Las lesiones en la NBA, a la altura de una epidemia

Lesionados en la NBA 17/18: Cousins, Hayward, Butler y Porzingis.
The following two tabs change content below.

Andres Weiss Sanchez

Vigués, amante de la NBA. Mi ídolo se llama James Naismith, y sigo la NBA desde que Ginobili tenía pelo. De la religión del 23, Michael Jordan y LeBron James.

Desde que arrancara la temporada el 17 de octubre de 2017 (y de paso se llevara la primera víctima de la temporada) la Liga ha sufrido grandes cambios en muchos aspectos. Desde reestructuraciones totales en diversos equipos, como Cleveland, el intento de Charlotte, o Griffin con Drummond en Detroit; a problemas entre árbitros y jugadores, con la primera expulsión en la carrera de LeBron, o la reunión entre ambos colectivos; o el nuevo formato del partido del All-Star. Pero el gran tema de conversación en estos últimos 6 meses de competición han sido las lesiones en la NBA, y cómo se han ido llevando a gran parte de las estrellas de la Liga, que han ido cayendo como si de piezas de dominó se trataran. Vamos a repasar el tema de los lesionados en la NBA.

Curry ha sido un habitual entre los lesionados en la NBA esta temporada.

Curry ha sido un habitual entre los lesionados en la NBA esta temporada. goldenstateofmind.com

Actualmente, hay poco más de 80 jugadores lesionados entre dudosos, y seguros, que ocupan las enfermerías a lo largo de todo el país, lo que supone que hay una media de 3 jugadores inactivos por conjunto. Y esto tiene una gran importancia porque no sólo supone la pérdida de jugadores franquicia, si no también acorta las rotaciones y en equipos donde el banquillo tiene mucha importancia esto puede ser determinante (véase Milwaukee sin Brogdon y Dellavedova, San Antonio, o incluso Golden State estas últimas semanas).

Y para tratar este tema, voy a dividirlo en dos partes: en la primera comentaré grandes lesionados en la NBA de manera “grave” esta temporada, incluyendo las lesiones más sonadas o con más influencia en las opciones de sus equipos; y en segundo lugar trataré de discernir las posibles causas tantos lesionados en la NBA esta temporada y el motivo de el aumento significativo de la cantidad de lesiones en la Liga.

Lesionados en la NBA: estrellas “abatidas”

Esta temporada el número de grandes estrellas del cosmos planetario de la Liga que han sufrido lesiones graves o importantes ha sido muy numeroso, por lo que basándome en un criterio que reúne la importancia del jugador para lograr los objetivos del equipo, el momento de la lesión y la gravedad, comentaré 4 o 5 jugadores, comenzando por Gordon Hardaway.

Dejar al ex de los Jazz fuera de esta lista me parecía algo fuera de lo lógico, ya que su fatídico momento tuvo lugar en el partido inaugural contra los Cleveland Cavaliers, y porque la historia de los Celtics esta temporada sería muy diferente si no se hubiese lesionado. Corría el minuto 5 de partido, y los Cavs perdían 9 a 12 en lo que era el primer cuarto del campeonato, cuando Hardaway saltó para coger (o finalizar) un pase imposible de Kyrie Irving que acabó con él en el suelo, el tobillo fracturado y su temporada (con un 99% de posibilidades) acabada. Con un diagnóstico inicial de tobillo fracturado y tibia desplazada, y un tiempo de recuperación de casi toda la temporada, nunca se llegó a dictaminar que se hubiera acabado: los adjetivos eran “unlikely”, muy difícil, poca certeza… pero sí se daba a entender que no volvería a jugar. A pesar de ello, y como se está viendo estas últimas semanas, la esperanza no ha abandonado Massachusetts, y evidentemente todo es posible.

Hayward cayendo, el momento previo a la tormenta, fue el primer gran damnificado entre los lesionados en la NBA.

Hayward cayendo, el momento previo a la tormenta, fue el primer gran damnificado entre los lesionados en la NBA. sportsnet.ca

El siguiente jugador importante en la línea sucesoria (sin orden cronológico) es Kristaps Porzingis, que se lesionó el 6 de febrero en un encuentro contra los Bucks, y que debido a romperse el ligamento anterior cruzado de su rodilla izquierda, y a una operación exitosa que tiene de 10 a 12 meses de plazo de recuperación, se perderá lo que resta de temporada, y con suerte empezará a jugar poco antes del All Star de Charlotte en 2019. Previsiones descorazonadoras para los intereses de unos Knicks que vagan por tierra de nadie (pocas posibilidades de conseguir un pick alto de Draft) y que tienen un récord de 1 victoria y 12 derrotas desde la lesión del letón. Una pequeña muestra de lo que es Porzingis para los neoyorquinos.

Kristaps Porzingis, acompañado al vestuario, otro de los gravemente lesionados en la NBA 2017/18.

Kristaps Porzingis, acompañado al vestuario, otro de los gravemente lesionados en la NBA 2017/18. newyork.cbslocal.com

Y de Nueva York a Nueva Orleans, y de Kristaps a DeMarcus. Cousins era uno de los principales candidatos a entrar en la conversación de quién está en el top-5 de mejor jugador de la temporada, y estaba llevando, junto con AD, a los Pelicans en volandas a recuperar el juego de pintura y los grandes pívots dominantes, hasta que se rompió el Aquiles (lesión fatídica para pívots de su tamaño, pero con antecedentes que invitan al optimismo). El equipo de Louisiana se quedó con “La Ceja” como cabeza de cartel del Carnaval de los PlayOffs del Oeste, mientras que para Cousins la lesión supuso un posible peligro o traba para su renovación (aunque en NOLA le quieren el resto de su carrera) o un posible contrato máximo este verano en la Agencia Libre. Aun así, los mensajes e indirectas de la franquicia dan a entender que si ambas partes se entienden, la situación continuará igual la próxima temporada.

Cousins, clave entre los lesionados en la NBA.

Cousins, clave entre los lesionados en la NBA. si.com

Y aunque “Boogie” era importante para los pelícanos, Davis está consiguiendo solventar el marrón y llevar, junto a Holiday, Moore y Mirotic, a los Pelicans a pelear por la ventaja de campo en 1ª ronda, sin bajar las prestaciones o esperanzas que tenían antes de la lesión del ex de Sacramento. Y esto es algo que Minnesota no está consiguiendo desde la lesión de Jimmy Butler en el menisco de su rodilla derecha, porque Thibodeau ha visto cómo caían de la 3ª a la 6ª plaza de la Conferencia, cómo se ponían a menos de 2 partidos del 9º, y cómo su rotación de 8 jugadores se veía mermada considerablemente con la marcha de Shabazz Muhammad sumada a todo el proceso. Y esto unido a que Jimmy Butler era el jugador más importante del equipo (líder en puntos, robos y tiros efectuados), y el más utilizado de la Liga, con 37 minutos de media por partido. Este hecho, a pesar de que les estuviera llevando a una posición elevada, ha afectado a las piernas y la forma de Butler, que incluso pidió a Casey que no le sacara en el All Star por fatiga, y que ahora ha acabado siendo un arma de doble filo para los Minnesota Timberwolves.

El dolor inicial de los lesionados en la NBA, con el testimonio de Jimmy Butler.

El dolor inicial de los lesionados en la NBA, con el testimonio de Jimmy Butler. usatoday.com

Y el último de esta lista de estrellas es Kawhi Leonard, al que ya dediqué dos artículos en lo que va de temporada centrándome en su lesión (uno en noviembre, y el otro hace unas semanas), una tendinopatía “nunca vista” según Popovich, y que le ha “permitido” participar únicamente en nueve encuentros, además de minarle la moral hasta el punto de tener el alta pero no jugar por indecisión, además de no saber con certeza su fecha de vuelta, como se está comprobando esta semana: iba a volver para los PlayOffs, después se adelantó para finales de mes, tras esto “Pops” dijo que podía ser que no volviera, después se confirmó su vuelta contra New Orleans, y la última información es que se seguirá analizando su recuperación con esperanzas de volver (que es un rotundo no a su vuelta contra los Pelicans). Un auténtico quebradero de cabeza que no ayuda a la situación de los Spurs, empatados en el 8º puesto pero fuera de PlayOffs por haber perdido su casillero particular contra Utah, y con el calendario más complicado de la Liga por delante.

“Bonus track”: no podemos olvidarnos del caso de Markelle Fultz, que ya “vuela” (literalmente) en los calentamientos de los Sixers pero que no ha vuelto a jugar desde octubre y ha cambiado su mecánica, e incluso mano de tiro, varias veces desde entonces por problemas en el hombro, y que por la poca información que da la franquicia y lo que se ve en redes no se puede asegurar si volverá esta temporada, en los PlayOffs o se reservará para la Summer League de Las Vegas de este próximo verano.

Causas de las lesionados en la NBA

Y finalmente, para las causas hay una gran lista que podríamos hacer, aunque yo me voy a quedar con un par de claves: el nivel físico, los minutos, y la cantidad de partidos por un lado; y la mala planificación de la pre-temporada, y el bajo nivel de preparación y entrenamientos por el otro. Porque algún motivo tiene que haber si los jugadores, aún con mejor físico que en épocas anteriores, con mejor cuerpo técnico y equipo de médicos/fisioterapeutas, y con mayor IQ y descanso entre partidos (aunque parezca que no es así, hace 20 años la liga empezaba en noviembre y acababa a mediados de abril, es decir, comprimía los 82 partidos en un menor plazo de tiempo), se lesionan con tanta frecuencia y, más preocupante aún, con tanta gravedad.

Si queréis dejad alguna causa o algún jugador relevante que se me haya quedado en el tintero en los comentarios, que este tema da para hablar largo y tendido sobre él, y aún así no llegar a una conclusión certera. Porque la NBA está plagada de lesiones, y va a ser muy difícil acabar con ello si no se encuentra y elimina el problema de raíz.