Levante y su montaña rusa

Las últimas temporadas Levante se está acostumbrando a un peligroso sube y baja que no debe causar ninguna gracia en los alrededores del estadio «Ciudad de Valencia». Transcurrida la primera mitad de la temporada, el conjunto granota vuelve a mirar los puestos de descenso peligrosamente cerca.

En estos momentos está fuera de la zona roja tras salva in extremis un empate en Riazor, en un partido que fue perdiendo por 2-0 y que le tuvo durante 84 minutos en descenso.

La actual temporada comenzó con el pie derecho para el conjunto granota, victorias ante Villarreal y Real Sociedad . Empate en el Santiago Bernabéu, 8 puntos en las primeras 5 fechas invitaban a ser optimistas con el torneo que iba a realizar el Levante. En la fecha 12 victoria ante UD Las Palmas 2 a 0, a partir de ese momento todo se torció. Apenas 2 goles en las últimas 8 fechas hablan a las claras de un equipo que se cayó en lo futbolístico y en lo anímico.

Juan Ramón López Muñiz, entrenador del Levante.
Juan Ramón López Muñiz, entrenador del Levante.

Los aficionados levantinos ya vieron esta película, pero desean que el final sea diferente a la temporada 15-16, ahí el equipo finalizó último con 32 unidades con 8 victorias, 8 empates y 22 derrotas. Ni Lucas Alcaraz en primera instancia, ni Rubí luego, pudieron evitar el descenso.

Siguiente temporada Levante realizó una campaña espectacular en segunda división. Campeón cómodo con 14 puntos de ventaja sobre el segundo en la tabla Girona. El equipo de López Muñiz desplegó un fútbol de alto vuelo en la Liga Adelante, con 25 victorias y apenas 8 derrotas. En sus filas tuvo al goleador del torneo y al portero menos vencido. Un auténtico campañón.

Descenso, ascenso y nuevamente jugando con fuego en la zona baja. Lindo partido nos espera el sábado en Riazor. Falta mucho pero la afición granota querrá despejar esos nubarrones grises ahora mismo porque lo que más desean es asentarse en Primera y dejar por un tiempo esa montaña rusa de locura.

Deja un comentario