Los Ángeles Lakers y su arma de doble filo: ¿LeBron James de base?

LeBron James se enfrenta a un nuevo reto en su carrera: ser el base de los Lakers.

Las especulaciones giran alrededor de la franquicia angelina. Recientemente se ha supuesto la táctica que llevaría a LeBron James en el puesto de base. No es ninguna novedad reconocer que el 23 de Lakers es uno de los mejores generadores de juego en la historia del baloncesto, pero, ¿arriesgan los de Frank Vogel?

Debemos analizar la repercusión que tendrá sobre el juego del Rey su cambio de posición.

¿Qué supondría ver a LeBron James de base en los Lakers?

Independientemente de gustos personales, LeBron es de los jugadores con mayor IQ que ha visto la NBA. Su potencia física condiciona la defensa rival, añadiendo su visión de juego, predilecto por los tiradores liberados en las esquinas, y especialmente las transiciones. El año pasado pudimos disfrutar de unos Lakers más veloces, más potentes en transición. Y gran parte de culpa la tiene LeBron James.

No es sencillo analizar el juego de LeBron James, ya que no es un especialista en ningún campo. Es un conjunto. Hablamos de uno de los mejores anotadores de la historia, superando la pasada temporada a Michael Jordan. Su regularidad y capacidad anotadora le permiten portar dicho distintivo. Tampoco es un generador de juego como tal, es un término más amplio. Desde que aterrizó en la NBA se llevan a cabo sistemas a su alrededor, un modo de juego único y ambicioso por ser el mejor allá donde juegue. Con LeBron amasando la pelota y ayudado tácticamente brindó dos anillos a Miami Heat y otro a Cleveland Cavaliers.

A continuación surge la duda: todos los logros fueron en su época prime, ¿lo mantendrá con 34 años (35 en diciembre), después de 17 temporadas en la NBA? Su capacidad individual nos impide dudar del rendimiento, pero jugar todo el panel ofensivo a James de base puede considerarse un riesgo.

¿Cómo funcionará la rotación Laker con James como base?

En sus primeros años de liga, LeBron no tenía un roster acorde para llegar lejos, no llegaron a ser All Star y su juego como pasador apenas progresó. Dwyane Wade en Miami y Kyrie Irving en Cleveland escudaron al Rey, donde su papel de generador de juego progresó sin presión, pues no era su papel en la franquicia. En Los Ángeles Lakers, Anthony Davis es un finalizador, no generador. DeMarcus Cousins podría secundar en el papel de generador, es un » center guard».

El periodista Chris Haynes apuntó que Danny Green será el acompañante de LeBron en el backcourt. Existe una diferencia entre el papel que ha desempeñado James en sus equipos, y el de jugar en la posición de base, cambia totalmente el término. El Rey ha jugado siempre como generador, pero jamás desde la posición de base, salvo casos excepcionales. Green es un 3&D que no necesita jugar con el balón en las manos constantemente, tirador muy rápido, especialista en el «catch and shoot».

El propio Haynes afirmó que, a priori, JaVale McGee será el pívot titular junto a Anthony Davis, lo que releva a la segunda unidad dos generadores de juego: Rajon Rondo y DeMarcus Cousins. El papel de Alex Caruso y Quinn Cook difiere de la realidad en el puesto de base. Caruso tiene mucho desparpajo para atacar el aro de manera agresiva, y Cook como amenaza exterior con buen bote, pero no son bases puros.

¿Será el puesto de base un problema para los Lakers 2019-20?

Si hubiésemos juntado a LeBron James y Rajon Rondo en el mismo equipo hace diez años el panorama de la liga hubiese cambiado muchísimo. Pero la realidad es que Bron cumple 35 años en diciembre, y Rondo 34 en febrero. El nivel físico de ambos es decadente, especialmente el del ex-celtic, lastrado por las lesiones, junto a la sufrida por James el año pasado, la más grave de su carrera.

LeBron James y Rondo, bases de los Lakers 2019-20.

LeBron James, nuevo base de los Lakers. Vía: Lakers Nation

Traer a otra estrella que requiera tanto la pelota hubiese cambiado el panorama, ya que liberaría la carga de balón del Rey. Finalmente, dicha estrella no llegó, pero llegó el anteriormente mencionado center-guard DeMarcus Cousins, con gran capacidad de pase y de lectura del juego, lo que puede brindar a Frank Vogel numerosas alternativas en ataque a la dirección de James.

La predilección de LeBron James por realizar ataques denominados «drive and kick«, que permite al Rey obtener ventaja física en penetración, lo que obliga a la defensa a ofrecer ayudas que liberan jugadores en las esquinas. En cada equipo por el que ha pasado se rodeó de tiradores para explotar dicho sistema, y reluce las virtudes del «23». En su primera temporada en Lakers superó el 40% en asistencias. Interesante dato recordando sus declaraciones al llegar a la franquicia, donde demandaba tener menos balón.

Rondo es uno de los mejores pasadores de la historia. Su técnica y visión de juego son únicas en el juego, tiene una mentalidad trabajadora que le ha consagrado como una leyenda. La pasada temporada promedió 8 asistencias en 30 minutos de media por partido, cuando el juego de Walton era estático y sin tiradores. Junto a Cousins (uno de los mejores centers pasadores), quien puede ejercer como falso base, jugar el pick&roll dirigiendo o arrancar las transiciones. Su capacidad de bote le permite ser ágil en dichas situaciones.

¿Deben buscar los Lakers un generador de juego en el mercado?

Deberían hacerse con un generador durante el transcurso de la temporada, vía traspaso o agencia libre por el mínimo. Algo que escasea en la actual agencia libre, por lo que dudamos que Rob Pelinka vaya a rastrear el mercado en su búsqueda. El rol de Frank Vogel será esencial, ya que en Indiana sacó provecho en generación de juego sobre Paul George, Lance Stephenson o Roy Hibbert.

LeBron ante su nueva faceta en los Lakers: pasador.

LeBron ante su nueva faceta: pasador. Vía: foxsports

Basándose en la fluidez del juego, en la importancia de generar sin balón, quiere basar todo en el papel de LeBron James. Vogel posee estrellas interiores con las que jugar pick & roll (Anthony Davis y DeMarcus Cousins), grandes anotadores sin amasar balón (Kyle Kuzma), tiradores efectivos (Danny Green, Troy Daniels, Quinn Cook o Avery Bradley) y otro generador (Rajon Rondo).

Con los ingredientes sobre la mesa, explotar la capacidad pasadora de James sería un éxito de los Lakers, dependiendo del desgaste físico que provoque al Rey, quien seguirá superando los 20 puntos por partido. Si la franquicia angelina quiere tener opciones de llevarse el anillo, no les compensa exprimir a un LeBron James con 34 años, que debería darse en abril.

Lo que necesitan los Lakers con mayor urgencia es que Kyle Kuzma explote como un anotador regular, y que Vogel diseñe sistemas alrededor de Davis y del propio Kuzma, para facilitar el trabajo físico de LeBron.

El apartado físico de Rondo, la grave lesión que sufrió LeBron el pasado curso y el nivel que pueda mostrar Cousins son las grandes incógnitas de los nuevos Lakers, quienes se arriesgarán en exceso con el cambio de posición del Rey, pudiéndoles salir bien, o no.

¿Quieres reservar nuestra guía NBA 2019-20 con el análisis de las 30 franquicias?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *