes al tratar de volver tras una lesión así. En épocas recientes podemos ver los casos de Kobe Bryant y Wesley Mathews, jugadores más livianos, quienes volvieron a la competencia pero no volvieron a rendir de la misma manera. Para empeorar el escenario, el tiempo de recuperación es de 10 meses, así que es posible que Cousins no pueda jugar inicios del 2019, una vez ya iniciada la temporada regular.


Qué supone la lesión de Cousins para los Pelicans

Los Pelicans han ganado 8 de sus últimos 10 partidos durante los cuales tuvieron el octavo mejor net rating de la liga y en ese mismo período la diferencia entre cuando Cousins juega y está en la banca es de 13 puntos por cada 100 posesiones. Básicamente pasan de tener la mejor defensiva de la liga a una de las peores cinco. El equipo estaba tomando ritmo y quizás más importante Anthony Davis no tenía que lidiar con todos los centros y pivots  noche tras noche, lo cual ayuda tremendamente a un jugador que ha tenido problema de lesiones.

New Orleans han tenido la el décimo calendario más difícil de la asociación así que les espera un ritmo más suave para terminar la temporada, pero van a depender más de jugadores como Moore o Cunningham para mantenerse en la zona de clasificación. Un descalabro de este equipo puede poner más presión sobre el estatus de Anthony Davis. Es bien conocido la fijación de los Boston Celtics por el joven de 24 años y aunque Davis, ni su gente, ha expresado disconformidad en New Orleans, es natural preguntarse hasta donde llega la paciencia y la fidelidad por los colores del equipo. Si los Pelicans pierden a Davis, entrarían a otro proceso de reconstrucción y con la latente amenaza de ciudades como Las Vegas y Seattle buscando entrar en la NBA, la franquicia sería un «víctima fácil».

Si Cousins no logra recuperar su nivel sería devastador para uno de las grandes talentos de la liga y para la organización de los Pelicans, quienes apostaron por un experimento contra la corriente al unir a Davis y Cousins, sería una pena que nunca puedan ver el resultado del mismo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *