The following two tabs change content below.
Fanático del baloncesto y de las pequeñas cosas que a los demás aburren. Fascinado por el lado oscuro de la NBA

Son de los bases más importantes de la liga y no están disponibles hasta los playoffs. En el mejor de los casos. Hoy hablamos de las consecuencias de la lesión de Irving y la lesión de Curry.

Momento de la última lesión de Curry

Momento de la última lesión de Curry

La lesión de Curry (o lesiones)

Stephen Curry se ha perdido más de 15 partidos por distintas dolencias en su tobillo derecho. La mayoría han sido torceduras menores, incluida una no tan menor que lo hizo perderse 11 partidos en diciembre. Curry no es ajeno a  estos problemas de tobillo, en el 2011 fue sujeto de una cirugía para fortalecer los ligamentos de la zona que estaban defectuosos debido a constantes torceduras. Este sábado se reportó que Curry se pierde al menos tres semanas por una torcerdura de grado 2. En realidad son buenas noticias, el equipo estaba preocupado de que la lesión de Curry fuera más grave.

No hay nada en riesgo en estas tres semanas para los Warriors. Su posición número dos en el Oeste está casi escrita en piedra. Además Klay Thompson y Kevin Durant se supone que volverán la semana siguiente. Una de las ventajas de tener a cuatro súper estrellas en su equipo es que cuando una de ellas no está disponible el equipo no sufre tanto, pero Curry es necesario para ganar el campeonato. La temporada pasada Durant se perdió seis semanas por una torcedura grado 2, claro está, todo cuerpo responde diferente y toda torcedura es diferente, pero los Warriors se deben estar preparando a la idea que estarán sin Curry durante parte de la primera ronda. A pesar del impacto de Durant en ambos lados de la cancha, Curry es el jugador con el mejor net rating del equipo (9.9 según stats.nba.com). El impacto que tiene el base sobre la defensa es impresionante. Sin la gravedad que genera los movimientos de Curry, la ofensiva de Stever Kerr es algo más sencilla de defender. La siguiente tabla muestra el EFG% del resto de estrellas cuando juegan con y sin Curry.

 Con CurrySin Curry
Kevin Durant64.365.4
Klay Thompson68.146.5
Draymond Green54.250.0

Podemos hacer este ejercicio con todos las estadísticas que deseen. Todos los números imaginables de estos jugadores bajan sin Curry en la cancha, siendo Thompson el que más sufre. Curiosamente los números de Durant en anotación se mantienen iguales e incluso su porcentaje de asistencias sube. Durant toma un papel más dominante en la ofensiva lo cual ayuda a balancear la pérdida del dos veces MVP.

Los Rockets han surgido esta temporada como una amenaza para los Warriors, no para unos Warriors completamente sanos y enfocados pero si se ven las caras en finales de conferencia y Curry no está al 100%, los liderados por D’Antoni podrían tener una ventaja. Recordemos que Curry se perdió parte de los playoffs 2016 y no llegó totalmente recuperado a las finales en las cuales perdieron contra los Cavs. Los Rockets están diseñados para enfrentar a los Warriors, su ofensiva es la primera en la liga y están en el Top 10 defendiendo el triple, protegiendo la posesión del balón y son el cuarto equipo que permite menos rebotes del rival cada 100 posesiones. Factores vitales para los Warriors. Si hay un equipo sin LeBron James que puede explotar la vulnerabilidades de los Warriors son los Houston Rockets.


La lesión de Irving

La lesión de Irving no ha sido su primera, ha tenido una dura temporada.

La lesión de Irving no ha sido su primera, ha tenido una dura temporada.

Cada novela y drama proveniente de Cleveland llegaba a Boston disfrazado de aires de esperanza para llegar a una final. La lesión de Irving les ha robado esa positividad. Irving se ha sometido a cirugía para aliviar molestares en su rodilla derecha y estará fuera entre tres y seis semanas. Este pronóstico nos dice que la próxima vez que veamos a Irving jugando será en la segunda ronda de los playoffs o la siguiente campaña. La verdad, los Celtics no están listos para contender para un título a pesar de la gran temporada que han producido y un lugar número dos en el Este. Su alineación titular cuenta con dos chicos menores de 21 años, su adquisición estrella se lesionó brutalmente en el primer juego de la temporada y continúan teniendo problemas manteniendo al rival alejado de los tableros. Pero estos Celtics son un equipo muy duro y están brillantemente guiados por Brad Stevens. La pequeña muestra de datos refleja que la ofensiva es lo que realmente colapsa sin Irving, pasan de 111.7 puntos cada 100 posesiones a 103.4, lo cual significa para de ser una ofensiva Top 10 a algo similar a lo que los Suns llaman baloncesto. Sin Hayward, Irving es el único jugador de la planilla capaz que generar espacio para crear tiros a canasta. Jayson Tatum y Jaylen Brown tienen la capacidad pero aún no están ahí y que los dioses del baloncesto bendigan a Terry Rozier, pero el no es el llamado a llenar ese vacío. No se puede subestimar el impacto y liderazgo del dominicano Al Horford que ha mantenido la defensiva intacto aún sin el también lesionado Marcus Smart.

La latente amenaza de LeBron James es obvia. En siete años LeBron James sólo ha perdido cuatro series de playoffs y ninguna en la conferencia Este. Quizás este sea este año, quizás no. Quizás los Raptors logren exorcizar los demonios de playoffs pasados y llegar a la final. Quizás no. Los Celtics prefieren que la lesión Irving tome el tiempo necesario para recuperar – y ni se hable de Hayward -, ya que este año ya están jugando con un superavit en relación a las expectativas.